Rebutia – Todo sobre el cuidado y el cultivo de este cactus bello

¿Conoces el cactus Rebutia? Es un género de plantas que forman parte de la familia cactaceae. El gusto especial por esta variedad se debe a que florecen en grandes cantidades, produciendo flores muy llamativas a la vista. Adoran los climas subtropicales y tropicales originarios de Sudamérica. Conoce cómo cultivar la rebutia para disfrutar de su bella floración.

Guía para el cultivo y cuidados del cactus rebutia

Muchos jardineros adoran esta variedad por el simple hecho de que, a pesar de ser extremadamente agradables a la vista, soy muy fáciles de cultivar y cuidar.  Plantas que pueden cuidarse por sí solas si se les proporciona un ambiente adecuado.

A lo largo de los años la Rebutia ha modificado su composición morfológica con el fin de poder acumular en su interior todos los nutrientes que necesita para resistir las condiciones en las que suele desarrollarse, zonas áridas con temperaturas muy altas y mucha luz solar.

Es una planta que florece, dependiendo de la variedad, entre primavera y verano, ofreciendo bellísimas flores de diversos colores, como amarillas, blancas, rojas o naranjas, dependiendo de la especie.

Tips y consejos para el cultivo adecuado de la Rebutia

Son plantas que requieren de pocos cuidados, pero como buenos jardineros nos preocupamos por brindarle a nuestras plantas las mejores condiciones para que vivan y se desarrollen.

Clima, Iluminación y Ubicación  

Adoran recibir sol directo durante todo el día. Así que debes ubicarlas en un lugar abierto y sin sombra. En interiores, el mejor lugar será cercano a una ventana muy iluminada.

Las temperaturas necesarias para su desarrollo deben ser altas, oscilando entre los 20 °C y los 30 °C. Asimismo, las temperaturas no deben bajar de los 3 °C.

Sustrato para Rebutia

El sustrato no debe ser muy rico en nutrientes, mientras más ligero mejor. Siendo necesario que este cuente con un adecuado drenaje. Una mezcla que puedes utilizar consta de un 50% de sustrato universal, 25% de arlita o arcilla expandida y un 25% de grava volcánica.

Antes de colocar este sustrato en la maceta, incorpora una capa de 3 cm de arlita pura para fomentar un mejor drenaje.

Riego

En las épocas más calurosas, el riego se realizará cada vez que el sustrato se seque, verificando su humedad con la ayuda de un palillo. Dependiendo del clima de tu zona, esto se puede realizar cada 15 días. El riego se realiza exclusivamente en el sustrato, evitando a toda costa mojar la planta.

Llegado el invierno, y durante los otoños muy fríos, no será necesario el riego de estas variedades. Ten en cuenta que la suspensión del riego durante las épocas frías ayudará a que la rebutia pueda tener ese periodo de inactividad necesario para su crecimiento.

Abono

Se puede aplicar un fertilizante líquido en cantidades mínimas en el agua de riego, una vez al mes, durante el periodo de crecimiento de la rebutia, en el verano.

Cultivo de las Rebutias

La Rebutia se puede reproducir por medio de semillas y mediante el uso de retoños o hijuelos. Si deseas sembrar una especie en específico, se recomienda propagar mediante el uso de retoños, para evitar sembrar otra especie y la variabilidad genética.

Multiplicación de retoños de rebutia

Esta es la técnica de reproducción de Rebutia más rápida de todas y se realiza preferentemente en primavera. Se inicia retirando los pequeños brotes que se producen en la base de la planta con la ayuda de un cuchillo especial para jardinería, previamente desinfectado. Tras realizar el corte, rocía la herida con un polvo de azufre y espera cuatro días para que cicatrice por completo.

En el fondo de la maceta incorpora 3 cm de arlita pura o piedra pómez para mejorar el drenaje. Luego, coloca el sustrato anteriormente indicado y realiza un agujero para sembrar los retoños. Coloca los hijuelos y compacta el sustrato a su alrededor.  En la parte superior, alrededor de la rebutia, coloca una capa de grava natural o greda volcánica para adornar esta planta, material que también ayudará a evitar que se quemen las raíces. Finalmente, aplica un riego generoso.

Una vez terminado de plantar el retoño debes ubicar la maceta en un lugar donde pueda recibir sombra y calor, no bajo la luz solar directa durante las horas más calurosas. Su traslado a una ubicación donde pueda recibir luz solar directa durante todo el día se realizará paulatinamente.

Multiplicación por semillas

La siembra por medio de semillas se realiza a finales del invierno y principios de la primavera. Prepara en una pequeña maceta, una mezcla de una parte de arena gruesa lavada y dos partes de tierra para cactáceas. Esparce las semillas y cúbrelas con una capa no muy gruesa de arena fina.

El siguiente paso será regar con un pulverizador y protege la maceta con una capa de papel film para asegurarnos de que la temperatura se mantenga. Ubícala en un lugar con media sombra. Asegúrate de quitar el papel film todos los días para eliminar la humedad condensada.

Una vez que los primeros brotes comiencen a aparecer, retira por completo el papel film y ubica la maceta en un lugar con un poco más de luz.

No trasplantes la planta hasta que los brotes hayan crecido entre 2 a 5 centímetros. Una vez trasladadas, se cuidarán como plantas adultas.

Plagas y enfermedades de la Rebutia

Al igual que las demás plantas, la Rebutia puede desarrollar distintas enfermedades o atraer plagas que deterioran su desarrollo, y en situaciones más extremas pueden llegar a matarla.

Cochinilla, pulgón y otras plagas

Esta es una plaga que ataca principalmente a los cactus sin espinas, pero también se puede notar su presencia en la rebutia. La principal característica que deja esta plaga es la presencia de manchas e insectos.

La mejor manera de eliminar esta plaga es sacando la planta de la maceta con ayuda de un guante para no lastimarnos con sus espinas. Ahora, usa un cepillo de dientes impregnado con alcohol para eliminar estos insectos en un recipiente de agua. Es importante asegurarte de que no quede rastro de la plaga para que no vuelva a reproducirse.

Trasplanta la rebutia a un nuevo sustrato, pero en la mezcla esta vez aplica un puñado de tierra de diatomeas.

Share on: