Si estás en esta nota, seguramente has observado una fruta extremadamente grande y espinosa, principalmente en los supermercados asiáticos, llamada yaca, jaca o jackfruit. La yaca es una fruta grande que crece del árbol conocido científicamente como Artocarpus heterophyllus; recientemente popular por ser utilizada en la cocina como un sustituto de la carne en personas veganas y vegetarianas debido a su textura y sabor. Sigue leyendo y aprende cómo plantar yaca, árbol frutal inusual y exótico.

PLANTAR YACA

Características de la yaca

Este árbol pertenece a la familia de las Moraceaes, relacionada con la fruta del pan, y puede medir una altura de 80 pies. Su tronco es recto y se ramifica desde la base. La fruta puede pesar 144 libras y en su interior presenta hasta 500 semillas. El árbol produce un látex pegajoso en todas sus partes. La raíz principal se caracteriza por ser muy larga.

La yaca es cultivada en países como India, Sri Lanka, Myanmar, China, Filipinas, Malasia, Australia, Kenia, Uganda y Mauricio. Aunque también es posible verla crecer en Brasil, Bahamas, Jamaica, al sur de Florida y Hawai.

Factores a tener en cuenta al cultivar yaca

Clima

Si te estás preguntando ¿Cómo cultivar árboles de yaca?, debes saber que es necesario un clima tropical húmedo. Los árboles de jackfruit en fase de crecimiento son extremadamente sensibles a las heladas y no pueden soportar la sequía. Las altitudes que superan los 1200 metros sobre el nivel del mar llegan a ser perjudiciales, al igual que los vientos fuertes y sostenidos.

Suelo y humedad

Este árbol florece en suelos ricos, profundos y un poco porosos. También disfrutan de una fuente constante de humedad, aunque no son capaces de tolerar el exceso. Si las raíces se encuentran muy húmedas, dejarán de producir frutos e incluso pueden llegar a morir.

Propagación por semillas

La propagación generalmente se realiza con las semillas. Sí necesita obtener semillas debes obtener aquellas semillas que sean bastante frescas. Estas pueden llegar a perder viabilidad al mes que se haya cosechado de la fruta, aunque existen casos en que pueden durar hasta aproximadamente tres meses.

Se puede comenzar a cultivar las semillas de yaca en el suelo o en el interior. La germinación puede tardar de tres a ocho semanas. Sin embargo, se puede acelerar este proceso remojando las semillas en agua por 24 horas. Una vez la plántula produzca cuatro hojas (sembrada en semilleros) debe ser trasplantada con sumo cuidado debido a la presencia de una raíz principal larga. Si espera más, la raíz principal de la plántula será difícil de trasplantar.

Los árboles de yaca prefieren estar ubicados a pleno sol en un suelo bien drenado, aunque tolera los suelos arenosos, franco arenosos o rocosos. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, no tolera el exceso de humedad.

Cultivar un árbol de yaca a partir de sus semillas puede ser un esfuerzo gratificante, pero es necesario tener las condiciones adecuadas para el crecimiento de este árbol frutal de clima cálido. Recuerda que comenzar un árbol desde la semilla llega a requerir paciencia, pero la fructificación debería comenzar al tercer o cuarto año.

Cuidado de Jackfruit

Existen ciertos elementos relacionados con el cuidado de la jaca que se debe conocer. Uno de ellos es que este árbol puede vivir hasta 100 años, pero la productividad ira disminuyendo a medida que envejece.

Es importante fertilizar su árbol de jaca con nitrógeno, fósforo, potasio y magnesio a una proporción de 30 gramos de 8:4:2:1 al cumplir los seis meses de edad. La cantidad se debe duplicar cada seis meses, hasta que el árbol tenga dos años de edad. Pasados ​​los dos años, se debe proporcionar 1 kg. por árbol de un fertilizante 4:2:4:1 y se aplica al iniciar y finalizar la estación húmeda.

Otro aspecto importante a tener en cuenta al cultivar yaca es que se debe poder aquellas ramas muertas para que se mantenga su crecimiento. La poda para mantener el árbol a una altura de 15 pies facilitará la cosecha.

Cosecha de la Yaca

La mayoría de frutas llega a su estado de maduración en verano y otoño, aunque alguna que otra fruta ocasional puede madurar durante otros meses. La cosecha de yaca casi nunca ocurre durante el invierno y principios de la primavera. A los 3 a 8 meses de ocurrida la floración se debe verificar la madurez de las frutas.

La fruta al estar madura hace un sonido hueco al ser tocada, mientras que la fruta verde tendrá un sonido sólido.  Además, las espinas de la fruta deben estar bien desarrolladas, espaciadas y ligeramente suaves. La fruta también emitirá un aroma muy aromático y la última hoja del pedúnculo se pondrá amarilla al madurar.

La cantidad de látex disminuye a medida que madura, por lo que cuanto más madura se encuentre menor será el desorden al cosechar. Si deseas reducir el látex emitido por la yaca debes hacer tres cortes poco profundos en la fruta unos días antes de la cosecha.

Recuerda al momento de cosechar que el tallo cortado exudará un látex blanco y pegajoso que puede manchar la ropa, por lo que debes usar guantes y ropa de trabajo. Se puede detener el flujo del latex envolviendo el extremo cortado de la fruta con una toalla de papel o periódico. Una vez la fruta de la yaca está madura, su degradación se hará rápidamente, pero con la refrigeración se puede ralentizar este proceso por unas 3 a 6 semanas.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 434 suscriptores

Más Artículos similares

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú