Sembrar Gerbera – Guía para el cultivo de esta flor ornamental

La gerbera es una especie que puede decorar perfectamente ambientes residenciales y comerciales, bien sea como macetas o arreglos. Con aproximadamente dos docenas de tonos, que van del blanco al rojo, la gerbera es una flor ideal para embellecer ambientes con colores intensos y vibrantes. Sigue leyendo para conocer el proceso para sembrar gerbera en tu hogar.

Aprende a sembrar gerbera

Características de la gerbera

Al ser plantado en jarrones o como arreglos florales, es capaz de decorar tantas habitaciones residenciales, oficinas, tiendas e incluso espacios para eventos. Es por eso que la gerbera es muy popular en tienda de floristas, centros de suministro y góndolas de flores disponibles en los supermercados, lo que demuestra que su producción puede ser una actividad rentable para aquellos interesados ​​en trabajar con el cultivo de plantas.

Muy popular, la gerbera es una planta herbácea, perenne y fácil de cultivar, ya sea en macetas, jardines, parterres o jardineras. No requiere de mucho cuidado y tiene una buena adaptación a regiones con clima seco. Al ser una planta rústica, tolera suelos más secos, sin embargo, en períodos de poca lluvia, debe contar con un riego regular, una o dos veces por semana.

Al sembrar gerbera, debes saber que su cultivo prefiere un lugar ventilado y donde haya incidencia de luz solar. Se propaga por semillas, generalmente tiene la apariencia más llamativa en la segunda floración. Su altura es de hasta 40 centímetros y tiene variedades para ser cortadas y plantadas en macetas (que son ejemplos de un desarrollo más compacto).

La gerbera se puede encontrar en varios países a partir de cultivares procedentes de la hibridación entre la Gerbera Jamesonii y Gerbera viridifolia, realizada en Sudáfrica. Los japoneses, en 1980, fueron los primeros en desarrollar variedades de la flor para sembrar en macetas. Una alternativa capaz de prevenir enfermedades y facilitar la nutrición de la planta.

Perteneciente a la familia Asteraceae, que incluye a plantas como el girasol y margarita, la gerbera tiene un tallo largo y recto que da soporte a la inflorescencia que es formada por varias flores pequeñas protegidas por hojas modificadas, llamadas brácteas. Algo curioso de la gerbera es que conforme crece las brácteas asumen forma, textura y colores muy llamativos, siendo común que se confundan con pétalos.

¿Cómo sembrar gerbera?

Las semillas de gerbera se pueden comprar, en tiendas de productos agrícolas, floristerías, supermercados y empresas especializadas, en sobres de 100, 150 y 200 semillas. Cada semilla produce un grupo de flores diferentes a las demás, mientras que las muestras más uniformes se obtienen con plántulas micropropagadas, que se venden en viveros.

Guía para el cultivo de la gerbera
  • PROPAGACIÓN: Mediante el uso de semillas.
  • SUELO: Fértil y con buen drenaje.
  • ILUMINACIÓN: Prefiere crecer donde haya incidencia de luz solar.
  • CLIMA: Tiene una buena adaptación a regiones con clima seco.
  • ESPACIO: Un espacio de alrededor de 0,3 a 0,4 metros.
  • FERTILIZANTE: Una combinación de NPK en la proporción 4-10-8.
  • ÁREA MÍNIMA: la siembra puede estar en maceta.
  • FLORACIÓN: Se produce de uno a dos meses después de sembrar.

SIEMBRA

El suelo para sembrar gerbera debe tener un buen drenaje, ya que la planta no tolera el anegamiento. El nivel de fertilidad del suelo debe ser de medio a alto y el pH ligeramente ácido. Se puede usar un fertilizante orgánico o una combinación de NPK en la proporción 4-10-8. En el caso de las plántulas micropropagadas, colóquelas en el centro del agujero y rellene.

MACETAS

La Gerbera, cuyo cultivo en tierra es tradicional, es una planta más adecuada para crecer en macetas con el fin de prevenir la aparición de enfermedades y facilitar la nutrición de la planta. Para lograr un crecimiento más acentuado de los tallos florales, se recomienda el uso de sustratos compuestos de diversos tipos de materiales. Un ejemplo, es la fibra de coco que se vende en tiendas de implementos e insumos agrícolas.

ESPACIO

Para sembrar gerbera en el suelo se debe hacer en agujeros con una capacidad de tres a cinco litros, equivalente a 0,15 a 0,2 metros de diámetro, y un espacio de alrededor de 0,3 a 0,4 metros.

CUIDADO

Sin exceso, riega la gerbera de una a dos veces a la semana. Se debe dar una mayor prioridad a los riegos durante los períodos más secos. Estimula la aparición de nuevos brotes con una poda cercana al suelo en la etapa final de la floración. La poda de limpieza también es necesaria para quitar las hojas viejas o muertas de la planta.

FLORACIÓN

Uno a dos meses después de sembrar gerbera, se inicia la floración. La planta puede mantenerse en una maceta durante dos años, período que depende del uso del sustrato. Cuando se cultiva para cortar, los tallos deben alcanzar de 0,3 a 0,4 metros.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG