Tipos de fertilizantes – conoce los principales

Si estás pensando en incursionar en el mundo de la jardinería, es imprescindible conocer los tipos de fertilizantes, ya que este poderoso aliado es el mejor amigo de un jardinero experimentado. Alimentar la tierra ayudará a mantener tus plantas sanas y florecientes.

conoce los tipos de fertilizantes

Sin embargo, el manejo de fertilizantes no es tan simple. Necesita saber los tipos de fertilizantes, las direcciones y el mejor para su jardín. ¿Te gustaría aprender? Entonces, ¡sigue leyendo! Hemos preparado una guía con todo sobre este tema.

La importancia de conocer los tipos de fertilizantes

Los jardineros novatos a menudo subestiman el uso del fertilizante. A menudo se cree que este artículo solo debe usarse cuando la planta está activa y necesita un refuerzo.

Sin embargo, los que saben de jardinería saben que abonar la tierra es fundamental para mantener al día la salud de las hortalizas. ¡Este proceso estimula el crecimiento y la floración y es el secreto de un jardín digno de una revista! Por eso es tan importante conocer los tipos de abono.

Diferencia entre fertilizante y corrector

Los correctivos son insumos que tienen el objetivo de modificar el pH y reponer nutrientes esenciales para el desarrollo del suelo, como el cáliz y el magnesio. Se pueden encontrar de varios tipos, siendo la caliza una de las más conocidas.

Por otro lado, los fertilizantes son sustancias o abonos que tienen como objetivo mejorar el tratamiento del suelo para el mejor desarrollo de las plantas agrícolas y el aporte de nutrientes. Se pueden encontrar como naturales (aportando nitrógeno, fosfatos, etc.) o productos químicos.

¿Fertilizantes naturales o químicos?

El primer paso para conocer los tipos de fertilizante para plantas es entender la división principal: natural y química. Si bien ambos son buenas fuentes de nutrición para las plantas, existen algunas diferencias en el origen de los nutrientes y cómo funcionan.

Algunos fertilizantes son más adecuados para las plantas taladas, que necesitan un energizante más potente. Otros deben administrarse regularmente durante todo el año. Para saber cuál es mejor para tu jardín, ¡sigue leyendo!

Tipos de fertilizantes naturales.

Los fertilizantes naturales tienen un tiempo de trabajo más lento. Debido a que liberan nutrientes de la descomposición de materiales orgánicos, los efectos pueden tardar un poco más en manifestarse. Sin embargo, ¡son muy recomendables para el mantenimiento del jardín!

Harina de huesos

Esta fertilizante natural es muy utilizado, fácilmente disponible en tiendas especializadas. Los huesos contienen una gran cantidad de calcio, un nutriente esencial para la salud de las plantas.

Además, este producto ayuda a equilibrar el pH, por lo que es apto para todas las plantas. Sin embargo, la harina de huesos funciona un poco más lento. Por lo tanto, se recomienda su uso como forma de mantenimiento de su jardín.

Estiércol

¡El estiércol es uno de los tipos más clásicos de fertilizante agrícola! Ampliamente utilizado en fincas y plantaciones, este poderoso producto es capaz de dar fuerza y ​​vitalidad a las plantas.

Hoy en día es fácil encontrar estiércol en tiendas especializadas. Preparado por un especialista, este compost está listo para ser aplicado en el jardín, ¡de manera segura y eficiente!

Humus de lombriz

No todo el mundo tiene la suerte de tener en su jardín. Sin embargo, ¡eso no impide que disfrutes de los beneficios del humus de lombriz! ¡Hoy es posible encontrar este excelente producto en tiendas especializadas, listo para ser aplicado en el jardín!

A diferencia de otros tipos de fertilizante del suelo, los beneficios se notan casi al instante. ¡Con humus de lombriz, el suelo se vuelve más aireado y nutritivo para nuestras plantas!

¡Lo mejor de los fertilizantes naturales es que no tienen contraindicaciones! ¡Simplemente siga las instrucciones en el empaque del producto elegido para disfrutar de los beneficios!

Tipos de fertilizantes químicos

¡Los fertilizantes químicos se producen en el laboratorio principalmente para revivir las plantas! Elaborados por expertos, contienen una composición específica de nutrientes.

Por ello, es importante conocer las necesidades de la planta y el producto más adecuado. Los fertilizantes químicos siguen el famoso modelo NPK. Este acrónimo, que puede parecer complejo, en realidad representa los tres principales nutrientes del suelo.

  • N – nitrógeno;
  • P – fósforo;
  • K – potasio.

Además, el fertilizante mineral a menudo viene con información sobre la proporción de cada elemento. Entonces, un producto 10-10-10 NPK tiene la misma cantidad de todos estos nutrientes.

Normalmente, el propio envase explica para qué especies de plantas es más adecuado el producto y cómo usarlo, además de indicar la cantidad de fertilizante mineral mezclado. Los fertilizantes químicos también se clasifican en algunos tipos.

  • Granulado: se disuelve lentamente y tiene una acción más prolongada. Ideal para grandes jardines y espacios abiertos;
  • Concentrado: se debe disolver previamente en agua y da más aplicaciones. Tiene una acción más rápida y es adecuado para embarcaciones pequeñas;
  • Tableta: similar a los gránulos, se disuelve poco a poco con el riego. Se puede utilizar tanto en el jardín como en macetas. Simplemente siga la recomendación del paquete;
  • Líquido: está listo para usar. Es más efectivo en macetas pequeñas, adecuado para quienes buscan practicidad.

Con la información anterior, ¡es posible tener la planta soñada en tu jardín!

Share on: