El diente de león es considerado por muchos jardineros como una mala hierba e incluso puede resultar extraño leer un artículo sobre cómo cultivar dientes de león, cuando constantemente se busca la manera de eliminar esta hierba del jardín. Sin embargo, si se controla el crecimiento de esta planta puede ser una manera de cosechar una planta sumamente nutritiva.

como plantar diente de leon y cuidados

Si bien los dientes de león llegan a crecer excesivamente hasta ocupar lugares donde no deben crecer, son una fuente increíble de nutrientes, incluyendo la vitamina C, potasio, calcio, magnesio, hierro, fósforo, riboflavina, tiamina, betacaroteno, fibra, entre otros. Incluso es considerada como una planta más nutritiva a comparación con la mayoría de frutas y verduras.

Consejos para el cultivo del diente de león:

El cultivo del diente de león es muy básico e incluso es probable que tengas algunas de estas plantas cerca de donde vives. Generalmente, podrás encontrar el Diente de León Común, o Taraxacum Officinale subsp. Vulgarem, pues es la variedad más común de encontrar. Sin embargo, existen muchas variedades de esta planta alrededor del mundo.

Si bien todas las variedades llegan a tener los mismos beneficios nutricionales, la común se diferencia por ser la más amarga.  Sin embargo, es posible disfrutar de sus beneficios y un mejor sabor siguiendo los siguientes consejos:

  • Al momento de sembrar las semillas, elige variedades “Gourmet” pues tienen un sabor más agradable.
  • Trata de cultivar el diente de león en la sombra para que blanquee la planta, permitiendo que las hojas tengan un sabor menos amargo. También se puede blanquear manualmente cubriendo las plantas con un disco de plástico o cartón sobre las rosetas, una semana antes de la cosecha.
  • La cosecha de las hojas de diente de león debe hacerse de manera temprana, ya que la maduración le da un sabor más amargo.

Si quieres evitar que el diente de león se vuelva una plata invasiva en tu jardín entonces debes elegir una variedad que no sea tan invasiva o asegúrate de evitar la producción de semillas, controlando el crecimiento de las flores. También tienes la opción de cultivar esta planta en macetas para controlar su crecimiento.

¿Cómo cultivar Diente de Leon?

¿Cuándo cultivar y periodos?

La siembra para tener un rendimiento óptimo se realiza a inicios de marzo hasta inicios de septiembre. La temperatura óptima del suelo para la germinación de las semillas es de 10 a 25 ° C. Estas pueden tardar en germinar de 14 a 21 días. Posteriormente, la floración se inicia pasado los 56 a 105 días de la siembra.

Siembra

Las semillas se pueden sembrar cada dos semanas en filas cortas para tener una cosecha constante de esta planta. Sin embargo, en lo que se refiere a como plantar diente de león, es importante la planificación para no sembrar más semillas de lo que se va a usar, pues el crecimiento de las flores debe ser controlada manualmente. 

Una vez hecha la planificación, las semillas se deben colocar ligeramente sobre el suelo y posteriormente se debe mantener húmeda el área para promover la germinación. Las semillas no deben ser enterradas ya que luz solar es necesaria para su germinación. Finalmente, ten en cuenta que las plántulas deben quedar a una separación de 15 cm para tener una cosecha optima. Sin embargo, si vas a cosechar las hojas tempranamente puedes plantarla a una distancia de 5 cm.

Cuidados

El diente de león es una planta perenne, por lo que, puede producir durante mucho tiempo. Llegando a ser importante evitar que las flores se transformen en semillas para prevenir su crecimiento descontrolado, lo cual puede convertirla en una maleza nociva. Si quieres obtener las mejores hojas deben crecer en un suelo rico, fértil y que tenga buen drenaje. El manejo adecuado de esta planta puede ofrecerte un cultivo bastante atractivo.

Los dientes de león rara vez son víctimas de problemas de plagas o enfermedades, pero son un alimento muy rico para los conejos, así que toma tus precauciones.

Cosecha

Si se cosecha las hojas jóvenes llegan a tener un sabor más suave y textura tierna, mientras que las hojas maduras deben ser salteadas para ser consumidas. El diente de león también se puede usar para la producción de cerveza y vino, para lo cual se utilizan las flores una vez que abran. La planta entera se puede cosechar al final de la temporada para secar sus raíces y usarla para preparar tés o tinturas.

Propiedades nutricionales y usos del diente de león

La planta del diente de león es comestible en su totalidad y llega a ser altamente nutritiva.  El crecimiento temprano de la planta durante la primavera es la manera más apetecible de consumirla e incluso se pueden utilizar los pétalos sobre las ensaladas. 

Las hojas llegan a ser ricas en hierro y calcio, superando a las espinacas. También posee vitaminas como la A, B1, B2 y C. Estas se pueden usar cocidas o crudas, en las sopas, ensaladas o batidos. 

Las flores se pueden utilizar para hacer vino y mermelada, e incluso para teñir textiles. Por último, sus raíces se pueden secar, triturar y usar para sustituir el café, claro está que será sin cafeína. 

El látex lechoso que se obtiene cuando se cortan sus hojas o tallo es conocido por ser utilizado como un repelente de mosquitos.

Según diversos profesionales, entre los beneficios del diente de león se puede destacar:

  • Eficaz para mejorar el funcionamiento del hígado, la bilis y el bazo.
  • Puede prevenir la ictericia y el hipocondríaco
  • Mejora la función renal
  • Ayuda en la curación de úlceras internas en los conductos urinarios
También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 466 suscriptores

Más Artículos similares

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú