Tagetes o Flor Día de Muertos – Características y como cultivar

Hermosa, siempre floreciente y ayuda a combatir las plagas: así es, cultivar el tagetes o Flor de Día de los muertos dará un nuevo toque a tu hogar, una planta anual de pequeño tamaño que es muy recordada por su presencia en la decoración de la fiesta mexicana del “Día de Muertos”.

CULTIVAR TAGETES O FLOR DE DIA DE LOS MUERTOS

Precisamente, el tagetes es originario de México y, por tanto, se le puede llamar “Flor Día de Muertos”. Asimismo, es conocido en este país como cempasúchil, sempasúchil, zempasúchil, cempoalxóchitl, cempaxóchitl, cempoal o zempoal

¡Aprende más sobre esta interesante planta para tu jardín ahora!

Características de las tagetes

El tagetes se caracteriza por su aroma -es un olor fuerte- que está presente tanto en las flores como en las hojas. Lo sentirás cuando toques la planta o la aplastes, por ejemplo.

Su tamaño es bastante variable: de 15 a 40 centímetros de altura. Las hojas de Tagetes tienen un color verde oscuro con forma irregular, dentadas. Familia de las Asteraceae, donde se incluye otras bellas flores como las margaritas y las caléndulas.

Esta tonalidad de las hojas contrasta con sus flores, que son pequeñas y se juntan en capítulos de coloración que pueden variar en diferentes tonalidades, pudiendo ser simples o dobles.

Especies de Flor Día de Muertos

La especie tagetes tiene variedades normales y enanas. Los colores tagete más populares para la decoración del hogar son:

  • Tagetes amarillas
  • Tagetes naranjas
  • Tagetes rojas

De hecho, las inflorescencias pueden aparecer en un solo color o formar numerosos patrones.

La belleza y el olor característico de la planta atraen a las mariposas, pero son capaces de combatir ciertas plagas presentes en el suelo. En este caso, se ve la elección de esta hermosa flor como un medio de protección para las verduras, por ejemplo.

Y como curiosidad, el tagetes es comestible, aunque su sabor es ligeramente amargo, los pétalos se pueden utilizar en salsas, ensaladas, sopas, pasteles, panes y otras recetas, en sustitución del azafrán.

Extremadamente ornamental, el tagetes sirve de acompañante a las plantas del jardín y de la huerta por su labor de lucha contra las plagas.

Pero además, su denso follaje y su abundante floración hacen de esta planta una opción para composiciones en jarrones, macizos y cenefas. En jardines pequeños, la composición se ve excelente.

Si se planta junto a rosales, el tagetes salva a esta otra planta del ataque de las hormigas.

¿Cómo cultivar tagetes?

Tagetes florece en primavera y verano, y se puede cultivar en varias regiones climáticas del planeta, cabe recordar que la planta no soporta ni altas ni bajas temperaturas, ¿vale?

Esto se debe a que cuando la temperatura es demasiado alta, la planta puede reducir su producción de inflorescencias y causar daños.

Por eso, para un buen cultivo hay que apreciar la luz solar directa durante al menos unas horas del día en un suelo siempre húmedo (nunca empapado).

Los tagetes pueden soportar periodos de sequía, pero su crecimiento y desarrollo es mejor cuando hay un buen riego. Además, el suelo debe ser fértil, enriquécelo con materia orgánica y asegúrate de que drene bien.

Los tagetes son plantas vigorosas y muy resistentes, pero trata de abonar la tierra siempre que sea posible para aportarles más nutrientes.

La propagación de esta variedad se realiza a través de semillas en cualquier época del año.

¿Ya conocíasla Flor Día de Muertos? ¡Cuéntanos si tienes esta hermosa flor en tu jardín! Lee este artículo sobre como sembrar borraja y aumentes tu variedad de plantas florales.

Compartir en: