Tipos de Mantillo – ¿Qué opciones tengo y cuál mantillo elegir?

Llegan a ser muchos los tipos de mantillo utilizados para el jardín, llegando a confundir a cualquiera. Es por esta razón que es importante hacer una evaluación de cada tipo de mantillo. Producto que podemos dividirlo principalmente en dos variedades: mantillo orgánico e inorgánico. La elección del mejor mantillo depende de factores como el propósito, la apariencia, la disponibilidad y los gastos.

Tipos de Mantillo y su importancia

¿Qué tipos de Mantillo existen?

Mantillo orgánico

Este tipo de mantillo se prepara con materiales vegetales que se descomponen, incluyendo materiales como:

  • Virutas de corteza
  • Residuos de jardín compostados
  • Agujas de pino
  • Paja
  • Cascos de alforfón
  • Hojas
  • Recortes de césped

Esta variedad se caracteriza por proporcionar una serie de beneficios para tus plantas, más allá de dar una mejor apariencia. Es capaz de mantener las raíces de las plantas a una temperatura adecuada durante el invierno y el verano. Utilizar una capa de mantillo orgánico de 5 a 7 cm es útil para controlar las malezas y reducir el riego debido a que minimiza la evaporación; factores que optimizan costos.

Los mantillos orgánicos también se caracterizan por brindar una apariencia atractiva y natural. La mayoría de mantillos orgánicos son relativamente económicos y disponibles en muchos viveros y tiendas de jardinería. Sin embargo, el mantillo orgánico debe reemplazarse cuando se descompone. Afortunadamente, su descomposición ayuda a mejorar la estructura, controlar la erosión, mejorar el drenaje del suelo, entre otros.

El gran inconveniente del mantillo orgánico es su alta combustibilidad. Se aconseja no colocar el mantillo orgánico a menos de 1,5 metros de las casas o materiales de madera, especialmente si vives en un área propensa a incendios. Incluso puede pasar desapercibido el mantillo ardiente por un largo período de tiempo.

Mantillo inorgánico

Los mantillos inorgánicos pueden ser materiales naturales o artificiales, cuya característica principal es la de no descomponerse. Los tipos de mantillo inorgánico son:

  • Roca
  • Guijarros
  • Neumático de caucho molido
  • Mantillo de vidrio

Los mantillos inorgánicos suelen colocarse en una tela de jardín o de plástico negro con el fin de evitar que se hunda o se mezcle en el suelo. Entre sus ventajas se puede destacar que no se desplazan fácilmente por el viento o el agua, por lo que no es necesario reemplazarlo.

Sin embargo, al no descomponerse no tiene ningún beneficio para el suelo. Algunos tipos de mantillo inorgánico pueden funcionar en un jardín de rocas, pero los tipos de colores claros pueden ser perjudiciales para las plantas debido a que reflejan el calor, produciendo que la luz solar dañe las plantas.

El mantillo inorgánico puede ser algo desordenado y difícil de mantener debido a que las hojas que caen sobre el suelen ser difíciles de quitar.

El mantillo de caucho molido es útil para pasarelas, pero no se recomienda utilizarlo alrededor de las plantas debido a que puede tener compuestos tóxicos que dañan las plantas. Siendo una buena alternativa para crear áreas de juego cercanos a nuestro jardín. Si bien la mayoría de los tipos de mantillos inorgánicos no son inflamables, el mantillo de caucho puede ser combustible a altas temperaturas.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG