¿Cómo podar plantas? – Consejos para hacerlo correctamente

Saber podar plantas es fundamental, ya que este es uno de los principales cuidados que debes tener con tu jardín o especies utilizadas para decorar ambientes interiores.

¿No sabes cómo realizar esta actividad? ¡Entonces este artículo es perfecto para ti! A continuación, te damos todos los consejos sobre cómo podar las plantas correctamente. ¡Sigue leyendo y compruébalo!

La finalidad de la poda de plantas en tu jardín o decoración interior es eliminar las hojas muertas. Esto renueva su apariencia, pero también tiene otros beneficios.

Al realizar la poda, es posible estimular el crecimiento de nuevas hojas y flores. Además, este proceso ayuda a disuadir hongos y plagas, manteniendo la salud de la planta.

Al mismo tiempo, la eliminación de las hojas muertas o moribundas evita que la planta desperdicie energía en las partes no saludables. Esto ayuda a aprovechar mejor el agua y los nutrientes que recibe.

¿Cuándo podar las plantas?

Siempre que identifique hojas amarillentas y marrones. También cuando la planta tenga otras partes enfermas, evitando la propagación de este problema. 

Si tu planta está sana, es posible que necesites realizar podas para estimular la floración y fructificación. En este caso, normalmente se indica que este proceso se realice en invierno, para que la planta florezca más en primavera. Sin embargo, cabe señalar que algunas especies requieren poda en momentos específicos. ¡Investiga un poco sobre la especie que tienes en tu hogar para descubrir el momento ideal para podar tu planta!

¿Qué necesitarás para podar tus plantas?

Se recomienda el uso de tijeras de podar, ya que tiene una estructura que evitará dañar la planta. Con esta herramienta, es posible reducir la posibilidad de dañar el tejido de la planta y dejarlo abierto, lo que permitiría la contaminación por hongos, por ejemplo.

Las hay de tres tipos: las clásicas tijeras de podar, que realizan cortes pequeños y precisos. Está indicado para la eliminación de ramas, hojas, ramas finas y malas hierbas. 

También está la tijera podadora que debe usarse para podar árboles medianos, duros y de ramas grandes.

Por último, están las tijeras de podar de mango largo, que son las más adecuadas para árboles y plantas altos. El diferencial de este modelo es el mango, que permite podar sin subir escaleras, reduciendo el riesgo de accidentes.

Es importante recalcar que las tijeras de podar deben estar siempre limpias. Así que nada de podar una planta y pasar directamente a otra. De esta manera, evitarás la contaminación entre especies. También es importante limpiar las tijeras con alcohol líquido o isopropílico al 70% después de cada poda.

Consejos para podar una planta

Una vez que haya asegurado la podadora perfecta, puede comenzar el proceso. A continuación, te presentamos un paso a paso que te ayudará a realizar esta tarea correctamente:

  1. Busque hojas, flores y ramas que se vean marrones o amarillas. Retire manualmente aquellas partes que están tiradas en el suelo, ya que pueden atraer plagas y crear un ambiente más propicio para la aparición de moho;
  2. Luego, comience a eliminar las partes comprometidas que están adheridas a la planta. Usando las tijeras de podar, corte las hojas, flores y ramas comprometidas, retirándolas de inmediato. Si se sospecha que existe contaminación bacteriana, limpie las tijeras con alcohol al 70% después de cada corte;
  3. Si las hojas están muertas debido al envejecimiento natural, las quemaduras solares o la falta de humedad, humedezca un poco las tijeras con agua antes de podarlas. De esta manera, podrá prevenir el daño a los tejidos que están sanos;
  4. ¿La planta tiene partes completamente marrones o amarillas? Por lo tanto, tome todo lo que esté cerca del tallo o del suelo. No tires de la planta, ya que esto puede dañar las partes buenas de la rama de la planta. Lo ideal es cortar esta zona dañada;
  5. Si la planta tiene las puntas de las hojas dañadas, elimine solo esa parte. No es necesario quitar toda la hoja.

Un detalle importante: se recomienda que los cortes se hagan por encima de las yemas, sobre todo cuando se habla de quitar partes del tallo. Además, el ángulo de corte ideal es de 45º, ya que así se mantendrá sano el tejido vegetal.

Si inicialmente realizas un corte recto, es recomendable que apliques un poco de canela en polvo en la zona. Esta especia es un sanador natural de los tejidos de la planta y ayuda a evitar la contaminación por enfermedades, manteniéndola saludable.

Compartir en: