La menta, científicamente conocida como Mentha, es una planta del género de las herbáceas vivaces, perteneciente a la familia de las Lamiáceas, misma que se divide en varias especies, destacando principalmente las plantas medicinales como la hierbabuena. En este artículo conocerás cómo plantar menta, sus cuidados y como cosecharla.

como plantar menta

Sin importar que te guste beber el té de menta o la utilices como parte de tus recetas, no existe mejor forma de disfrutar de la menta recién salida de tu huerto o maceta. Sin embargo, esto no significa que te tengas que complicar la vida, ya que esta hierba no es difícil de sembrar. Esto se debe a que una de las características de la menta es que llega a crecer muy rápidamente.

Sin lugar a dudas, es una planta que los jardineros aman en su jardín ya que es una alegría verla crecer en tan poco tiempo. Sin embargo, y pese a su rápido crecimiento, se necesita de cierto tiempo para que la planta se pueda establecer. Aunque una vez ya establecida será un placer disfrutar de su delicioso sabor e incluso se agotará. Es por esta razón que es una buena idea sembrar varias plantas a la vez para poder permitir que la menta pueda crecer lo suficiente.

La Menta es una planta que llega a tener propiedades repelentes.

Resumen de los puntos importantes sobre el cultivo de la Menta:

  • ¿Cuándo sembrar? El inicio de la siembra se inicia durante la primavera, aunque en regiones con climas cálidos se puede realizar en otoño.
  • ¿Dónde hacerlo? Un lugar donde reciba de 4 a 6 horas de luz solar.
  • ¿Cuándo se cosecha? Generalmente se realiza a los 4 meses, por lo que, se puede hacer hasta tres cosechas al año. Es importante no cosechar más de 1/3 de las hojas.
  • ¿Cómo se prepara la tierra? Un arado es perfecto para mejorar el drenaje y soltar el terreno. El pH ideal debe estar entre los 6 y 7.
  • ¿Frecuencia de riego? Una planta que requiere de un riego constante, pero evitando el exceso. Un riego por goteo puede ser útil en el cultivo de la menta.
  • ¿Asociaciones favorables? Puede crecer junto a la col, coliflor y brócoli.
  • ¿Asociaciones no favorables? Evitar la siembra de hierbabuena y perejil.

Consejos acerca de cómo plantar menta

Cuando plantar menta

El cultivo de la menta prefiere las temperaturas de entre 13 a 15° C durante la noche y de 18 a 21°C en el día. Según la estación del año elegida para la siembra de la planta, se debe elegir la posición de la menta ya que durante la primavera y el verano se debe colocar hacia el este, Por otro lado, en otoño e invierno crece bien hacia el sur u oeste, aunque el cultivo de la menta prefiere crecer en primavera u otoño, no en estaciones con climas extremos. Una forma para saber la orientación de la planta es observar un lugar donde la planta reciba el sol durante la mañana y tenga sombra parcial durante la tarde.

Tierra a utilizar

Si la vas a sembrar directamente en el suelo, debes tener en cuenta que esta hierba requiere de un área húmeda en el jardín, con un pH que oscile entre los 6.0 a 7,0. Extraer las malas hierbas y los restos de plantas anteriores es importante para garantizar que nuestro cultivo de menta reciba la cantidad necesaria de nutrientes y prevenir enfermedades.

Como cultivar en maceta

Llega a ser común ver a las plantas de menta en pequeñas macetas de plástico. Sin embargo, el cultivo de menta requiere del espacio suficiente para poder crecer, siendo muy necesario darle el espacio necesario, especialmente para nuestra planta inicial, la cual nos proveerá de esquejes o semillas. De preferencia, utiliza una maceta grande con agujeros para eliminar el exceso de agua. El uso de un pequeño plato debajo de la maceta ayuda a que el agua sobrante se evaporice y se absorba nuevamente.

Como sembrar menta en tu jardín

Uno de los problemas que puede producir la siembra de menta en tu jardín es su crecimiento desmesurado. Una forma de controlar su crecimiento es colocar un recipiente enterrado en la parte del terreno utilizado para plantar la menta. Esta nos ayudará a contener el crecimiento voraz de sus raíces. El recipiente debe ser revisado cada cierto tiempo para evitar que se agriete y la planta crezca sin control alguno.

El terreno debe ser humedecido antes de sembrar los esquejes o semillas con el fin de facilitar su desarrollo. Las plantas deben ser plantada cada 15 a 30 cm. Antes de la siembra, se debe esparcir una ligera capa de humus sobre la tierra. Introduce la semilla a una profundidad máxima de 3 cm. Si utilizas esquejes, la profundidad debe ser de 5 cm.

Uso de esquejes

Un punto a tener en cuenta sobre cómo plantar menta es el uso de esquejes. El esqueje se obtiene cortando una de las extremidades de una planta sana, a una longitud de 5 a 6 pulgadas. Posteriormente, se retira las hojas inferiores del esqueje y se coloca el tallo en un recipiente lleno de agua. Por último, se coloca en una ventana soleada para que tenga de cuatro a seis horas de luz solar durante el día.

Posteriormente, debes esperar que las raíces crezcan. Si bien para la aparición de unas pequeñas raíces se demora una semana, es necesario esperar un tiempo mayor hasta que las raíces tengan una longitud adecuada. Es importante que en este tiempo se añada agua al recipiente cada vez que sea necesario.

Una vez que las raíces hayan crecido lo suficiente se debe empezar con la plantación en una maceta o terreno. Si vas a sembrar la planta de menta en macetas, se puede utilizar una rama por cada unidad; sin embargo, si tienes una maceta grande puede utilizarla para varias plantas. El manejo adecuado de estas plantas es importante para que crezcan adecuadamente y obtener nuevos esquejes.

Cuidados

La menta crece vigorosamente sin la necesidad de tener muchos cuidados, sin embargo, también aprecia que se le aplique un poco de fertilizante cada cierto número de semanas. Debes mantener el suelo húmedo y aplicar mantillo alrededor de la planta para mantener sus raíces húmedas y evitar que la planta se propague en exceso.

El cultivo se debe levantar por completo cada 3 a 4 años para volver a realizar una nueva plantación. Esto se realiza con el fin de obtener hojas de buen sabor y olor.

Si has utilizado una maceta entonces debes girar la planta cada tres o cuatro días. El fin es permitir que la planta de menta tenga una apariencia uniforme. Esto se debe a que la menta suele girarse en sentido al sol, caso contrario, podría verse desequilibrada. También es vital agregarle una capa de compost o abono orgánico pasado algunos meses. El mantillo en la maceta puede ser de mucha ayuda durante los climas fríos del invierno.

Riego del cultivo

Algo a tener en cuenta sobre cómo plantar menta, es que está requiere de un riego con continuidad ya que prefiere crecer en la humedad. No es necesario que la riegues todos los días, sin embargo, debes cerciorarte que la tierra se encuentre húmeda pero sin producir encharques.

Si notas que la planta se muere puede deberse a la falta de agua o luz solar. Si estas a tiempo es casi seguro que ayudes a su recuperación si le das las cantidades adecuadas de luz y agua. Sin embargo, debes ser más amable en el riego ya que una planta casi muerta no puede absorber las cantidades de agua que necesita.

Cosecha

Una buena cosecha se realiza justo antes de su floración para obtener unas hojas de sabor y olor intenso. Esto se realiza justo por encima del primer o segundo grupo de hojas. Durante la cosecha debes retirar todas aquellas hojas que se tornan amarillas para así promover un crecimiento más tupido. Son tres las cosechas que se pueden realizar por cada temporada.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 458 suscriptores

Más Artículos similares

1 comentario. Leave new

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú