Tuberculos

¿Qué es un tubérculo? – Diferencias con los bulbos y raíces tuberosas

En horticultura, ciertamente no hay escasez de términos confusos. Términos como bulbo, cormo, tubérculo, rizoma y raíz principal parecen ser especialmente confusos, incluso para algunos expertos. El problema es que las palabras bulbo, cormo, tubérculo e incluso rizoma a veces se usan indistintamente para describir cualquier planta con una unidad de almacenamiento subterráneo que la ayude a sobrevivir los períodos de latencia.

Tubérculo y diferencias con las raíces tuberosas

En este artículo, arrojaremos algo de luz sobre lo que hace que un tubérculo sea un tubérculo, cuáles son las raíces tuberosas y cómo los tubérculos difieren de los bulbos.

¿Qué es un tubérculo?

Los tubérculos son las porciones hinchadas de los tallos subterráneos o rizomas que generalmente se encuentran horizontalmente o corren lateralmente debajo de la superficie del suelo o al nivel del suelo. Estas estructuras hinchadas almacenan nutrientes para que la planta los use durante la latencia y promueven un nuevo crecimiento saludable en la primavera.

¿Qué hace que un tubérculo sea un tubérculo?

A diferencia de los cormos o bulbos, los tubérculos no tienen una planta basal de la que crecen nuevos retoños o raíces. Los tubérculos producen nodos, brotes en toda su superficie, que crecen a través de la superficie del suelo como brotes y retoños, o hacia abajo en el suelo como raíces. Debido a su alto contenido de nutrientes, muchos tubérculos, como las papas, se cultivan como alimento.

Los tubérculos se pueden cortar en muchas piezas diferentes, con cada pieza con al menos dos nodos, y se plantan individualmente para crear nuevas plantas que serán réplicas exactas de la planta madre. A medida que los tubérculos maduran, se pueden formar nuevos tubérculos a partir de sus raíces y tallos.

Algunas plantas comunes con tubérculos incluyen:

  • Patata
  • Caladio
  • Ciclamen
  • Anémona
  • Yuca topinambur
  • Begonias tuberosas

Una manera fácil de distinguir entre bulbo, cormo y tubérculo es por las capas protectoras o la piel. Los bulbos generalmente tienen capas o escamas de hojas latentes, como las cebollas. Los cormos a menudo tienen una capa de protección áspera, similar a una cáscara, como el azafrán. Los tubérculos, por otro lado, pueden tener una piel delgada que los protege, como las papas, pero también estarán cubiertos de nudos y brotes.

Los tubérculos también se confunden con frecuencia con plantas que tienen raíces comestibles, como la zanahoria, pero no son lo mismo. Las porciones carnosas de zanahoria que comemos son en realidad una raíz principal larga y gruesa, no un tubérculo.

¿Cómo los tubérculos difieren de los bulbos y las raíces tuberosas?

Ciertamente sería fácil si pudiéramos concluir que, si parece una cebolla, es un bulbo y si parece una papa, es un tubérculo. Sin embargo, las batatas complican aún más el asunto ya que estas y plantas como las dalias tienen raíces tuberosas. Mientras que “tubérculo” y “raíces tuberosas” se usan con frecuencia de manera intercambiable, también difieren un poco.

Si bien los tubérculos se pueden cortar para hacer nuevas plantas, las raíces tuberosas generalmente se propagan a través de la división. Muchas plantas con tubérculos pueden ser de corta duración, lo cual está bien, ya que generalmente las cultivamos solo para cosechar los tubérculos comestibles carnosos.

Se puede decir que, en los tubérculos, la parte desarrollada que almacena nutrientes es el tallo subterráneo, el cual generalmente presenta una forma redondeada. Por otro lado, en las raíces tuberosas, los nutrientes se almacenan dentro de la misma raíz, mientras que parte del tallo queda expuesta, por fuera de la tierra.

Las raíces tuberosas generalmente se forman en racimos y pueden crecer debajo de la superficie del suelo verticalmente. Las plantas con raíces tuberosas pueden ser longevas y cultivadas principalmente como plantas ornamentales. Como se indicó anteriormente, generalmente se pueden dividir cada año o dos para hacer más plantas.

Tubérculo Raíces tuberosas
– Papa (Solanum tuberosum)
-Ñame (Dioscorea alata)
– Jengibre (Zingiber officinale)
-Rábano (Aphanus sativus), Remolacha (Beta vulgaris)
-Papa dulce, boniato, batata, patata dulce o camote (Ipomoea batatas)
-Yuca (Manihot esculenta)

Lista de Tubérculos

Papa o patata

Esta planta herbácea perene de tallos rectos puede llegar a medir hasta 60 centímetros de altura. Se caracteriza por su tubérculo comestible, consumido en todo el mundo. Se caracteriza principalmente por ser una fuente rica en hidratos de carbono, almidón y glucosa. Una planta fácil de cultivar y que no requiere de muchos cuidados.

Ñame

Planta herbácea de tallos verdes y endebles, llegando a medir de 3 a 4 metros de largo, de hojas grandes y acorazonadas. Este tubérculo se caracteriza por ser rico en carbohidratos, proteínas, vitaminas C, manganeso y fósforo.

Jengibre

El jengibre fue utilizado hace cientos de años por los griegos envuelto en el pan para tratar problemas digestivos.  Tras algún tiempo, el jengibre empezó a ser usado como un ingrediente para la elaboración del pan que lleva su nombre. En el ayurveda, el jengibre se utiliza como un remedio natural

Siembra de los tubérculos

Suelo

Al sembrar tubérculos debes realizar el procedimiento en un terreno limpio, aireado, sin huecos ni terrones. El uso de fertilizante debe realizarse de acuerdo a la planta elegida y la calidad del suelo utilizado.

La profundidad para sembrar tubérculos se encuentra entre los 7 y 8 cm, se puede emplear los tubérculos enteros o partes de estos. Aunque se recomienda utilizarlos enteros.

Riego

Estas variedades de plantas también son exigentes en cuanto al riego, especialmente durante el crecimiento del cultivo. Sin el agua necesaria, la sequía y el clima árido pueden llegar a favorecer la aparición de enfermedades.

Generalmente, se emplea el riego por aspersión para dar una constante disponibilidad de agua al suelo, pero a la vez sin producir encharcamientos, para lo cual también es necesario elegir un sustrato que drene bien el agua.

En caso de poder utilizar un riego por goteo, es lo más recomendado debido a que ayuda a mantener el agua húmeda, pero sin producir encharcamiento de la tierra.

En general, se aconseja regar por la noche para evitar la evaporación del agua por la acción del sol. Sin embargo, la continuidad y periodicidad es definida por la topografía del campo, la calidad del suelo, el clima, la temperatura y la exposición solar.

Principales plagas y enfermedades en los tubérculos

Algunas de las principales plagas y enfermedades en los tubérculos son:

Escarabajo

Este insecto de forma oval es capaz de destruir las hojas, brotes y tallos tiernos, interrumpiendo el desarrollo de los tubérculos.

Gusano de alambre

Llegan a medir 20 mm de longitud. Se caracteriza por hibernar en las capas profundas del suelo, para llegar a la zona radicular durante la primavera, donde produce daños a los tubérculos, produciendo pequeñas oquedades.

Gusanos grises

Este insecto pone sus huevos en primavera sobre las hojas, malas hierbas o el suelo. La larva se alimenta por la noche, destruyendo el tallo y produciendo la muerte de la planta.

Áfidos

Estos insectos producen daños a los tuberculoso al chupar la savia de las plantas, ocasionando al mismo tiempo la fumagina, hongo que daña su capacidad fotosintética, además de producir manchas, reduciendo su valor comercial.

Nematodos

Estos pequeños gusanos llegan a ser inapreciables a simple vista, alimentándose de todo el sistema radicular. Durante su ciclo de vida reposa en el suelo, produciendo un debilitamiento de la planta, promoviendo el enanismo de la planta, el amarilleamiento de las hojas y una reducción en la producción.

Pulguillas

Esta plaga pone sus huevos en la base de los tallos, donde se trasforman en larvas. Su alimento son las raíces y los tubérculos.

Minadores de hojas

Una plaga muy peligrosa debido a que se alimenta de la planta huésped. Estos preparan galerías en las hojas, donde realizan la muda larvaria y la ninfosis.

Historia de los tubérculos

El origen de los tubérculos nos hace retroceder hace miles de años al continente americano, donde se domestico una gran variedad de estas plantas, siendo la papa parte importante del poblador andino, al igual que el maíz, la yuca y el fríjol, alimentos que actualmente son comunes de ver en la dieta del mundo entero.

Estas especies eran cultivadas en altitud, en pequeñas áreas bajo un sistema de producción de andenes, muchas veces en condiciones difíciles.

Actualmente, la papa es uno de los tubérculos más destacados a nivel mundial, ocupando el cuarto lugar en importancia en lo que se refiere a la producción mundial, solo superado por el trigo, arroz y maíz.