Sembrar Estragón – Guía para cultivar, cuidar y cosechar esta hierba

El estragón es conocido principalmente por ser una de las hierbas más resistentes al pasar de las estaciones, así como también, por ser cultivada con el fin de obtener sus hojas aromáticas y aprovechar su sabor a pimenta, por lo que no es extraño encontrarlo en muchos platos hogareños. Aprende a sembrar estragón en tu hogar y sus cuidados.

Guía para sembrar estragón, cuidar y cosechar esta hierba aromática
Guía para sembrar estragón, cuidar y cosechar esta hierba aromática

Esta planta resulta ser sumamente sencilla de cuidar. Por lo general se cultiva mediante el uso de esquejes o la división de plantas ya establecidas. Si bien no necesita de cuidados espaciales, no por ello se le debe descuidar durante su crecimiento, por lo que debemos conocer previamente unos cuantos consejos para tener una cosecha asegurada.

Consejos a conocer para sembrar estragón

Exposición de luz natural y Clima

Al igual que otros tipos de hierbas aromáticas, el estragón amerita de una exposición plena al sol, aunque puede crecer de forma saludable en ambientes con un poco de sombra. Las temperaturas superiores a 32º C pueden requerir de la cobertura o sombra parcial de esta hierba. Si se está cultivando el estragón en un clima frío se puede cubrir la planta con mantillo durante los meses de invierno.

Suelo

Puede crecer en diversos tipos de suelos, incluso en aquellos que son bastante áridos, aunque para una mejor cosecha, prefieren suelos de buen drenaje y naturaleza fértil.

Abono

Al ser tolerante a los suelos pobres, puede crecer con poco abono, aunque sí llega a ser recomendable aplicar una buena capa de material orgánico durante el otoño para ayudarle a soportar el invierno.

Espaciado necesario para sembrar

En el caso de crecer en jardines es recomendable colocar los esquejes dejando de 40 a 60 centímetros entre sí. La finalidad es la de permitir un constante flujo de aire y el máximo aprovechamiento de los rayos solares.

Cosecha del estragón

Es posible cosechar las hojas y flores del estragón. Esto se realiza cuando la planta tenga el follaje suficiente para mantenerse. Estas partes de la planta se utilizan frescas, aunque también se pueden congelar y secar hasta el momento de ser utilizadas en la cocina.

¿Cómo sembrar estragón?

El estragón, o Artemisa Dracunculus, suele tolerar bastante bien las condiciones que pondrían en apuro a cualquier otra planta. Sin embargo, para mantener unas plantas de excelentes condiciones, se debe procurar darle abundante luz solar durante todo el día; así como también, abundante espacio para que crezcan con comodidad, dado que en condiciones favorables puede alcanzar y superar el metro de altura.

Si se tiene la posibilidad de sembrar en exteriores, se pueden cultivar las semillas justo antes de la última helada pronosticada en la región correspondiente.

Para aumentar las posibilidades de éxito, es recomendable colocar previamente una capa de abono para dar soporte a las primeras etapas de crecimiento. Mantén el suelo húmedo y espera que germinen las semillas.

Lo ideal es sembrar de 4 a 6 semillas por agujero, separados por medio metro de espacio para mayor comodidad de las plantas y una total extensión a sus raíces. Una vez que las plántulas tengan una altura de dos pulgadas se debe mantener la planta más fuerte y eliminar el resto.

Sembrar el estragón en interiores como alternativa

Es cierto que no siempre se cuenta con el espacio suficiente para plantarla en exteriores, así que, en interiores, pueden proliferar a una temperatura promedio de 21° Celsius, en espacios donde no existan ventanas apuntando al sur.

También es cierto que en exteriores no siempre se puede contar con un buen tiempo, incluso es frecuente utilizar el estragón en platos servidos durante las temporadas frías. En estos casos es una gran alternativa cultivar las plantas en el interior para obtener una cosecha fresca.

Se debe predisponer de macetas de importantes proporciones, aproximadamente unos 40 centímetros de profundidad, y varios agujeros para mantener un buen drenaje.

La manera más sencilla de sembrar estragón en interiores es mediante el uso de divisiones, asegurando un rápido crecimiento. Una vez que las temperaturas externas comiencen a calentarse y estabilizarse, se pueden ir exponiendo progresivamente a los retoños para que se acostumbren a la intemperie.

Propagación de Estragón francés por esquejes o división

Aunque existen numerosas variedades de esta planta, una de las más conocidas es el estragón francés, incluso es la favorita de muchos por su sabor más intenso, algo parecido al anís.

Una de las diferencias de este estragón, es que mayormente se cultiva en jardines y maceteros mediante la división o el uso de esquejes, por lo que no es posible emplear semillas para su obtención. Esto se debe a que el estragón francés raramente florece, por lo tanto, su producción de semillas es limitada.

La planta de estragón francés prefiere suelos de pH neutro de 6.5 a 7.5. Antes de plantar el estragón francés, prepara el suelo mezclándolo con 1 a 2 pulgadas de compuestos orgánicos bien compostados o ½ cucharada de un fertilizante universal (16-16-8) por cada pie cuadrado. Trabaje el suelo a una profundidad de 6 a 8 pulgadas.

Al realizar la división de la raíz para su propagación, utiliza un cuchillo desinfectado para separar los retoños, evitando el daño a sus delicadas raíces.  La división generalmente se realiza en primavera cuando los nuevos brotes están abriendo camino. Se debe poder recolectar de tres a cinco nuevos trasplantes de la planta original.

La propagación por esquejes se realiza tomando los tallos jóvenes muy temprano por la mañana. El corte debe realizarse justo por debajo del nodo con el fin de obtener un tallo de 4 a 8 pulgadas. Las hojas del tercio inferior se deben retirar. El extremo cortado debe ser sumergido en hormona de enraizamiento para luego ser trasplantada en una tierra para macetas cálida y húmeda. Espera la formación de raíces para finalmente trasplantarla en primavera, justo cuando haya pasado el peligro de heladas.

¿Cómo cosechar estragón?

No se puede dar una fecha específica para la cosecha del estragón ya que se puede recolectar tan pronto como la planta tenga el suficiente follaje para mantener su crecimiento. Al cosechar, es importante dejar 1/3 del follaje en el estragón, no cosecharlo totalmente.

La cosecha de hierbas aromáticas se realiza cuando sus aceites esenciales están en pleno apogeo. Esto se produce en la mañana, justo después de que el rocío haya secado y antes de iniciar el calor del día. La cosecha se realiza con la ayuda de un cuchillo desinfectado.

Se aconseja evitar cosechar el estragón un mes antes de iniciada la temporada fría para evitar el riesgo de dañar los nuevos crecimientos con las temperaturas demasiado frías.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 462 suscriptores

Más Artículos similares

Menú