Cómo cultivar y cuidar Palma Bambú o Chamaedorea seifrizii

A pesar del nombre, las palmas bambú (Chamaedorea seifrizii) no son bambú en absoluto, sino un tipo de palmera de la familia Araceae. Estas plantas tropicales son nativas de México y América Central. Crecen naturalmente como plantas de sotobosque. Son plantas de interior que pueden agregar un toque tropical a cualquier habitación. Además, están incluidos en la Lista de variedades consideradas por la NASA por proporcionar aire limpio. Sigue leyendo para conocer como cuidar y cultivar palma bambú.

como cuidar y cultivar palma bambú o Chamaedorea seifrizii
nombre botánicoChamaedorea seifrizii
Nombre comúnPalma bambú
Tipo de plantaPerenne
Tamaño maduro4-12 pies de alto, 3-5 pies de ancho
exposición solarParcial, sombra
Tipo de terrenoHúmedo pero bien drenado
pH del sueloÁcido, neutro
Tiempo de floraciónPrimavera – verano
Color de la florAmarillo – naranja
Zonas de fuerza10-11, EE. UU.
Zona nativaCentroamérica

Cuidados al cultivar palma bambú

Las palmas bambú son plantas de interior populares porque requieren poco mantenimiento y funcionan bien en una variedad de condiciones de iluminación. Requieren de humedad constante, por lo que si tienden a regar poco sus plantas, lo mejor será olvidar esta palma.

Iluminación necesaria para la Chamaedorea seifrizii

Al cultivar palmas bambú debes saber que son plantas tropicales adecuadas para condiciones de luz baja a media. A diferencia de otras palmas, no requiere de luz brillante para prosperar. Crecen bien en una diversa variedad de condiciones de iluminación, desde poca luz hasta luz brillante. Incluso pueden tolerar que se coloquen en ventanas que dan al norte. Evite la luz solar directa, ya que quemará sus delicadas hojas.

Tierra

Un suelo húmedo, pero que a su vez cuente con buen drenaje es lo mejor para cuidar palmas bambú. Un suelo poroso, pero rico en humus es ideal. Se puede modificar una tierra para macetas estándar con turba, corteza de orquídea y perlita para tu palma de bambú.

Riego

El suelo de las palmas bambú debe mantenerse uniformemente húmedo, pero nunca inundado. Al cultivar palmas bambú debes saber que son sensibles tanto al exceso como a la falta de agua, pero siempre es mejor regar poco que exagerar. Deje que la parte superior del suelo se seque ligeramente entre riegos.

Temperatura y humedad

Estas palmeras tropicales disfrutan de temperaturas cálidas y ambientes húmedos. Son resistentes en las zonas USDA 10-11. Esto significa que no resisten las heladas. Las palmas bambú se adaptan bien a los niveles de temperatura y humedad típicos de la casa, pero siempre pueden apreciar un poco de humedad adicional, siempre que sea posible. Esto se puede lograr colocando la planta cerca de un humidificador o en una bandeja de guijarros.

Fertilizante para la Chamaedorea seifrizii

La palma bambú debe fertilizarse durante la temporada de crecimiento. Los fertilizantes granulares de liberación prolongada funcionan mejor. Espolvorea el fertilizante sobre la tierra vegetal y asegúrate de regarlo. Evite fertilizar durante el otoño y el invierno, ya que puedes provocar problemas durante su periodo de inactividad.

Poda de palma bambú

Al cultivar palmas bambú debes saber que requieren de poco mantenimiento y rara vez necesitan poda. Solo es necesario limpiar constantemente las hojas secas y marrones, o las puntas de las hojas para mantenerla sana y atractiva.

Propagación de palmeras de bambú.

La palma bambú es sensibles a los cortes, llegando a ser difíciles de propagar. Las palmas bambú maduras producen brotes que pueden separarse y establecerse como nuevas plantas. 

Use un cuchillo limpio y afilado para separar los brotes de la planta madre. Si las ramificaciones tienen sus propios sistemas raíz (que deberían), asegúrese de separarlos también. Coloque los brotes en un suelo arcilloso bien drenado y manténgalos en un ambiente constantemente húmedo hasta que se hayan estabilizado (aproximadamente 2-3 meses).

Maceta y trasplante de palma bambú.

Para cuidar palmas bambú debes saber que solo se trasplantan cuando hayan superado el tamaño de su contenedor anterior. Tienden a ser de crecimiento lento, por lo que no debería ser trasplantada con demasiada frecuencia. Tenga en cuenta que la planta crecerá tanto como la maceta le dé, por lo que si desea mantener la palma bambú pequeña, no aumente mucho el tamaño de la maceta al trasplantar. Esto ayudará a controlar el tamaño de la palma.

Plagas / enfermedades comunes

Las palmas bambú son susceptibles a una serie de plagas comunes de las plantas de interior, como cochinillas, pulgones, moscas blancas, moscas de los hongos, etc. Estas plagas se pueden mitigar con tratamientos con insecticidas si es necesario. Asegúrese de revisar su Chamaedorea seifrizii con regularidad en busca de plagas para ayudar a detectar cualquier infestación temprano.

Share on: