Cómo plantar trigo – Cuidados, plantación y recolección

Es interesante todo lo que proporciona el cultivo del trigo, ya que se utiliza para la producción de harina, pastas (espaguetis), entre otros; todos, alimentos de frecuente uso en nuestra cocina. Este artículo te explicará sobre el proceso de cómo plantar trigo o conocido científicamente como Triticum spp.

Aprende a sembrar trigo

La palabra trigo proviene del vocablo latino triticum, cuyo significa es quebrado, trillado o triturado, referencia al proceso de separar el grano de trigo de la cascarilla. Un cereal que pertenece a la familia de las gramíneas, originaria de Asia.

El trigo es de color amarillo y es uno de los granos más cultivados a nivel mundial, junto al arroz y el maíz. Actualmente, se pueden notar que los campos agrícolas se encuentran repletos de trigo y, según algunas estadísticas, se calcula que son millones las toneladas sembradas cada año.

Puntos importantes a tener al momento de Sembrar Trigo:

Si quieres plantar trigo debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. ¿Cuándo?

    Existen dos variedades; el trigo de invierno que se siembra en otoño, mientras que la variedad de primavera se siembra en primavera.

  2. ¿Dónde?

    Al requerir de mucha luz solar se debe sembrar en un espacio abierto, donde reciba al menos 8 horas diarias.

  3. ¿Tiempo de cosecha?

    Toma de 5 a 6 meses tras la siembra.

  4. ¿Cómo preparamos la tierra?

    El terreno debe ser arcilloso. Se le debe agregar cal y un buen aporte de materia orgánica.

  5. ¿Cómo regamos?

    El riego depende de las condiciones climáticas y la humedad del suelo, aunque generalmente requiere de dos a tres riegos al año.

  6. ¿Cómo cosechamos?

    La cosecha se realiza cuando los los tallos han perdido su coloración verde y al tomar algunos granos tiene la consistencia adecuada.

  7. ¿Asociaciones favorables?

    Algunas asociaciones favorables del trigo son las leguminosas, incluyendo las judías, alfalfa, arvejas, lentejas, entre otros.

  8. ¿Plagas y enfermedades?

    Las plagas más comunes de observar en este cultivo son los chinches, pulgones, roya y el oídio.

¿Datos importantes sobre cómo plantar trigo?

¿Cuándo y dónde sembrar?

El trigo es una planta que prefiere una temperatura de entre los 10 a 25 °C, sin embargo, pese a no ser lo recomendable, puede aguantar temperaturas mínimas de 3°C y máximas de 30 a 35°C. La mejor fecha para iniciar la siembra depende mucho de la variedad a sembrar, ya que existen algunas variedades de trigo que son sembradas en invierno, mientras que otras se plantan durante la primavera.

Las plantas de trigo invernales se caracterizan por vegetar durante todo el invierno y terminar su ciclo en verano. Una variedad que se caracteriza por requerir de una humedad relativa de entre un 50 a 60%, desde que comienza el espigamiento hasta el momento de la cosecha, y un clima seco al momento de la maduración.

Por otro lado, la variedad de primavera no requiere de bajas temperaturas para poder crecer, es decir, que pueden ser sembradas durante la primavera, sin embargo, no llegan a ser tan nutritivas como las otras variedades.

Luminosidad

El trigo es un cultivo que llega a requerir de la luz solar para desarrollarse, idealmente 8 horas de luz solar diarias, independientemente de la variedad elegida.

¿Cómo se riega y humedad adecuada?

El trigo no es muy exigente en cuanto a riegos y se puede desarrollar mientras reciba de 300 ó 400 mm de lluvia, pero debe ser escasa en invierno y abundante durante la primavera.

Si se quiere disfrutar de una buena producción debes regarla de dos a tres veces al año, aunque esto depende mucho de la humedad de la tierra. Por lo general, se realiza el primer riego copioso. Asimismo, se debe realizar un riego durante la etapa del encañado que es cuando se empieza apreciar la aparición de la caña.

Posteriormente durante el espigado llega a ser necesario regar el suelo nuevamente, ya que la planta está en plena actividad y consume rápidamente el agua. Por último, se debe realizar un último riego en plena madurez láctea de las espigas. Esta etapa la notaras por que las hojas inferiores estarán secas, mientras que el resto de la planta y las tres hojas superiores estarán verdes.

¿Cómo se prepara la tierra?

El mejor terreno que se puede utilizar es aquel que sea arcilloso con un adecuado contenido de cal. En caso de utilizar una tierra pobre en contenido orgánico se debe abonar o cultivar algunas plantas que sirvan de abono verde previamente. Asimismo, el suelo debe ser capaz de drenarse fácilmente, muy profundo y con un pH de entre 6.0 y 7.5.

El primer paso a llevar a cabo en lo que se refiere a cómo plantar trigo es preparar la tierra. Esto se realiza arando el suelo a una profundidad de 15 cm con el fin de eliminar las malezas y los tallos de las plantas que ocuparon el terreno. Posteriormente se pasa la grada para allanar la tierra y se repite este proceso una vez más. La tierra debe quedar muy uniforme. En caso de utilizar un cultivo de invierno, debes sembrar las semillas 7 semanas después de preparar la tierra, siendo esto un factor a tener en cuenta al momento de preparar el suelo. Por otro lado, las variedades de primavera pueden ser sembradas cuando la tierra haya sido preparada.

Abonado

En suelos con una fertilidad se debe aplicar una fórmula que sea 4 % de nitrógeno, 4% de potasa y 12 % de ácido fosfórico. Asimismo, se puede utilizar estiércol, escorias y fosfatos para abonar el terreno que se utilizara para el cultivo del trigo.

Cómo sembrar trigo paso a paso

  1. La siembra de semillas de trigo se inicia fertilizando el suelo con un poco de composta con el fin de mejorar la calidad del suelo antes de iniciada la siembra de semillas.Aunque asi notas que la tierra tiene un color marrón intenso y es húmeda, no llega a ser necesario aplicar la composta, aunque lo recomendable es consultar el estado del suelo a utilizar con un profesional agrónomo.
  2. Se deben formar surcos en la tierra a una separación de entre 15 a 20 cm. Las semillas se deben sembrar a una profundidad de 3 a 6 cm, dependiendo de la variedad utilizado. Aunque en terrenos muy sueltos se puede sembrar a una profundidad de hasta 7.5 cm.
  3. Tras la siembra de las semillas se debe regar para que la humedad del suelo permita que el trigo se desarrolle.   Si pasa más de una semana sin lluvia, debes regar tus plantas.

La cosecha y recolección del trigo

Por lo general, pasado los seis meses de siembra se podrá iniciar la cosecha. Sabrás que es el momento adecuado cuando las hojas estén secas y el grano tiene una buena consistencia. Recuerda que si el trigo se llega a dejar demasiado tiempo en el campo puede ser destruido por los vientos y las tormentas.

Si tienes una pequeña finca puede realizar la cosecha con una hoz. En terrenos más extensos se utiliza la espigadora, maquina diseñada para cortar de manera horizontal. El corte del tallo se realiza a aproximadamente 30 cm del suelo. La cosecha a máquina se debe realizar a pleno sol, al momento en que no haya rocío, debido a que la cosechadora desempeña un mejor trabaja en estas condiciones.

Posteriormente, se pone las plantas de trigo en un lugar seco y bien ventilado, donde se crearán unas parvas con el fin de evitar que se pierdan y permitir que alcancen un grado de maduración después de 10 a 15 días. Por último, se pasa por la trilla y tu recolección estará lista para salir al mercado.

Cuidados

Malas Hierbas

El crecimiento de malas hierbas puede deberse a que no se han realizado las labores adecuadas en la tierra, además de la época de siembra y el periodo vegetativo del trigo. En muchos lugares, es esencial utilizar algún herbicida, especialmente si se utiliza trigo de invierno. Caso contrario, debes controlar las malezas de manera temprana debido a su rápido crecimiento. Contra las malezas perennes puedes utilizar fitohormonas sintéticas

Asociaciones favorables del trigo

El trigo se asocia perfectamente con las leguminosas debido a que producen aminoácidos que pueden ser utilizados por el trigo para su crecimiento.

Plagas y enfermedades comunes

  • Chinches: Se caracterizan por atacar las espigas. Se puede controlar biológicamente con el uso de parásitos como el Trissolcus grandis y Telenomus chlorops. El uso de un jabón potásico en el envés de las hojas también puede ayudar.
  • Pulgones: Una plaga que puede afectar la planta de trigo durante la primavera y el verano. Si no se controla puede disminuir el rendimiento de la cosecha y fomentar la aparición de virosis. Se puede combatir con el uso de jabón potásico o extracto de neem en el envés de las plantas. El control biológico se realiza mediante el uso del Neuróptero Chrysopa vulgaris.
  • Nemátodos: Se caracterizan por penetrar el tejido radicular para alimentarse del jugo celular y colocar sus huevos. Se pueden tratar mediante la esterilización al vapor y solarización. Algunos optan por colocar un aro de cartón alrededor de la base del tallo como medida preventiva.
  • Roya: Hongos que producen la aparición de pústulas en las hojas y las espigas. Las esporas son transportadas por el viento, produciendo su propagación. Se puede prevenir mediante el uso de variedades que sean resistentes.
  • Oídio: El principal síntoma es la aparición de una capa algodonosa de color blanco. Puede provocar una tonalidad amarilla en las hojas y su posteriormente secado. Este problema se puede prevenir con el uso de un sistema de riego por goteo, limitando el nitrógeno y empleando variedades resistentes. La eliminación de malas hierbas y restos de cultivo también es una medida preventiva debido a que favorece la ventilación del cultivo.
También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 463 suscriptores

Más Artículos similares

Menú