Cómo plantar carambola o fruta estrella, cuidados y cosecha

La carambola o fruta estrella, es un fruto muy apreciado por su dulce sabor cítrico. Esa planta es un arbusto perenne que pertenece a la familia de las  oxalidaceae. Esta puede crecer de de 3 a 5 metros de altura y es típico de las zonas tropicales. Es por esta razón que requiere de un clima cálido para su apropiado desarrollo. A continuación, te describimos cómo plantar carambola, sus cuidados y como cosecharla.

como plantar carambola

Su fruto al ser cortado transversalmente toma la apariencia de una estrella de cinco puntos. Por su parte la pulpa se caracteriza por ser muy jugosa, fibrosa y ácida. Entre los nutrientes que posee podemos destacar su alto contenido en vitamina A, vitamina C y minerales como el fósforo y potasio.

Antes de continuar debemos señalar que si bien por lo general se plantan mediante semillas, también se pueden sembrar usando esquejes. Siendo este un artículo sobre cómo plantar carambola desde sus semillas.

Aspectos a tener en cuenta sobre cómo plantar carambola

¿Cuándo sembrar y clima adecuado?

Algo a tener en cuenta sobre cómo plantar carambola es que este árbol crece en climas tropicales y subtropicales, por lo tanto, puede sembrarse en zonas en las que la temperatura tengas variables entre los 18° a 30° C. Debe estar en una zona con una altura no mayor a 1.200 msnm para un apropiado desarrollo. Aunque puede sobrevivir a períodos cortos de sequías y heladas, los arboles jóvenes son más susceptibles, por lo que se les debe proteger. Este se debe a que son altamente susceptible a las bajas bruscas de temperatura.

Por ser un árbol frutal perenne, no requiere ser sembrado en una época en específico en zonas tropicales. Sin embargo, en zonas subtropicales en los que puede verse expuesto a heladas es recomendable que sea sembrado después que pase la época invernal, para que pueda crecer en una temperatura y ambiente más propicio.

Otro consejo sobre cómo plantar carambola es que debe ser sembrada en un área que pueda recibir la luz del sol, pero que a la vez esté protegido del viento. Esto se debe a que el cultivo es muy susceptible a altas ventosidades. Si vives en una zona con mucho viento es importante construir un sistema de protección contra el viento.

Sustrato o Suelo

El terreno más apropiado para sembrar el árbol de carambola son los suelos arenosos y arcillosos, con un pH acido de pH 5,0 a 6,8. Sin embargo también pueden prosperar en suelos calizos y alcalinos gracias a su gran adaptabilidad. Es importante mencionar que los suelos calcáreos pueden provocar deficiencia en micronutrientes como el Zinc y Magnesio.

Debido a que los arboles constantemente están adsorbiendo nutrientes de la tierra es conveniente abonar perseverantemente con un abono orgánico o compost. Algo a tener en cuenta sobre cómo plantar carambola es que se debe crear como una pequeña montaña o pendiente donde se siembre para evitar el encharcamiento del terreno, ya que las raíces del árbol se pueden podrir.

Como sembrar carambola paso a paso

Propagación o Germinación de semillas

En caso de que quieras extraer las semillas de la fruta debes cortar la fruta hasta encontrar sus semillas. Debes elegir aquellas semillas de carambola que tengan un gran grosor y que estén en buen estado. Recuerda que no todas las frutas de las carambolas tienen semillas. Posteriormente debes limpiar la pulpa de las semillas y dejarlas secar.

Cuando la semilla está seca se torna dura, por lo que es apropiado remojarlas para que la capa externa se ablande y pueda darse inicio al proceso de germinación. Luego de haber sido remojadas de 8 a 12 horas, debes colocarlas en un semillero con musgo húmedo y cubrirla levemente. La plántula puede tardar en brotar de 7 a 15 días con condiciones ambientales favorables e incluso puede tardar varios meses en invierno. Este recipiente debe estar en un lugar cálido, pero lejos de la luz solar.

Sembrar en macetas

La carambola se siembra en macetas de forma temporal una vez que tenga varias ramificaciones. Esto por lo general tarda un mes en condiciones ambientales favorables. Esta se debe mantener en una maceta por aproximadamente un año e incluso puede tardar más. Se tendrá que trasplantar a tierra cuando tenga el tamaño y fuerza apropiada para soportar las inclemencias del tiempo.

Lo primerio que debes hacer es preparar la maceta para que se adecue a la planta de la carambola. Un consejo sobre cómo plantar carambola en maceta es que el recipiente debe medir al menos unos 20 centímetros y debemos asegurarnos de que tenga orificios de desagüe en el fondo. Durante el crecimiento de la planta en la maceta debe suministrarse suficiente agua y asegurarse de que la planta reciba sol.

Trasplante a tierra

Este planta debe trasplantarse el árbol luego de 1 año o hasta que alcance las condiciones óptimas para soportar el clima local.

El día anterior de trasplantar el arbusto, debe ser regada abundantemente con agua con el fin de que resista el cambio de tierra y no se marchite. Cabe destacar que debe ser sembrado en un área donde reciba luz solar durante el día y donde esté protegido de ráfagas de viento, ya sea detrás de una pared o protegido por otros árboles.

También debes preparar el terreno con anterioridad para mejorar su drenaje. Para saber si tiene buen drenaje debes cavar un hueco de 30 cm y mirar si el agua se drena en menos de 2 horas. Utiliza arena en caso de que el suelo retenga mucha humedad.

La distancia de siembra depende de factores climáticos y la tierra pero por lo general se deja un espacio de 9 metros entre cada árbol. Al trasplantar el árbol se le debe poner un tubo guía para proteger sus ramas y guiar su crecimiento.

Cuidados de la planta

La carambola requiere de cuidados sencillos por tratarse de un árbol que se hace más fuerte a medida que va creciendo. Sin embargo, hay que mantener la tierra húmeda a medida que va creciendo, evitando sobresaturarlo de agua. No es recomendable podarlo, ya que no tiende puedes dañar la planta.

Para fortalecer al árbol a medida que va creciendo puedes usar fertilizante líquido y fertilizante granulado. También se puede enriquecer la tierra alrededor de su base con abono entre 4 o 5 veces al año, a fin de asegurar una tierra suave y nutritiva que fortalezca al árbol. Al suministrar fertilizante líquido o granulado, no hay que exceder la cantidad para que no dañe las raíces de la planta.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la mayor producción de frutos se verá en las partes más expuestas a la luz solar y será menor en las ramas que tiene sombra.

Riego

Por ser un árbol tropical y subtropical, requiere suficiente suministro de agua en un rango de  unas 3 a 4 veces a la semana. En época de invierno según la cantidad de lluvia o humedad del terreno puede no ser necesario que sea regado. Sin embargo, hay que tener especial cuidado en la temporada seca con los arboles de carambola jóvenes, suministrando un riego que mantenga el terreno húmedo y propicio para la planta.

Cosecha

La cosecha de la carambola es muy abundante, pero no se madura al mismo tiempo. Por lo general, cuando la fruta está lista y madura, por sí sola cae del árbol. Sabrás que la fruta está lista para cosechar cuando observes que la corteza de la fruta se torna amarillo intenso. Sin embargo, si se desea cosechar para su envió a otras ciudades o para ser exportada, el fruto debe recogerse cuando aún tiene un matiz entre verde y amarillo tenue con el fin de garantizar su conservación.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *