Regaderas para jardín – Tipos y consejos para elegir una para tus plantas

Todo buen jardinero cuenta con una o más regaderas para jardín que le representan perfectamente. Elegir una de ellas es algo muy personal, sin embargo, hay una variedad tan amplia de regaderas para plantas que seguramente conseguirás una que se adecúe a tus necesidades y estilo.

Regaderas para jardín
Regaderas para jardín

Para conocer algunos de los tipos de regadera de plantas que puedes encontrar y cuál elegir, te invitamos a seguir leyendo. A continuación conocerás las principales características que debes saber de una de las herramientas más importantes para los amantes de las plantas de jardín.

Distintos tipos de regaderas para Jardín

No importa el tipo de plantas que tengas en tu jardín, una cosa que tienen todas en común es la necesidad de ser regadas con agua. Dicho esto, la importancia de tener una regadera adecuada para entregar agua a nuestras plantas es algo indiscutible.

Existen regaderas con boquillas de distintos tamaños y diámetros, algunas son ideales para regar plantas muy delicadas, mientras que otras son más adecuadas para hacer un riego más rápido y efectivo. Existen distintos tipos de regaderas para Jardín que han sido diseñadas para cada tipo de cuidado y necesidad. Desde sus dimensiones, hasta el tamaño y forma de la boquilla, todos son aspectos que debes tomar en cuenta.

Tipo de mango y tamaño

El tipo de mango de una regadera para Jardín es un detalle a tomar en cuenta al momento de elegir cual comprar. Si la regadera es muy grande, una opción inteligente es optar por una que cuente con doble asa, de esta manera será más fácil sostenerla y levantarla. De igual forma, la posición del mango y la comodidad que sientas al probar una regadera te ayudará a decidir cuál es la indicada para ti. Recuerda que la comodidad es un aspecto muy importante al momento de trabajar.

El tamaño es otra parte de vital importancia al momento de elegir una regadera para plantas. Debes tomar en cuenta que algunas plantas sumamente delicadas o pequeñas necesitan ser roseadas con agua con mucho cuidado, estos casos lo mejor es optar por una regaderas de Jardín de cuello fino, ya que éstas tienen un caudal de agua menos fuerte y agresivo.

Si por el contrario, cuentas con un jardín muy grande, es oportuno optar por una regadera de mayor volumen que permita almacenar una mayor cantidad de agua. En todo caso, es importante que evalúes tus necesidades y las de tus plantas antes de elegir el tamaño de la regadera para planta que necesitas.

El material: ¿Plástico o metal?

Los principales materiales en los cuales conseguimos las regaderas en el mercado son el plástico y el metal. Las de primer tipo suelen ser más económicas y poco pesadas. Sin embargo, las regaderas de  plástico tienen una menor vida útil que las de metal. Si riegas una plantación que produce alimentos, es importante desechar las regaderas de plástico luego de cierto tiempo, ya que la descomposición química del plástico puede contaminar el agua que deposites en ella.

Por otro lado, las regaderas de Jardín construidas en metal son más duraderas, por lo que no tendrás que preocuparte por cambiar de regadera en mucho tiempo. Sin embargo, éstas suelen ser más costosas y pesadas. Al final la elección del material de su regadera dependerá de tu presupuesto y tus necesidades.

Accesorios de regaderas para Jardín

Uno de los accesorios más importantes de una regadera es su rociador. Éste nos permite controlar el chorro de agua que sale de nuestra regadera. Existen algunas regaderas que tienen un rociador (también conocido como roseta o boquilla) ajustable, algo que resulta sumamente útil para regular la manera en la cual regamos nuestras plantas.

Existen algunos tipos de regaderas que utilizan rociadores distintos e intercambiables que te permiten escoger el que necesitas según tus necesidades. Por ejemplo, si deseas regar algunas especies que apenas han germinado u otras plantas muy delicadas, lo mejor es usar una boquilla pequeña. Si ese no es el caso, puedes usar una boquilla de regado más grande que te permita un trabajo más rápido y cómodo.

No importa el tipo de jardín que tengas, la manera en la que lo cuides dependerá en gran medida de las regaderas para Jardín que utilices. Elige con cuidado el tipo de regadera que necesitas y considera los detalles que hemos repasado en este artículo para tomar tú decisión.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.