Ricino – Aprende a cultivar esta planta con valiosas semillas

El ricino es uno de los productos utilizados para producir un aceite de alto valor comercial, utilizada en la fabricación de varios productos, la planta es una opción rentable para pequeños productores.

como plantar ricino

La planta puede prosperar incluso en regiones inhóspitas, como los ambientes semiáridos. Siendo el cultivo del ricino (Ricinus communis L.) una forma de obtener buenos resultados en varios lugares, incluso donde la sequía ocurre con frecuencia. La buena adaptación a diferentes climas y suelos convierte a esta planta en una gran opción para pequeños agricultores.

La planta tiene un gran potencial de uso debido a que el aceite extraído de esta planta se utiliza en la industria química. A partir del líquido viscoso de la planta, se fabrican grasas y lubricantes, pinturas, barnices, espumas y materiales plásticos.

Los derivados del aceite de ricino se pueden encontrar incluso en alimentos, cosméticos y prótesis óseas. Con una abundancia de nutrientes, especialmente nitrógeno y fósforo, los residuos de las semillas son un producto oleoso recomendado como fertilizante orgánico para la siembra.

Sin embargo, se debe remarcar que el proceso de obtención de aceite puede ser ineficiente para el pequeño agricultor. Una opción más lucrativa es la producción de ricino para la venta en bolsas

¿Cómo plantar ricino?

Al plantar este cultivo debes evitar semillas cosechadas al azar, ya que no tienen la pureza genética para lograr una buena productividad, ni las semillas de ricino ubicadas en tierras con basura, vertederos y áreas abandonadas. Adquiéralos a productores registrados y de un cultivar apropiado para la región de siembra. Para la cosecha mecanizada, se indica la indehiscencia, que no libera las semillas cuando la fruta se seca, de pequeño tamaño y poca ramificación lateral.

Guía de Cultivo del Ricino
  • Propagación: Semillas
  • Tipo de suelo: Suelos bien drenados con un pH entre 6 y 7
  • Iluminación: directamente al sol
  • Temperatura óptima: Una temperatura promedio de 20 ºC a 35 ºC.
  • Área mínima para producción: 5 hectáreas
  • Precipitaciones: 500 a 1,500 mm
  • Espaciado: Puede variar de 2 a 4 metros entre hileras

MEDIO AMBIENTE 

Al no tolerar el ambiente sombreado, el ricino debe plantarse directamente al sol y en una pendiente de un máximo del 12%. A pesar de tener una buena adaptación en diferentes regiones, lo óptimo son lugares con temperaturas promedio en el rango de 20 ºC a 35 ºC y precipitaciones anuales que varían de 500 a 1,500 mm. Aunque se pueden sembrar bajo un régimen seco, tiene una mayor productividad donde hay buena disponibilidad de agua.

SIEMBRA DEL RICINO

La planta es sensible al anegamiento, la alta salinidad y la acidez del suelo, el cultivo muestra un mejor desarrollo en suelos bien drenados, con un pH entre 6 y 7. Coloque tres semillas en pozos de 5 cm de profundidad.

ESPACIO 

Depende de la fertilidad del suelo, la cantidad de lluvia esperada y la intención de crear una asociación con otros cultivos. Mientras que en lugares muy secos la distancia debe ser mayor, para reducir la competencia entre plantas, en áreas lluviosas o irrigadas se permite que estén más cerca. En suelos muy fértiles, donde el ricino tiende a crecer más, no puede ser estrecho. Para cultivares medianos, puede variar de 2 a 4 metros entre hileras. En asociación entre cultivos el espacio es de 3 a 4 metros.

FERTILIZACIÓN

Apreciado por las plantas de ricino, incluso en terrenos muy secos, no puede ser excesivo. Si la opción a elegir es la utilización de fertilizantes químicos, deje la semilla a 5 centímetros del fertilizante, algo que no es necesario tener en cuenta cuando se utilizan productos orgánicos.

CUIDADO

Como máximo una vez, para evitar la incidencia de plagas y enfermedades, pode al final de la cosecha. Sin embargo, la práctica de la poda no se recomienda para cultivares pequeños o enanos, o en lugares donde el suelo no es muy fértil, la temperatura es alta y el clima es muy seco. Estos aspectos son favorables a la pudrición de las ramas. De diez a veinte días después de la aparición de la planta es cuando se produce el período de raleo o adelgazamiento, excepto en el caso de la plantación mecanizada.

PRODUCCIÓN

La recomendación para obtener ricino de manera rentable es prepararse para una cosecha mecanizada, que comparativamente se vuelve más barata durante las plantaciones. Una alternativa es contratar un proveedor de servicios que también trabaje para otros agricultores de la región. Luego se producen secado y descamación.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG