Mancha foliar por Xanthomonas – Enfermedad peligrosa para tu cultivo

La Mancha foliar por Xanthomonas es una enfermedad que se encontró por primera vez en el follaje del rábano. Este es producido por la Xanthomonas campestris pv. Armoraciae. Produce la aparición de numerosos puntos negros pequeños. Sigue leyendo este artículo y conoce más sobre esta enfermedad

Mancha foliar por Xanthomonas
  • Agente causal: Xanthomonas campestris pv. armoraciae
  • Distribución: Estados Unidos, Australia y Japón

Síntomas de la Mancha foliar por Xanthomonas:

La col, la coliflor, el brócoli, los rábanos y los nabos son susceptibles de padecer Mancha foliar por Xanthomonas. Los síntomas aparecen primero como manchas deprimidas y translúcidas en las hojas. Estas manchas se convierten en lesiones circulares o angulares de hasta 5 mm de diámetro, de color blanco amarillento a marrón o negro, rodeadas de halos translúcidos.

Los centros de las lesiones a menudo se rompen, dando a la hoja una apariencia de agujero de disparo. Los síntomas se limitan generalmente al tejido entre las venas, aunque a menudo aparecen vetas oscuras a lo largo de las mismas. Las lesiones en los márgenes de la hoja a menudo resultan en síntomas similares a las quemaduras de punta, que posteriormente dan una apariencia de jirones a la hoja.

Condiciones para el desarrollo de la Mancha foliar por Xanthomonas:

El organismo puede ser transmitido por el suelo o por las semillas. Los restos de plantas infectadas también son una fuente de inóculo. El organismo invade a través de los estomas y requiere largos períodos de humedad libre en la superficie de la hoja para infectar. Los períodos prolongados de formación de rocío, o de lluvia, favorecen el desarrollo de la enfermedad. La Mancha foliar por Xanthomonas suele aparecer durante las temperaturas más frías del otoño o el invierno, aunque el organismo infectará y causará síntomas en una amplia gama de temperaturas.

Control:

Utilizar semillas libres de Xanthomonas campestris pv. armoraciae. Plantar los cultivos en suelos bien drenados y emplear prácticas de riego que minimicen la humedad de las hojas. Rotar a un cultivo no huésped durante al menos tres años después de un cultivo de crucíferas es de mucha ayuda para prevenir la Mancha foliar por Xanthomonas

Compartir en: