Mucha gente se pregunta cómo cultivar higos, por fortuna, es considerado como uno de los árboles frutales más fáciles de cultivar. Plantas que crecen perfectamente en el suelo y contenedores o macetas, perfectos para todo tipo de jardineros. Echemos un vistazo acerca del proceso de plantar higueras y cómo cuidar su higuera.

Aprende como cultivar higos y sus cuidados
Aprende como cultivar higos y sus cuidados

Mucha gente se pregunta cómo cultivar higos, por fortuna, es considerado como uno de los árboles frutales más fáciles de propagar. Una planta que es cultivada principalmente para obtener su fruta, al igual que la naranja, maracuya, durazno, entre otros. Las higueras son plantas capaces de crecer perfectamente en el suelo y contenedores o macetas, perfectos para todo tipo de jardineros. Echemos un vistazo acerca del proceso de plantar higueras y cómo cuidar una planta de higuera.

Aspectos a tener en cuenta sobre cómo cultivar higos

Suelo

El cultivo de la higuera llega a requerir de un suelo bien drenado y fértil, preferentemente de textura arcillosa con abundante materia orgánica. El área debe mantenerse húmeda en todo momento y el pH debe ser de entre 6.0 a 6.5.

Clima, Viento e Iluminación

Algunos factores a tener en cuenta al cultivar higos es que la planta debe mantenerse protegida de los vientos fríos invernales y la luz solar directa durante el invierno para que crezca saludable. Si bien las temperaturas cálidas hacen que tus higueras crezcan, cuando ocurre demasiado temprano y se congela rápidamente tras un pequeño periodo de tiempo afectará su crecimiento.

Las higueras son plantas de clima cálido capaces de crecer en una gran diversidad de ambientes, llegando incluso a existir variedades que pueden sobrevivir temperaturas de hasta los -12 a -6º C. Sin embargo, los cultivos de higo destinados a la producción de frutos requieren de una luz brillante y protección contra el frío.

Métodos de propagación

Enraizamiento de esquejes de higos al aire libre

Utilizado para enraizar los esquejes de higos al aire libre. Este proceso se inicia al finalizar la estación inactiva, poco tiempo después de haber pasado el peligro de heladas.

Los esquejes utilizados para cultivar higos deben provenir de las ramas que tengan una edad de dos a tres años, un grosor de ½ a ¾ de pulgada y de 8 a 12 pulgadas de largo. Se deben cortar las hojas del esqueje, corte que se debe realizar de manera limpia y lo más pegado al tronco.  El corte debe tener un extremo inferior plano, mientras que la otra punta cortada debe tener una inclinación. El extremo inclinado se debe tratar con un sellador para prevenir enfermedades, por otro lado, el extremo plano debe ser tratado con una hormona de enraizamiento. Se utiliza de seis a ocho brotes para tener cierto margen de error.

Se debe plantar el extremo plano del higo a unas 6 pulgadas de profundidad en un agujero de aproximadamente 6 pulgadas de ancho, dejando un espacio de aproximadamente un pie de distancia. Riega bien el suelo, pero no en exceso. Durante su primer año puede llegar a crecer de 36 a 48 pulgadas. Los nuevos árboles estarán listos para ser trasplantados la siguiente temporada inactiva (invierno), dejando una distancia de 15 a 20 pies de distancia.

Enraizamiento de higos en el interior

Otro de los métodos utilizados para cultivar higos es iniciar la propagación de esquejes de higuera en interiores. Este método se utiliza para iniciar el cultivo tempranamente, especialmente necesario en lugares con climas primaverales inestables. El método inicia tomando unos esquejes de higo como se mencionó anteriormente. Se debe utilizar una maceta de 6 pulgadas, misma que será cubierta con periódico y, posteriormente, se agrega 2 pulgadas de arena o tierra para macetas.

Se coloca cuatro esquejes en posición vertical en cada maceta y se llena con tierra. Riega la maceta abundantemente y coloca una botella de 2 litros con el fondo cortado sobre los esquejes para crear un efecto invernadero. La maceta se debe colocar en una ventana que proporcione iluminación, pero no debe estar expuesta directamente al sol.

efecto invernadero con botellas para el esquejes de higo
Ejemplo de crear un efecto invernadero con botellas para el esquejes de higo

El riego se debe realizar cuando el sustrato se encuentre muy seco. Se espere una semana para llegar a observar los nuevos crecimientos, momento idóneo para retirar la botella de la planta. Si observas que la planta mantiene un crecimiento vigoroso se debe plantar los esquejes de higos en macetas más grandes o al aire libre una vez que el clima lo permita.

Cuidado de la higuera

Un cuidado importante a tener en cuenta sobre el proceso de cultivar higos es evitar el exceso de nitrógeno en el suelo. Se puede fertilizar el suelo con un fertilizante 8-8-8 cada año, a razón de una libra por cada pie de altura que gane el árbol. Esto cantidad se mantendría hasta llegar al tope de 12 libras para luego mantener la misma cantidad cada año.

Una vez la fruta empiezan a formarse, asegúrese de proporcionar al árbol agua adecuada para promover la fruta jugosa y regordeta. Los higos se pueden podar para restringir el tamaño. Los retoños también se pueden quitar durante la temporada de crecimiento y luego pasarlos a amigos o familiares para propagarlos.

Poda

Al cultivar higos, debes saber que realizar una poda adecuada es vital para un adecuado crecimiento y fructificación.

La primera poda del arbusto de higuera se realiza cuando se trasplanta la plana por primera vez. Esta poda consiste en recortar la planta a aproximadamente la mitad. Esto permitirá que el árbol pueda concentrarse en el desarrollo de las raíces y se establezca adecuadamente. 

El próximo invierno, después del trasplante, se debe seleccionar de cuatro a seis ramas que serán las que fructificaran, el resto de ramas se deben eliminar. El mejor momento para podar un árbol de higo es durante la estación inactiva (invierno) cuando no se encuentra en fase de creciendo.

Esta poda de la higuera se inicia retirando aquellas ramas que no serán las elegidas para fructificar, al igual que otras ramas muertas o enfermas. Si observas la presencia de retoños en la base del árbol también deben ser eliminadas, regaladas o utilizadas para otras plantas.

El siguiente paso consiste en eliminar las ramas secundarias, o aquellas ramas que crecen de las ramas principales, que no tienen un ángulo de 45 grados a razón de las ramas principales. Un paso que se realiza para eliminar cualquier rama que eventualmente crezca demasiado cerca del tronco principal y no sea capaz de producir buena fruta.

El último paso consiste es cortar las ramas principales entre un tercio a un cuarto para permitir que el árbol concentre mayor energía hacia la fruta que se producirá el próximo año.

Cultivo en macetas

Si deseas cultivar higos en macetas llega a ser especialmente importante elegir las variedades apropiadas adecuadas para contenedores. Algunas de las variedades que pueden ser plantadas en maceta son:

  • Blanche: Conocida también como higo de miel italiano, Lattarula y White Marseille. Produce frutas con aroma a limón de tamaño mediano a grande.
  • Brown Turkey: Una variedad pequeña que produce frutas de tamaño mediano de manera abundante. Apropiado para contenedores debido a su tolerancia a la poda pesada, lo cual a su vez produce cultivos frutales más grandes.
  • Celeste: También conocida como Higo de Miel, Malta, Azúcar o Violette, una pequeña higuera con una abundante producción de frutas, comúnmente utilizada para producir higo seco.
  • Verte o Ischia verde: Produce frutas tras una corta temporada de crecimiento.
  • Ventura: Conocido por producir higos grandes capaces de madurar al final de la temporada. Se puede cultivar higos de esta variedad si se vive en zonas con climas fríos.

Estas variedades se deben adquirir en viveros de buena reputación para evitar adquirir alguna variedad con enfermedades o plagas.

¿Cómo cuidar las higueras en macetas?

Un factor importante sobre cómo plantar higos en macetas es la utilización de un contenedor que sea lo suficientemente grande para que pueda crecer adecuadamente. Un barril de tamaño mediano utilizado para whisky debe ser suficiente. Sin embargo, puede ser posible que requiera realizar de un trasplante durante sus últimos años de crecimiento al superar la capacidad del contenedor.

Llega a ser útil colocar la maceta sobre unas ruedas para facilitar su traslado, especialmente importante si vives en una zona con épocas muy frías. La planta del higo debe colocarse en un lugar donde tenga la mayor exposición solar posible, preferiblemente al lado de una pared orientada al sur.

El proceso de cultivar higos en macetas se inicia en la primavera después de haber pasado el peligro de heladas. La tierra a utilizar puede ser un sustrato para macetas orgánico regular.

Riegue la planta del higo cuando el suelo se encuentre seco a una pulgada debajo de la superficie. Ten en cuenta que los árboles cultivados en contenedores se secan más rápido que los del jardín. Si dejas que el árbol se seque demasiado, el estrés puede hacer que pierda sus hojas o disminuya la producción de fruta. Llega a ser útil la aplicación de un aerosol foliar o una mezcla líquida diluida de algas marinas, compost o té de estiércol, proceso que se realiza cada mes para promover la salud y fomentar la producción de frutas.

Cómo cosechar higos

Los higos se deben cosechar cuando están maduros, proceso fácil de hacer ya que consiste en tirar o cortar suavemente del tallo, intentando dejar un poco de tallo unido a la fruta para retrasar su deterioro. Es importante manejar la fruta madura lo menos posible para evitar la aparición de hematomas. Si deseas almacenar la fruta del higo trata de no empacarlos bruscamente uno encima del otro, ya que el higo se magulla fácilmente.

Si eres una persona alérgica al látex de higo, al cosechar o cultivar higos, debes evitar entrar en contacto con la savia blanca lechosa que rezuma de las hojas y ramas, y de los tallos de los higos verdes. Esto se puede realizar usando mangas largas y guantes al momento de cosechar las frutas.

Almacenar higos frescos

En el caso del higo lo mejor es comer, usar, secar o congelar la fruta lo antes posible tras iniciada la cosecha. Cultivar higos para secarlos al sol o con la ayuda de un deshidratador pueden ayudarte a almacenarlos hasta por tres años en un congelador.

Los higos frescos se deben mantener en el refrigerador, pero no sobreponiendo una fruta de la otra. La bandeja utilizada para almacenar la fruta fresca se colocar en la parte más fría del refrigerador. Es importante no colocar los higos cerca de los vegetales frescos, ya que pueden producir que las verduras se pudran más rápidamente. Los higos almacenados en el refrigerador deben comerse dentro de los tres días.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 446 suscriptores

Más Artículos similares

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú