Sedum – Aprende a propagar y cuidar estas hermosas suculentas

Si eres fanático de la jardinería, seguro te encantará tener en casa las diferentes plantas que existen, obteniendo provecho de las variedades ornamentales, adornos perfectos para cada rincón de tu hogar. Una de estas variedades son las sedum, proveniente de la Crassulaceae, un grupo de plantas suculentas o crasas. Aprende sobre el cultivo y los cuidados de las sedum.

Guía de propagación y cuidados del sedum

Características de la sedum

Al hablar de sedum, nos referimos a una familia de diversas plantas que provienen de México, África central y Europa. La mayoría perennes, rústicas y de porte rastrero, aunque también existen, en menor medida, variedades erguidas, arbustivas y matas.

Estas plantas son consideradas ornamentales por sus características únicas, dando un aspecto rústico y único a tu hogar.  

El sedum cuenta con hojas y tallos carnosos y gruesos. Ambas características se deben a que tienen una gran capacidad para almacenar agua en su interior. Las pequeñas hojas que posee son cerosas o pueden estar cubiertas levemente de pelusa.

Estas especies desarrollan flores estrelladas de diversos tamaños, siempre pequeñas. Dependiendo de la especie de sedum, las flores pueden reunirse en forma de panícula, corimbo o racimos.

Cuidados del sedum

Clima, Iluminación y ubicación

El Sedum requiere de mucha iluminación y también de sol directo (al menos 2 horas al día), sin importar la estación del año. La falta de iluminación se notará por el alargamiento excesivo del tallo.

En cuanto a la temperatura, esta no debe bajar los 10 °C, y en caso de hacerlo se debe proteger en un invernadero. Si durante el verano las temperaturas superan los 30 °C, debes proteger a tu planta o buscar que solo reciba luz solar directa cuando el sol no es muy fuerte, evitando así posibles quemaduras.

Estas plantas prefieren crecer al aire libre, por ende, en interiores se debe colocar cerca de una ventana abierta.

Riego

Al ser suculentas, no deberás añadir demasiada agua para evitar que se echen a perder. Llegando a ser importante que se efectúe el riego únicamente cuando el sustrato esté seco, introduciendo un palillo para cerciorarte de que el sustrato no esté mojado.

Algunos expertos llegan a identificar la necesidad de agua al observar que las hojas se están arrugando. Asimismo, notan el exceso de riego debido a que las hojas pasan de compactas a aguadas y gordas.

Sustrato y Maceta

El sustrato utilizado debe tener un buen drenaje. Una mezcla que es recomendada es la de 1 parte de turba y 1 parte de arena o perlita.

Asimismo, en la maceta debes colocar piedras pómez o cualquier otro material que evite que se obstruya el agujero de drenaje.

En el caso de estas suculentas es importante utilizar macetas que sean más anchas que profundas para que el sistema radicular pueda crecer a su gusto.

¿Cómo se cultiva el sedum?

Cultivar el sedum es sumamente sencillo. Y puedes elegir entre el cultivo por medio de esquejes o semillas.

Esquejes

Se recomienda plantar los esquejes en primavera. Se realiza un corte limpio de 10 cm de los ápices del tallo con la ayuda de una tijera de jardinería bien desinfectada. Una vez hecho el corte, se eliminan las hojas bajas. Se aplica canela en polvo en los cortes y se deja cicatrizar las heridas al aire libre por una semana. Pasado este tiempo, se plantan en un sustrato compuesto por arena y turba, y se riega levemente con la ayuda de un pulverizador.

Semillas

En este caso, las semillas del sedum se deberán plantar casi a finales del invierno en un lugar protegido. Esto se realiza esparciendo las semillas uniformemente en una bandeja con un sustrato que este compuesto por 2 partes de arena fina y 1 de sustrato para semillas. Con la ayuda de una botella pulverizadora, riega el sustrato, tratando de no hundir demasiado las semillas.

Ahora debes cubrir la maceta con un papel film o un plástico para que se pueda mantener la humedad y la temperatura. Cada día, retira el papel film para regar con un pulverizador, algo que también ayudará a eliminar la condensación. Esta bandeja se debe mantener bajo sombra, a una temperatura de 18 °C para que se produzca la germinación.

Una vez se observe que las semillas han brotado, se retira el plástico permanentemente y se expone gradualmente a la iluminación, pero no bajo luz solar directa.

El momento de trasplantar será cuando observes que las plantas son lo suficientemente resistentes para ser manipuladas y haya pasado el peligro de heladas. Recuerda que estas plantas son delicadas, llegando a ser importante tener cuidado de no estropearlas.

Enfermedades y plagas

Esta planta no dará grandes dolores de cabeza, ya que, al ser una planta suculenta, no es comúnmente afectada por las plagas. No obstante, la cochinilla suele ser atraída regularmente.  Se alimenta de la savia, deteriorando las hojas y las flores. Cuando aparezca esta plaga, revisa que las raíces no estén en mal estado. Porque siempre se trata de problemas con el cultivo o encharcamiento.

Muchas veces bastará con trasplantar la planta y retirar estos insectos con un algodón mojado con alcohol, siempre cuidado de las raíces.

¿Cuáles son las variedades que existen?

Existen diferentes variedades de Sedum, todos con diferentes diseños, llegando a destacar las siguientes por su belleza y popularidad:

Sedum Rubrotinctum

Esta sedum proviene de México, llegando a ser tan pequeña que puede plantarse fácilmente en cualquier maceta. No crece demasiado, llegando a tener una altura máxima de 20 cm. Las hojas son de un color verde llamativo, carnosas, cilíndricas y destacan por poseer tonalidades rojizas en la base.

Cuando llega el momento de florecer, en primavera, le surgen flores amarillas. Adora darse baños de sol, así que se deben ubicar en una zona abierta.

Sedum Reflexum

Otro nombre popular a esta especie es la de uña de gato. Tiene aspecto de una planta silvestre, y es estimada por su gran apariencia ornamental. Solo crece hasta 30 cm de altura.

Esta especie es fácilmente identificada debido a que las hojas son alargadas en un tono verde pálido.

Es una planta increíblemente resistente, que crece muy rápido en cualquier tipo de suelo, desde los más salinos hasta los más pedregosos.

Sedum Morganianum

Otro nombre con el que se conoce a esta especie, es sedum burrito. Con el paso de los años se vuelve una planta colgante, característica que es muy apreciada para adornar los hogares.

Tiene unas hojas de un color verde azulado. Florece al término de la primavera, desarrollando flores rosadas o rojizas. Adora estar en espacios llenos de luz, en donde pueda tener momentos de sombra.

Sedum Acre

Esta es una especie de sedum proveniente de Europa. Se le conoce coloquialmente como pan de cuco o pampajaritos. Adentrada la primavera, produce flores en forma de estrella de un color amarillo intenso.

Share on: