Como plantar sábila o aloe vera, sus cuidados y como cosechar su gel

El aloe vera o sábila, es una planta endémica de la Península arábica, pero que gracias a sus múltiples bondades medicinales se ha proliferado a lo largo de mundo. Esto se debe a que puede adaptarse muy bien a diferentes climas. Esta planta puede crecer sin ningún problema en ambientes cerrados o abiertos, siempre y cuando no este expuesta a temporadas excesivamente frías.  Sigue leyendo y aprende como plantar sábila.

como plantar sabila

El aloe vera es una planta que se ha popularizado por el gran número de bondades que nos ofrece. Esto se debe a que su gel es muy utilizado para satisfacer infinidad de necesidades cosméticas y farmacéuticas. Es por ello que muchas personas consideran cultivar esta planta en sus hogares.

Debes tener en cuenta que la planta de la sábila tiene más de doscientas variedades de sábila. Es por esta razón que si quieres cultivar aloe vera por sus propiedades medicinales, tienes que ser muy cuidadoso al momento de elegir la variedad a cultivar. Así pues, en el presente artículo te enseñaré cómo sembrar aloe vera en tu casa, sin gastar mucho dinero o tiempo, ya que no es una planta que precise muchos cuidados.

Aspectos sobre como plantar Sábila

Temporada de plantación y clima

El aloe vera tiene grande ventajas, ya que esta planta no posee limitaciones climáticas. Esta puede crecer, tanto en interiores como en lugares abiertos, sin muchas complicaciones. Los cuidados de esta planta durante los climas cálidos no son excesivos. Esto se debe a que necesita de 8 a 10 horas de luz solar y agua, para que pueda crecer rápido y sus hojas no se sequen.

Debes tener en cuenta sobre como plantar sábila, que esta planta concentra considerables cantidades de agua dentro de sus hojas, es por esto que debes evitar excederte con el riego. Esto se debe a que sus tallos son más propensos a pudrirse debido al exceso de agua.

El Aloe Vera también es muy resistente al frío, aunque si son expuestas a temperaturas inferiores a los 4°C podrían sufrir daños considerables. Es por ello que en zonas con un otoño e invierno muy frio, se debe mantener en lugares cerrados y protegidos de la calefacción.

Suelo y sustratos

Algo que debes saber sobre como plantar sábila, es que la sábila es resistente a toda clase de suelo, excepto aquellos muy húmedos. El pH del suelo debe ser de entre 6,0 a 8,0. Si decides plantar el aloe vera en una maceta debes utilizar tierra para cactus o mezclar 1 parte de arena y 1 parte de tierra para macetas.

Si bien la planta brota sin mayores problemas, puedes brindarle un poco de ayuda, utilizando esporádicamente una pequeña cantidad de abono.  

Pasos sobre como sembrar sábila

Plantar desde sus semillas

Utilizar las semillas de sábila para obtener esta planta con fines comerciales no es muy recomendado, ya que el tiempo para cosechar sus hojas será mucho mayor. Sin embargo, muchas personas ven gratificante este proceso. Así que si eres una de esas personas, sigue leyendo sobre como plantar sábila desde sus semillas.

Para plantar la sábila desde sus semillas, solo necesitas un pequeño recipiente o semillero, fibra de coco y agua.  Antes de colocar la fibra de coco en los semilleros, debes remojar este sustrato con agua por 5 minutos para que aumente su volumen. Ahora debes rellenar los recipientes o semilleros con este sustrato y hacer una ligera presión con el fin de evitar que se formen globos de aire.

Coloca de 3 a 4 semillas en cada recipiente o semillero, dejando cierto espacio entre cada semilla. Posteriormente cubre las semillas con una ligera capa de fibra de coco y riega con la ayuda de un pulverizador. Coloca estos semilleros cerca de una ventana para que la luz les ayude a germinar. Una vez crezca lo suficiente, debes trasplantar la plántula a una maceta.

Reproducir por vástagos

Este es el método más utilizado  para reproducir la planta de aloe vera, ya que al utilizar los vástagos de la planta madre, tendrás nuevas plantas muy similar a la madre. Este es el método que debes elegir si vas a plantar sábila con fines comerciales, ya que también te permite ahorrarte mucho tiempo. A continuación te enseñaremos acerca de como plantar sábila desde sus vástagos.

La sábila produce a sus alrededores unas pequeñas plantas llamadas hijos o vástagos. Estos hijuelos deben ser eliminados o usados para sembrar nuevas plantas, para evitar que compitan por los nutrientes.  El deshijado se debe realizar de preferencia durante los meses de primavera y otoño, nunca en invierno.

En caso de tener el aloe vera en una maceta, debes retirar la planta del tiesto y sacar los hijuelos con la ayuda de un cuchillo e intentando conservar al máximo las raíces de los hijuelos. Estos vástagos debes sembrarlo en macetas de 12 a 14 cm y a medida que crezca debes trasplantarla a una maceta más grande, hasta llegar a su lugar definitivo. Una vez deshijada la planta madre, debes recortar un poco las raíces, cambia la tierra y abonar con granulado o humus de lombriz, para que la planta recupere su vigor.

 

En el suelo o huerto se debe utilizar guantes y herramientas para remover un poco la tierra hasta que puedas retirar los hijuelos y su raíz. Debes elegir los hijuelos de mayor tamaño para acelerar la cosecha. Esto se debe a que los hijuelos más pequeños  pueden necesitar hasta 2 años para producir, mientras que los hijuelos grandes pueden necesitar algo de 8 meses.  Después de deshijar debes abonar la planta con  materia orgánica descompuesta.

Cultivar sábila a partir de una hoja

También puedes sembrar una sábila desde una hoja de sábila. Sin embargo, ten en cuenta que las probabilidades de que crezcan las raíces son mínimas. Para esto debes cortar una hoja de aloe que mida aproximadamente ocho centímetros. Posterior a ello, deja secar esta hoja durante dos semanas, para que así la tierra no eche a perder la planta.

Usa una maceta con buen drenaje y siembra un tercio de la hoja seca verticalmente. Si lo crees necesario, utiliza un poco de canela molida y miel en la parte cortada, para que así sea imposible que las bacterias de la tierra ataquen la planta.

Cuidados

La planta de sábila no es propensa a muchas enfermedades y no requiere de mucha agua en invierno. Se recomienda regarla en verano de 1 a 2 veces a la semana. Debes eliminar las malas hierbas y los hijuelos que vas a desechar al momento de abonar.

Asegúrate siempre que las hojas se vean gruesas y verdes. Si notas que se tornan secas y rizadas es porque no están siendo regadas lo suficiente.

Cosecha

A partir del 2 año ya se puede cosechar la sábila, ya que a esta edad la planta ya tiene sus propiedades medicinales. Se debe cortar las hojas exteriores muy cerca al tronco con la ayuda de un cuchillo. No te preocupes por la planta, ya que debido a sus propiedades, en 2 o 3 días la herida abra cicatrizado. Debes cortar la punta de la sábila y luego las espinas de la planta. Con la parte de atrás del cuchillo debes pelar la sábila con el fin de quedarse únicamente con el gel de la sábila.

One Response

  1. Agata Marzo 15, 2018

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.