Cómo plantar albahaca – Cuidados y como cosecharla de tu huerto

La albahaca es una planta muy apreciada debido a sus aromáticas y saludables hojas. Siendo la albahaca fresca la mejor manera para aprovechar su sabor y nutrientes. Esto se debe a que tiene un sabor y contenido nutricional mucho mayor. Este artículo ha sido redactado para que conozcas cómo plantar albahaca, sus cuidados y como cosecharla.

como plantar albahaca

Cualquiera que tenga un minihuerto en casa sabe lo agradable que es poder recolectar alimentos y consumirlos de inmediato. Generalmente, las especias son las elegidas para componer nuestra huerta.

Quédate con nosotros y aprende paso a paso cómo tener albahaca en casa, incluyendo formas de plantarla y cultivarla. Aprovecha para conocer el origen de esta especia, los tipos que existen y los beneficios para la salud.

Consejos sobre cómo plantar albahaca

Existen dos maneras en que se pueden sembrar esta planta, una es a través de sus semillas y cuidarlas hasta que se desarrollen. La otra forma es usando las ramas de una  planta adulta. Esta última es la mejor manera para cultivar esta planta e incluso requiere  de menos cuidados que la siembra por semilla.

Algunas variedades de albahacas son perennes y pueden crecer año tras año, como es el caso de la albahaca azul africana y la tailandesa. Sin embargo, la mayoría de estos cultivos son anuales y se deben sembrar anualmente.

¿Cuándo sembrar y clima adecuado?

Ten en cuenta que en lo que se refiere a cómo plantar albahaca que es una planta de origen Indio, por lo tanto, debe ser cultivada en lugares con climas cálidos, donde pueda recibir el sol y este cuidado de los vientos fuertes. En caso de vivir en un clima muy frío entonces debes pensar en cultivar la albahaca en interiores o un invernadero.

Si bien puede desarrollarse en sombra, para tener una buena cosecha debe recibir iluminación. Recuerda que en lo que se refiere a cómo plantar albahaca que la temperatura promedio que necesita está planta es de entre los 15° a 25 ° C.

Algo que debes tener en cuenta sobre cómo plantar albahaca es que en climas tropicales puede ser sembrada en cualquier época del año; sin embargo,  en tierras invernales la mejor época para sembrarla es a finales de invierno y principios de la primavera.

Sustrato o Suelo

Otro factor sobre cómo plantar albahaca es que la tierra a utilizar debe ser buena, rica en humus y siempre con buen drenaje para que no se acumule excesivamente la humedad.

Las semillas una vez terminen de crecer en el semillero por lo general se trasplanta a tierra o una maceta. Para esto, debes prepara la tierra previamente.

Si lo vas a sembrar en una maceta adquiere un poco de tierra para huertos urbanos y añade material orgánico.

Por otro lado, si lo vas a hacer directamente en el suelo debes remover la tierra hasta una profundidad de entre 30 cm y 50 cm de profundidad y mejorarla añadiendo algo de arena para asegurar un adecuado drenaje y colocar tierra abonada y fertilizada con material orgánico.

El pH que necesita esta planta es ligeramente ácido de entre 5,7 y 6,2

¿Cómo plantar albahaca en una maceta en interiores?

La forma más común de obtener albahaca en el interior es plantarla en una maceta. Entonces, lee estos consejos sobre como cultivar albahaca en maceta y que esta tenga un crecimiento saludable.

  • Cubra el fondo de la maceta con piedra triturada para que el agua se drene durante el riego;
  • Coloque el sustrato hasta un poco por debajo del borde del contenedor;
  • Plante la plántula y cúbrala con una nueva capa de sustrato;
  • Riegue, evitando que la tierra se encharque.

Con todo listo, el siguiente paso es colocar la maceta en un espacio luminoso, como un balcón o una ventana. Lo ideal es que la planta reciba luz durante tres horas al día. Después, deja la maceta en un lugar con luz indirecta.

Cómo sembrar albahaca desde sus semillas

Semillero

Las semillas se deben sembrar en un semillero para posteriormente ser trasplantados a las macetas, sobre todo si no está en un ambiente apropiado.

Lo primero que debes hacer es mezclar un 60% de sustrato (disolviendo los gránulos con la mano) o fibra de coco, 40% de humus de lombriz, 10% de perlita y una capa de vermiculita. Puedes cubrir el semillero con papel film para ayudar a conservar la humedad. Después debes colocar una semilla de albahaca en cada depósito a una profundidad de 2 centímetros.

Una vez termines de sembrar las semillas debes colocar el semillero a plena luz del día y protegida de las corrientes de aire. Algo que debes tener en cuenta es que la temperatura de germinación nunca debe bajar los 15 °C. Si los vas a colocar en un invernadero con calefacción, debes prenderla un día antes para que mantenga la temperatura necesaria previamente.

Una vez empieza a dar hojas, quita el papel film usado como cobertura, y seguimos rociando con agua el semillero con la finalidad de mantener la humedad.

Trasplante a macetas

Una vez pasado los 20 a 30 días y cuando observes de dos a tres pares de hojas la debes plantar en una maceta. La maceta debe medir unos 10 cm en caso de que quieras trasplantar la planta a un huerto urbano en un futuro y 20 cm si se mantendrá en la maceta. El trasplante se debe realizar con cuidado retirando las plántulas sin dañar el cepellón. La profundidad del agujero debe ser el adecuado para que los cotiledones queden expuestos. Para mejorar la humedad coloca unas cuantas piedras pequeñas en el fondo al preparar la maceta.

Trasplante en un jardín o huerto

La albahaca puede crecer hasta medio metro de altura y necesita del espacio suficiente para poder desarrollarse adecuadamente. El espacio que se debe dejar entre cada planta es de aproximadamente 20 cm.

Reproducción por esquejes

Si quieres utilizar una planta para retirar los esquejes entonces debes sembrar las semillas una vez iniciada la primavera. De esta forma a finales o mediados del verano la planta será la suficientemente grande como para poder usar sus esquejes. Para hacerlo debes cortar las ramificaciones que salen del tallo principal. Estas se deben colocar en agua por unos 4 días para que broten sus raíces. Una vez puedas observar las raíces los esquejes deben ser trasplantados en macetas o directamente en tu jardín.

Cuidados a tener en cuenta al plantar albahaca planta

Los cuidados de la albahaca se reducen a dos puntos principales que debemos repetir, suficiente humedad en su etapa de crecimiento y mucha luz o sol.

La albahaca es una planta de humedad  y necesita un riego constante. Esto se debe a que, sin el suministro de agua regular se pueden marchitar las hojas rápidamente. Claro todo en exceso en estas plantas es dañino, así que si se le pone demasiada agua, también sufre la planta, se comienza a marchitar, se enferma o se afecta su aroma agradable.

Una manera de evitar en lo sumo posible excederse en humedad, es que al preparar las macetas se procure un buen drenaje del agua. En cuanto al riego, hay que tomar en cuenta el clima y el tipo de suelo donde esté sembrada. El riego se realiza cuando se observe que el sustrato está seco.

Si es un país de inviernos crudos, las plantas de albahaca deben estar resguardadas, pues no soporta fríos intensos. Algunos sugieren que para mantener la salud de la planta, se le retiren las cabezas de las flores cuando salgan y quitarlas junto con las hojas cercanas a la flor, pues las flores debilitan la planta y evita que salgan hojas.

Cosecha

La cosecha de las hojas de esta apreciada planta aromática se realiza cortando las hojas más grandes y que se encuentran en la parte superior de la planta. Ten mucho cuidado de no afectar las hojas más tiernas. Estas por lo general son usadas con fines medicinales y sobre todo en la cocina.

Descubre 5 tipos de albahaca y características

Elija la especie de albahaca que se adapte a su gusto personal. Hemos separado cinco especies diferentes para ayudarte a elegir la ideal para ti. 

  • Albahaca: es el tipo más consumido, indicada para ser utilizada en la preparación de salsas. Tiene hojas ovaladas y un sabor más ligero;
  • Albahaca pequeña: las hojas son pequeñas, puntiagudas y se pueden cultivar en macetas. También tienen una gran demanda para cocinar varios platos;
  • Albahaca italiana: a diferencia de otras variedades, tiene un sabor más intenso y dulce. Así que no te excedas;
  • Albahaca morada: tiene un sabor suave, por lo que no se usa mucho en la preparación de alimentos. Se utiliza para decorar y utilizar con fines terapéuticos;
  • Albahaca tailandesa: Puede sonar a mentira, pero este tipo sabe muy parecido a un limón. Es muy empleado en la cocina asiática y tiene un aroma más cítrico.

Como habrás notado, la naturaleza es sinónimo de abundancia cuando se trata de albahaca. Todos ellos son comestibles, dejando cualquier plato bonito y con un sabor especial.

Share on:

1 thought on “Cómo plantar albahaca – Cuidados y como cosecharla de tu huerto”

Comments are closed.