Usos para las hojas caídas de otoño – ¿Qué hacer con este material?

Si tienes un jardín entonces sabrás que buena parte de los desechos de tu hogar, especialmente en otoño, son las hojas caídas. Muchas veces llegamos a desechar este material, en lugar de utilizarlo como una fuente de materia orgánica y nutrientes para nuestras plantas y el medio ambiente. Lee este artículo para conocer algunos buenos usos para las hojas de otoño.

Usos para las hojas caídas de otoño

Usos para las hojas de otoño

Si bien el manejo de las hojas puede ser una molestia, no te deshagas de este valioso recurso. Existen alternativas para que estas hojas otoñales sean de gran utilidad. Algunas opciones son:

Las hojas caídas pueden ser un gran mantillo

Usa una podadora de mantillo para convertir las hojas de tu jardín en trozos pequeños. Este tipo de mantillo caerá sobre el suelo, convirtiéndose en un material orgánico muy beneficioso para tus nuevas y antiguas plantas. También puedes esparcir una capa de 8 a 15 cm de hojas cortadas en las camas y alrededor de los arbustos y árboles.

En caso de no contar con una podadora de mantillo, tienes la opción de pasar dos veces más una cortadora de césped habitual, triturando las hojas. Se aconseja realizar esta tarea frecuentemente para evitar dificultades al manejar las hojas.

Utilizarlas como Compost

Uno de los usos para las hojas de otoño es la de producir una pila de compost. Las hojas caídas se colocan en un contenedor de abono. También puedes compostar malezas, recortes de césped y plantas al final de su temporada de crecimiento. Otros materiales muy interesantes de utilizar son los restos de frutas y verduras, toallas de papel usadas y cáscaras de huevo.

Uno de los usos para las hojas de otoño es enriquecer el huerto

En caso de tener un huerto, puedes arar las hojas de otoño en el suelo para que descomponga en la primavera. También puedes utilizar un poco de fertilizante granular en el suelo para acelerar el proceso de descomposición de las hojas.

Preparar un Moho de hojas

En caso de tener una gran cantidad de hojas de otoño, bien sea enteras o trituradas, puedes empaquetarlas en grandes bolsas de plástico. El proceso para crear moho de hojas es simple: se humedecen las hojas, luego se sella bien la bolsa y se guarda en un ambiente fresco y oscuro. Al pasar dos años, mucho menos si has utilizado hojas picadas o trituradas, tendrás un rico moho de hojas, ideal para cualquier huerto y macizos de flores.

Si no posees una trituradora, te recomendamos adquirir una pequeña, ya que son relativamente económicas. Si vives cerca de un centro de jardinería, tienes la opción de alquilar una trituradora para poder sacarle provecho a este material.

Ahora que ya conoces cuáles son los usos para tus hojas de otoño, podrás contribuir con el sano crecimiento de tus plantas, además de ayudar con el medio ambiente.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG