Caldo Bordelés – Aprende a preparar y cómo aplicar este fungicida

En este artículo conocerás qué es el caldo bordelés, para qué se utiliza y cómo aplicarlo en tu casa o en la producción de plantas rurales de manera ecológica.

qué es el caldo bordelés, para qué se utiliza y cómo aplicarlo

El caldo bordelés, también conocida como azufre de cal, es una de las técnicas más prácticas y eficaces para combatir los hongos y otras plagas, tanto en la producción ecológica como en la convencional.

Su composición es sencilla y lleva ingredientes de fácil acceso. Siendo una alternativa viable para cualquier tipo de productor, al igual que los abonos y los productores de plantas orgánicas naturales, el caldo bordelés es una opción libre de productos sintéticos y su penetración en las plantas y en el suelo tiene la duración suficiente para eliminar hongos, dejando los alimentos libres de cualquier tipo de residuos de toxinas.

¿Cómo hacer y para qué se usa caldo bordelés?

Si quieres hacer el caldo bordelés hay que prestar mucha atención, sobre todo a los recipientes utilizados. Se recomienda utilizar envases de plástico para producir este fungicida, ya que los envases metálicos pueden afectar al proceso.

También es importante que los materiales estén limpios, que la tela y la bolsa de tela sean de algodón, ya que los tejidos sintéticos pueden tener productos que contaminen nuestro producto. La cuchara puede ser de madera, plástico o acero inoxidable, ya que estos materiales no se corroen con el jarabe.

Ingredientes caldo bordelés:

  • 10 L de agua
  • 100 g de cal virgen (180 g si se utiliza cal hidratada)
  • 100 g de sulfato de cobre

Producción de caldo bordelés paso a paso

Materiales:

  • Equipo de protección
  • 2 recipientes de plástico de 5 litros
  • 1 recipiente de plástico de 10 litros
  • 1 paño de algodón para colar
  • Bolsa de tela
  • Medidor de pH
  • Cuchara para remover la solución

Preparación de el caldo bordelés:

  1. Poner el sulfato de cobre en una bolsa de tela porosa y dejarla colgada dentro de uno de los recipientes. Llenar este recipiente con agua hasta llegar a la marca de 5L, cubriendo toda la bolsa. Déjelo reposar por 24 horas.
  2. En otro de los recipientes de 5L poner la cal, 5L de agua y mezclar bien.
  3. En el recipiente de 10 litros, añadir toda la mezcla de cal y añadir poco a poco el agua que estaba con el sulfato de cobre. Es importante añadir poco a poco la mezcla para no estropear la solución, ya que el agregar el agua con el sulfato de cobre de golpe quemará la cal.
  4. Mezclar bien y comprobar el pH.
  5. Cuando el pH sea neutro o ligeramente alcalino (con valores entre 7 y 8), cuele el líquido y viértalo en el pulverizador, diluyendo este producto a una proporción de 50% de agua.
  6. El caso el producto sea desea aplicar a plantas más jóvenes, se recomienda diluir 1L de solución en 10L de agua, para evitar dañar la estructura de las plantas.

Almacenamiento

Es importante señalar que una vez mezclada, la solución dura 24 horas. Sin embargo, si se almacena en recipientes de plástico separados, cada solución puede durar hasta 1 año.

Aplicación del caldo bordelés

Si deseas aplicar este fungicida en los cultivos, hay que utilizar siempre equipo de protección. También es importante prestar atención a la cantidad de producto que se aplicará, ya que, en exceso, el caldo bordelés puede afectar ríos, manantiales e incluso extinguir la población de lombrices del suelo.

Aplicación quincenal

La recomendación es aplicar este fungicida cada 15 días y no superar los 3 kg/ha/año. De este modo, el cultivo estará protegido y no habrá riesgo para el medio ambiente.

La mezcla de Burdeos y la agricultura ecológica

Para el productor ecológico, ya sea doméstico o rural, el caldo bordelés es una alternativa viable para combatir hongos, bacterias y otras plagas que afectan al cultivo.

Bajo coste

Como utiliza ingredientes fácilmente accesibles, puede producirse en cualquier lugar y a un coste mucho menor que el adquirir este producto en el mercado.

Práctico

Entre los métodos de control de plagas, el caldo bordelés es una de las técnicas más utilizadas, principalmente por su practicidad y alta eficacia.

Importancia de utilizar protección natural en su producción ecológica

Cuanto más utilice los métodos ecológicos a diario, más sana y nutritiva será su comida ecológica y su relación con el medio ambiente será aún más sostenible.

Consejos a tener en cuenta sobre el caldo bordelés

Es imposible producir alimentos ecológicos sin pensar en su producción de forma sistémica y el uso del caldo bordelés debe planificarse desde el principio. Si no quiere producir caldo bordelés, cómprela y utilícela para prevenir y combatir las plagas en su producción ecológica.

Share on: