Rotación de cultivos – Aprende a alternar tus plantas y cuidar la fertilidad

La rotación de cultivos es una técnica tradicional de la agricultura que fue olvidada por muchos años después de la Segunda Guerra Mundial, pero que en los últimos años ha recobrado relevancia. Actualmente, se ha hecho necesaria para una producción eficiente y sacar el máximo provecho a la tierra, sin la necesidad de comprometer su integridad natural debido a que evita su degradación.

Rotación de Cultivos
La alfalfa es una planta muy utilizada en la rotación de cultivos

Entre las ventajas que tiene la rotación de cultivos se puede resaltar que proporciona un mejor control de las plagas y enfermedades que acechan a los cultivos con un uso mínimo de energía y recursos. Si quieres aprender más acerca de esta valiosa herramienta agrícola, te invitamos a seguir leyendo.   

La rotación de cultivos se basa en la alternación de diferentes plantas, cada una perteneciente a una familia botánica particular, las cuales, además, han de tener exigencias nutricionales compatibles. Una sucesión que se produce en un mismo terreno, donde se irán alternando los cultivos. Con esta técnica se logra evitar la degradación del suelo, además de favorecer a la prolongación de la vida de las plantas, puesto que impide la proliferación de enfermedades.

Importancia de la rotación de cultivos

Algunas ventajas que tiene la rotación de cultivos son:

  • Control de plagas y enfermedades: La variabilidad de los tipos de plantas y de los tiempos de cultivo dificulta que las plagas puedan fijarse en un huésped determinado, para reproducirse y esparcirse por todas las demás plantas.
  • Regulación de hierbas invasoras:  Estas hierbas suelen ir asociados con una familia particular de plantas, por tanto, si se da una distribución heterogénea de plantas, apenas tendrán la oportunidad para propagarse por el suelo, y todo sucederá en un tiempo adecuado para aplicar el tratamiento correctivo.
  • Incremento de los nutrientes residuales en el suelo: Como cada especie vegetal tiene un consumo nutricional único, y como también desarrollan una dinámica biológica particular, en la cual pueden absorber y suministrar nutrientes, según sus propiedades. Este escenario conduce a que se produzcan remanentes nutricionales que enriquecen al suelo. 
  • Aumento de la sustentabilidad, mediante la optimización de recursos y energía: Adicionalmente, la rotación de cultivos influye positivamente en la materia orgánica del suelo; propiciando la formación de agregados y mejorando la conservación de la humedad y la excitación de los microorganismos. También hay que mencionar que disminuye la erosión de los suelos, ya que produce una cobertura vegetal consolidada por los cultivos.

Consejo para realizar la rotación

La clave aquí es evitar la repetición de cultivos de una misma especie o familia, con esto nos referimos a que, por ejemplo, no debes sembrar tomates con papas, ya que ambos vegetales provienen de una misma familia botánica, las Solanáceas.

Existen asociaciones de cultivos que imposibilitan el encuentro entre plantas parientes. Las asociaciones son importantes porque las plantas del mismo grupo van a consumir cantidades iguales de nutrientes, y tendrán sistemas radiculares semejantes, estorbándose los unos con los otros. Esta relación es inconveniente ya que desgasta al suelo.

Incluso, planta parientes contribuyen a la propagación de enfermedades, puesto que los potenciales huéspedes comparten características bioquímicas.

Se debe alternar los cultivos según sean el consumo nutricional de las plantas que figuren en tu plan de cosecha.

Con el pasar del tiempo se ha confeccionado una lista de los cultivos asociados, la cual será tu guía esencial para una eficiente rotación. Hacemos énfasis en las asociaciones debido a las compatibilidades que han surgido de los miles de prácticas agrícolas; son unas recopilaciones de experiencias destinadas a beneficiar a los suelos y a distribuir mejor los cultivos.

Además de alternar los cultivos, debes procurar intercalarlos, para obtener una distribución completamente heterogénea.    

Grupos de cultivos de acuerdo a su exigencia nutricional

A continuación, te presentaremos los diferentes grupos de cultivos para que puedas aspirar a disfrutar de todas las ventajas de la rotación de cultivos:

  • Plantas exigentes: papas, tomates, pimientos, melones, coles, maíz, berenjena, pepino, calabacines, calabazas, sandías y coliflores.
  • Cultivos mediamente exigentes: acelgas, zanahorias, remolachas, escarolas, lechugas, rábanos, entre otros.
  • Cultivos poco exigentes: cebollas, guisantes, ajos, habas, judías, lentejas, soja, etc.
  • Plantas mejoradoras: se les llama así porque fijan nitrógeno atmosférico, incrementando la disponibilidad de nutrientes para las plantas. En este grupo están todas las leguminosas, y algunos abonos verdes como el trébol, la veza, la avena y el centeno.

Con estos grupos puedes idear tus propias asociaciones de cultivos, en concordancia con tus planes, ya que en cada grupo se encuentran algunas plantas parientas, por compartir características de consumo nutricional. 

Períodos y frecuencias de rotaciones

Los ciclos de rotación dependerán de las condiciones climáticas y estacionales de la atmósfera, así como de las características de los cultivos asociados.

En regiones templadas y gélidas, caracterizadas por inviernos feroces, el ciclo de rotación será anual, puesto que en los meses invernales la actividad biológica en el área de cultivo estará relativamente paralizada, hasta que la primavera venga en rescate.

La rotación de cultivos en regiones tropicales y cálidas es más favorable, porque la frecuencia de la alternación dependerá de los periodos de maduración de cada planta; es decir, el momento cuando la siembra rinde frutos. De esta forma, se pueden hacer mayores rotaciones en comparación con el caso anterior.

Recomendación final

Administrar y gestionar esta técnica es una actividad que tiende a ser muy complicada, especialmente si el terreno de cultivo es bastante extenso. Por ello, hay que recurrir a la planificación para darle un orden temporal y espacial a las asociaciones de cultivos.

Es importante que investigues y conozcas todas las características de tus plantas, para poder ajustar los períodos y las frecuencias de rotación, según sean las diferentes épocas de fruto y maduración de estos. Además, ese conocimiento te servirá de guía para distribuirlas ingeniosamente en tu área de cultivo.

Una vez asimiles todos los detalles pertinentes y profundices por iniciativa propia, podrás explorar todas las posibilidades y tener la suficiente seguridad para elegir la mejor ruta de acción.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 446 suscriptores

Más Artículos similares

Menú