Perifollo – Aprende a plantar y cuidar esta hierba aromática

El perifollo, llamado científicamente Anthriscus cerfolium, es una planta herbácea anual originaria del Cáucaso, planta muy emparentada con el perejil. Es más, esta planta aromática, junto con el perejil, el estragón y el cebollino conforman lo que se conoce como el grupo de las hierbas finas. Sigue leyendo para que aprendas cómo plantar perifollo.

Aprende a plantar y cuidar el perifollo

El perifollo es una planta que puede llegar a medir 80 cm de altura, aunque generalmente mide unos 40 cm. Sus hojas están tripinadas, recortadas en lóbulos lanceolados y algunas pueden estar rizadas. Sus flores son blancas y pequeñas, y sus frutos poseen forma oblonga. Esta planta emite un aroma placentero, que se asocia a su sabor, el cual se considera una mezcla entre anís y perejil.

El cultivo del perifollo requiere una serie de aspectos relacionados con el área de cultivo, la siembra, asociaciones, cuidados, cosecha y entre otros. A continuación, trataremos cada uno de estos puntos.  

Requisitos del cultivo del perifollo

En principio, para cultivar correctamente al perifollo debes tener en consideración los siguientes requisitos:

Tipos de suelo

El suelo ideal para plantar el perifollo es un suelo de buen drenaje, abundante en materia orgánica y un pH ácido que oscile entre 6 y 7. Esta planta también puede ser cultivada en macetas.

Clima

El perifollo necesita idóneamente un clima que no sea muy seco. En caso de cultivar en un clima de baja humedad, se debe buscar que crezca en un área con semisombra, ya que el sol puede ser intolerable para la planta o puede provocar que se espigue excesivamente.

Esta planta puede sobrevivir a climas fríos, por lo que puede ser sembrada sin importar la época del año. No obstante, muchas veces se recomienda sembrarla durante la primavera o el verano.

¿Cómo y cuándo sembrar perifollo?

Las semillas del perifollo se deben sembrar en surcos lineales distanciados de 25 a 40 cm. Si tu deseo es recolectar esta planta durante el verano, sus semillas deben ser sembradas durante los primeros días de primavera. En cambio, si deseas recolectar durante el invierno, debes sembrar a finales de la época estival.

Riego

Entre los cuidados del perifollo se debe mencionar que demanda un riego continuo para prevenir el espigado de la planta, manteniendo el porcentaje adecuado de humedad. Por ello, si el perifollo es sembrado en una región cálida se debe aumentar la frecuencia y duración del riego. 

Asociaciones

La asociación más usada al plantar perifollo son los cultivos del tomate y la lechuga.

Plagas y enfermedades

Las principales plagas que degradan al perifollo son los pulgones, hongos y caracoles, atraídos generalmente por el exceso de humedad. Debido a que las enfermedades provocadas por estas plagas se han convertido en un problema común en los cultivos de perifollo, te explicaremos cómo erradicarlas:  

Pulgón

Aunque el pulgón no es una plaga común del perifollo, es una amenaza que tienden a aparecer cuando se realiza un riego desmedido de los cultivos y cuando se produce un exceso de nutrientes nitrogenados en el suelo. Para combatir esta plaga mayormente se hace uso de jabón potásico disuelto en agua que será esparcida por la zona afectada. El jabón potásico es un pesticida ecológico y no tóxico capaz de erradicar muchas plagas de nuestros cultivos.

Hongos

A diferencia de los pulgones, los hongos son una amenaza constante para todo cultivo de perifollo, ya que estos se ven atraídos por la humedad reinante en las áreas de cultivo de esta planta. Por tanto, si tus cultivos son atacados por esta plaga puedes usar un producto natural como el extracto de cola de caballo, ya que sirve como fungicida natural.

Caracoles y babosas

Los caracoles y babosas son moluscos que arrasaran las hojas, tallos, flores y demás componentes del perifollo. Para acabar con estas plagas te recomendamos utilizar granulados contra babosas o un antilimaco de fosfato de hierro. Aunque como alternativa puedes utilizar tierra de diatomeas, que sirve como pesticida natural y contribuye con el enriquecimiento del suelo.

Recolección del perifollo

Se recolecta cuando miden aproximadamente 10 cm de altura. Los tallos se sujetan en manojos y se almacenan en un lugar ventilado. Esto generalmente se realiza después de 8 o 10 semanas de plantar el perifollo.

Alternativamente, las ramas de perifollo pueden almacenarse en un congelador, puesto que si estas se secan perderán sus propiedades aromáticas, tan importantes para su uso culinario.

Usos

El perifollo es una planta anual que ha sido usada como producto culinario y medicinal, destacando más en el entorno de la cocina. No obstante, también se le conoce por sus propiedades diuréticas, cicatrizantes, depurativas y por poseer un alto contenido vitamínico y de minerales.

Para hacer un correcto uso culinario del perifollo te conviene tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Se añade al final de la preparación de la comida, ya que el calor disminuye considerablemente el aroma y sabor de la planta. Además, te recomendamos añadirlo en estado fresco.
  • No debes mezclarlo con albahaca, tomillo u orégano, ya que estas también disminuyen su aporte aromático en la comida.
  • Es idóneo combinarlo con otras hierbas finas en ensaladas, tortillas, carnes, mantequillas, entre otras comidas.
  • Las raíces del perifollo son comestibles si la planta es recolectada durante la primavera o el otoño. Estas raíces debes ser hervidas y saladas antes de ingerirlas. 

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG