Cultivo del tomate – Aprende a obtener semillas, cuidar, podar y cosechar

El cultivo del tomate, planta cuyo nombre científico es Solanum lycopersicum, y  que anteriormente era conocido como Lycopersicon esculentum, es una de las variedades de fruta más cultivadas a nivel mundial. Llegando a ser muchas las especies que podemos encontrar alrededor del mundo, variando en forma, tamaño, color y sabor. Un alimento muy popular y que muchas personas se han preguntado ¿cómo plantar tomates?, pregunta a la que te responderemos mediante algunos consejos a tener en cuenta en la siembra del tomate.

Guía de variedades y cuidados para el cultivo del tomate

Características del tomate

La siembra de tomate se realiza principalmente en América Central, los Andes, y México. En estos lugares ha sido cultivada desde mucho antes de llegar a Europa en el siglo XVI.

Una planta que en sus inicios era cultivada como planta ornamental, ya que inicialmente se creía que no era apta para el consumo humano. Esto se debía a su familiaridad con las plantas belladona (Atropa belladona), donde se podía encontrar plantas tóxicas. 

Como plantar tomates

Si bien actualmente se pueden consumir, lo que sí es un hecho es que las hojas de esta planta pueden contener alcaloides tóxicos, como la tomatidina y solanina, así como también los frutos inmaduros, pero en menores cantidades. En general el consumo de tomates verdes no causa intoxicación, pero es esencial tener cuidado, ya que las grandes cantidades si pueden ser causantes de intoxicación. 

Si bien diversas entidades encuentran a estos alcaloides como tóxicos, estudios también sugieren que un consumo moderado de tomatina puede ser beneficioso para la salud, pero, por lo general, cuando el tomate madura, estos alcaloides suelen desaparecer.

El tamaño de la fruta de la planta de tomate, es muy variado, ya que se puede encontrar frutas muy pequeñas, con un tamaño de 5 mm de diámetro,  hasta aquellas de tamaño más grande, llegando a  medir más de 10 cm.

Esta planta tiene frutos de diferentes formas entre las que se incluye redondas, ovales, oblongas, angulares, forma de pera y huecas que se asemejan mucho a los pimientos. En cuanto a su color, este varía desde amarillo, naranja, rosa, blanco, crema, púrpura y verdes cuando están maduros, hasta especies bicolores.

Tipos de Cultivo – Variedad determinada vs Variedad Indeterminada

La principal característica que varía en el tomate es su hábito de crecimiento, teniendo un tipo de cultivo que es de hábitos de crecimiento de corto período o determinado; y otros tipos con un hábito indeterminado de crecimiento, este último puede crecer por varios metros, llegando a ser necesario amarrar las ramas para seguir con la producción de frutos. Además de estos hábitos principales, también existen plantas de tomate con hábitos intermedios, es decir crecen hasta el punto de necesitar ser amarrados, pero llega a ser un crecimiento limitado. También existen variedades enanas que tienen la particularidad de ser plantas muy pequeñas. Sin embargo, las variedades determinadas e indeterminadas son las más usadas.

El tomate de variedades determinadas se caracteriza por ser una planta más compacta y arbustiva, por lo tanto no requiere de una poda y en tutorado. Su periodo de floración es específico, llegando a recolectarse toda la cosecha en un solo periodo. Estas variedades son perfectas para cultivar en macetas. Algunas variedades a mencionar son el río grande, roma y Cherry Gold Nugget.

Por otro lado, las indeterminadas llegan a crecer ilimitadamente, por lo tanto llega a ser requerido de la poda y el entutorado para guiar su crecimiento. Los frutos en este caso nacen de manera escalonada, algo muy apreciado de manera comercial. Se puede mencionar variedades como la marmande, mucha miel y green zebra.

ES muy importante conocer el tipos de tomate antes de conocer como plantar tomates
Es muy importante conocer el tipos de tomate antes de conocer como plantar tomates

Consejos previos a tener en cuenta sobre cómo sembrar tomate

¿Cuándo plantar tomates?

A pesar de ser cultivada alrededor del mundo entero, estas no son capaces de soportar temperaturas extremas. Llegando a ser importante que en lo que se refiere a cómo plantar tomates sepamos que su fruto no crecerá bien expuesta a temperaturas por debajo de los 16 °C durante el día. Asimismo, su crecimiento se deteriora en temperaturas por encima de los 28 °C. 

Se puede decir que esta planta crece bien a una temperatura de entre 20 ° C hasta los 26 ° C con una variación de temperatura entre el día y la noche. En regiones con temperaturas extremas, generalmente se necesita de invernaderos para poder sembrar tomates.

Un punto a tener en cuenta en lo que se refiere a cómo sembrar tomates es que esta planta crece mejor en condiciones de baja humedad. Esto se debe a que la alta humedad favorece a la aparición de enfermedades y plagas.

Otro consejo a tener en cuenta es que esta planta crece y es más productiva cuando tiene mejores condiciones de iluminación, teniendo luz solar directa durante al menos dos horas al día.

¿Qué terreno utilizar para el cultivo del tomate?

El tomate llega a ser tolerante en lo que se refiere al suelo donde va a ser cultivado, solo se debe cuidar que este no sea arcilloso y propenso a la inundación. Dando mejores resultados en aquellos terrenos de suelo fértil, bien drenado, rico en materia orgánica y un pH de entre 5,5 y 7.

Actualmente, también se sabe que se puede cultivar tomate en invernaderos sin el uso de suelo natural. Como por ejemplo, el suelo artificial, sistemas hidropónicos y aeropónicos.

¿Cómo regar la siembra de tomate?

Un consejo a tener en cuenta en esta guía sobre cómo plantar tomates es que el riego se debe realizar al ras, con el fin de mantener el suelo húmedo, sin llegar a crear charcos de agua. En el agua de riego se recomienda incorporar un abono líquido en las dosis indicadas en el envase, generalmente, cada 20 días.

¿Cómo obtener semillas de tomate?

Si bien la siembra comercial o más profesional requiere de la utilización de semillas obtenidas de viveros calificados, en caso de querer practicar con tomates de supermercados (no te garantizamos un desarrollo óptimo) o tengas tu propio cosecha de tomates puedes obtener las semillas de una de estas hortalizas que tengas a mano.

Al elegir el tomate para extraer las semillas se recomienda elegir alguno que esté maduro, tenga buena apariencia y que no tenga signos de deterioro por plagas.

Una vez elegido el tomate, se corta por la mitad y con la ayuda de una cuchara se obtiene las semillas. Mete las semillas en un recipiente desinfectado y almacénalas por 3 o 4 días en un lugar oscuro, moviendo el recipiente una vez al día. En zonas cálidas, en el recipiente se debe incorporar un poco de agua.

Pasado este tiempo, con la ayuda de un colador, la mano y agua, limpia las semillas de la capa gelatinosa que las rodea. Déjalas escurrir y seca en papel periódico por 3 días, evitando que estén expuestas al sol directo, para que puedas sembrarlas.

¿Cómo plantar tomates paso a paso?

Las semillas de tomate pueden ser sembradas directamente in situ o utilizando vasos semilleros o bolsas de plástico o papel, con unos 10 cm de altura y 7 cm de diámetro. Se debe colocar entre dos a cinco semillas en cada contenedor, con una profundidad máxima de 1 cm, dejando posteriormente solo una o dos plantas por recipiente. En caso de elegir 2, deja pasar algunos días para mantener solo aquella planta más vigorosas. El trasplante se lleva a cabo cuando han pasado 21 días de su siembra.

El espacio recomendado en lo que se refiere a cómo plantar tomate puede variar según la variedad cultivada y las condiciones de crecimiento. Las plantas con hábito indeterminado se pueden cultivar con una separación de entre 50 a 160 cm. Los cultivos con hábito definido,  pueden ser cultivados con una separación de 50 cm a 100 cm entre plantas. Y, finalmente, aquellas plantas enanas pueden ser plantadas con una separación de 30 cm entre plantas.

Generalmente, en variedades determinadas, la siembra en campo abierto se realiza de manera lineal, en surcos distanciados a 1,2 a 1,6 metros y 35 a 50 cm entre plantas.

También existen métodos para plantar tomates en nuestros hogares. Generalmente, plantadas en macetas, jardineras, macetas colgantes, bolsas de plástico con tierra y otros recipientes. Sin embargo, la variedad elegida debe adecuarse al tamaño del contenedor a utilizar, llegando a recomendarse la utilización de variedades determinadas. En grandes macetas se pueden cultivar una gran variedad de plantas, si no es que todas, pero su tamaño y productividad puede verse limitada. 

También existen cultivos enanos que pueden ser cultivadas en vasos relativamente pequeños, que, además de producir fruta, son ornamentales.

Cuidados de la planta de tomate

Son muchas las variedades de tomate con un crecimiento indeterminado y necesitan ser cultivadas mediante tutoramiento. Este proceso se debe hacer mediante el amarrado de la planta a una cerca o varillas en forma de X o pergolas cada 10 a 15 días. La altura mínima para ser amarradas es de 150 cm (generalmente esto se hace a los 2 m). En estas plantas, se puede ver como las flores y frutos aparecen continuamente a lo largo de la rama. También es importante remover aquellos brotes laterales semanalmente, para así mantener un crecimiento lineal hasta que la planta alcance la altura máxima del soporte.

En los cultivos de tomate de crecimiento determinado no es necesario el tutoramiento y tampoco se debe remover los brotes laterales, dado que las nuevas ramas son las que producen flores y frutos. Estas plantas son más compactas y ramificadas.

Los cuidados para los cultivos con características intermedias son los mismos utilizados para aquellas plantas de crecimiento indeterminadas.

Por último, un paso importante en lo que se refiere a cómo plantar tomates es retirar plantas invasoras, ya que compiten por recursos y nutrientes.

Poda de formación variedades indeterminadas y semideterminadas

Esta poda se realiza a los 20 a 30 días de realizado el trasplante del almácigo. Esta poda consiste en dejar 1, 2 o 3 tallos por planta; generalmente, dependiendo de la variedad, se deja el tallo de mayor grosor y el tallo que se ubica debajo de la primera inflorescencia, buscando formar una V con los tallos. También se eliminan aquellos tallos y hojas viejas ubicadas por debajo de la inflorescencia.

Una práctica importante, ya que mejora la ventilación del tomate, facilita el aporcado y ayuda en la realización de otras labores culturales.

Poda en forma de V del tomate
Poda en forma de V de dos ejes del tomate

Poda de brotes axilares

Se realiza cada 15 días y consiste en eliminar los brotes axilares o yemas para que el tallo principal se desarrolle óptimamente.

Poda de hojas o deshojado

Se eliminan las hojas viejas o enfermas. Esta poda ayuda a mejorar la ventilación y reducir la humedad, previniendo la aparición de patógenos. En caso de observar que la planta tiene demasiado follaje, se deshoja la parte media de la planta. Es importante siempre tener cuidando de que queden tres hojas por encima del racimo de frutos.

Despunte

El despunte o poda apical se realiza para detener el crecimiento de la planta de aquellas variedades indeterminadas. Se realiza entre el sexto y octavo racimo floral, dejando unas dos o tres hojas por encima del último racimo floral.

Cosecha del tomate

El inicio de la cosecha depende del tipo de tomate utilizado y a las condiciones de cultivo. Por lo general, la cosecha de los tomates empieza en las 7 u 8 semanas después de ser sembrados. Aunque existen cultivos donde la recolección se produce a las 10 a 16 semanas (generalmente son aquellos cultivos grandes).

Las frutas deben ser recogidas cuando están completamente maduras, ya que la concentración de azúcar será mayor si la fruta permanece en la planta hasta que madure por completo.

Las plantas de tomate son perennes. Es por esta razón que si las condiciones de vida son adecuadas pueden producir fruta durante algunos años. Sin embargo, esto se aleja de la realidad, ya que para la obtención de frutos de calidad solo se cultiva por unos meses para luego ser retiradas.

Share on:

2 thoughts on “Cultivo del tomate – Aprende a obtener semillas, cuidar, podar y cosechar”

  1. Excelente me gusta toda la información de plantar ahora tengo un proyecto de sembrar cebolla en san juan de los morros estado Guárico Venezuela cualquier ayuda técnica será bien recibida gracias

  2. Muy explícitos sus consejos sobre la siembra y cultivo del tomate.

    Los voy a poner en práctica y así ahorrar un dinerito.Espero seguir en contacto

    Gracias

Comments are closed.