Suelo arenoso – Ventajas, desventajas y ¿Cómo mejorarlo?

El suelo tiene ciertas texturas que determinan su capacidad para retener o filtrar líquidos y la cantidad de nutrientes que posee, factores a tener en cuenta en pro de cultivar una planta o semilla. Una de estas texturas es lo que se denomina como suelo arenoso. Si bien los suelos arenosos pueden permitir el crecimiento de ciertas plantas pocos exigentes, algunas no pueden prosperar sin realizarle las mejoras necesarias. Siendo este artículo preparado para hablar sobre los suelos arenosos y formas para mejorarlo.

Suelo Arenoso - Enmiendas

Este tipo de suelo tiene una profundidad de hasta 50 cm de textura granular. Son retenedores de muy pocos nutrientes, así como también tienen una baja retención de flujo hídrico.

¿Cómo identificar un suelo arenoso y cuáles son sus características?

El suelo arenoso es fácil de detectar al tomar un puñado con tu mano, mismo que suele deshacerse fácilmente en tu palma, a diferencia del arcilloso que se compacta y comprime. Si compruebas que tienes un suelo arenoso, estás leyendo el artículo que necesitas para sacarle el máximo provecho para tu cultivo.

El suelo arenoso suele caracterizarse por estar compuesto por arena, o pequeños trozos de rocas erosionadas.  La arena posee partículas grandes y sólidas, sin almacenes para retener el agua y los nutrientes. Esto produce que el agua y los nutrientes se agoten fácilmente, siendo muchas las plantas las que tienen dificultades para sobrevivir en esta tierra.

¿Cómo mejorar un suelo arenoso?

La enmienda a realizar en un suelo arenoso consiste en mejorar su retención de agua y aumentar su contenido en nutrientes. Esta modificación se realiza con el uso de materias orgánicas combinadas como el estiércol y el compost. También se puede utilizar productos como la vermiculita o turba, pero estas solo podrán aumentar su capacidad para retener agua, sin agregar mucho valor nutritivo.

Sin embargo, al modificar un suelo arenoso, se debe vigilar los niveles de sal del terreno. Si bien el compost y el estiércol son una opción a tener en cuenta, un claro problema para algunos es que se puede aumentar los niveles de sal excesivamente, pudiendo dañar el crecimiento de las plantas. Este factor lo debes tener en cuenta si tu suelo arenoso llega a tener naturalmente un alto contenido de sal, como ocurre en un jardín junto al mar, donde preferiblemente se debe usar un compost a base de plantas o turba de esfagno, debido a que poseen menores niveles de sal.

El uso de materias orgánicas combinadas como lo es el estiércol y compost, ayudan a mejor el drenaje del suelo, la nutrición de las raíces y produce espacios que permiten la oxigenación que las plantas necesitan.

Es necesario aumentar el uso de fertilizantes en tiempos calurosos, ya que la descomposición por el clima será mucho más frecuente. También se recomienda verificar las medidas del pH después del mejoramiento de suelo con el fin de que sea compatible con la planta a cultivar.

¿Cuánta materia orgánica se debe agregar?

Ahora bien, te preguntarás ¿Cuánta materia orgánica debes aportar? Una respuesta que llega a depender mucho de las proporciones de arena de tu sustrato, aunque lo normal es aplicar un 75% de materia orgánica por cada 25% de arena. Sin embargo, en este aspecto, y antes de realizar cualquier cambio, especialmente para trabajos agrícolas de gran envergadura, debes consultar con un profesional para que realice los estudios del suelo.

Tras aplicar la materia orgánica debes crear una especie de acolchado, cuyo fin es mantener la humedad, además de evitar la evaporación y filtración del agua con facilidad.

Otra de las recomendaciones que se hace es no dejar que el suelo arenoso se quede sin plantas por mucho tiempo, caso contrario se lavarán los nutrientes fácilmente y se perderá la estructura del suelo.

Tipos de vegetales que se pueden llevar mejor con suelos arenosos

Los vegetales que pueden hacer vida en un suelo arenoso son más de los que te puedes imaginar, ya que seguramente piensas que son terrenos agresivos o muertos, que no pueden hacer vida alguna. Nada más alejado de la realidad.

Si bien aplicar diversos tratamientos para mejorar tu suelo arenoso ayuda, el fondo siempre será arenoso, por más trabajo que realices, así que es necesario que siempre realices las correcciones al suelo, o, en caso de no poder realizar, plantar plantas capaces de crecer en esta tierra, como lo son los vegetales de raíz. Veamos una lista de plantas que se les da bien los suelos arenosos.

  • Verduras de Hojas:  Brócoli, Col, Coliflor, Lechuga…
  • Tubérculos y Raíces: Batata, Patata, Yuca, Ñame, Boniato, Taro, Rábano, Nabo, Remolacha, Zanahoria, Apio, entre otros
  • Bulbos: Cebolla, Cebollinos, Ajo, Puerro, etc
  • Arbustos: Lavanda, Romero, Tomillo
  • Árboles: Cítricos, Higuera, Granado, Algarrobo, Caqui, Laurel, Olivo, Manzano, Almendro, Ciruelo…
  • Otros: Piña, Pitaya.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG