Plantar pitanga – Una fruta versátil para el cultivo y consumo

La pitanga es un árbol frutal que se cultiva principalmente para la producción de frutos, apreciados por ser parte de la composición de varios productos. Silvestremente crece en la selva tropical de Guayanas, Venezuela, Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay. También se puede encontrar en algunas regiones tropicales de Asia, donde se aprovecha principalmente la fruta. Aprende a plantar pitangas y sus cuidados.

Aprende a plantar pitangas y sus cuidados.
Aprende a plantar pitangas y sus cuidados.

Esta fruta tiene una apariencia brillante en color rojo, que varía en algunos casos de naranja a púrpura. Su pulpa es jugosa y refrescante, con un sabor agridulce, incluso en el sonido del nombre trae el exotismo de los trópicos. La Pitanga es deliciosa para el consumo al natural, pero también como ingrediente en helados, jugos, dulces y licores. Originaria de los límites que se extienden desde el centro de Brasil hasta el norte de Argentina, la pitanga es conocida científicamente como Eugenia Uniflora.

Perteneciente a la familia Myrtaceae, la pitanga es un arbusto denso y ramificado con una copa redondeada de entre 3 y 6 metros de diámetro, lo que permite que el árbol frutal también se use como seto y planta ornamental. Opuestas, simples y con un pecíolo corto, las hojas son verdes, con un tono marrón. Se usan popularmente para hacer tés, ya que contienen sustancias consideradas capaces de combatir la diarrea y los gusanos.

Cuando aparecen en abundancia, las flores pequeñas y hermafroditas de la pitanga son polinizadas por insectos, especialmente abejas.

¿Cómo plantar pitangas?

La compra de plántulas debe realizarse con cuidado, prefiriendo muestras sanas de viveros con una referencia en el mercado.

  • PROPAGACIÓN: Semillas
  • CLIMA IDEAL: Tropicales y subtropicales
  • ¿CUÁNDO PLANTAR?: Meses lluviosos
  • ESPACIO: 4.5 a 6 metros entre líneas y de 3 a 4 metros entre plantas
  • ILUMINACIÓN: Luz solar intensa
  • Fertilizante: Después de 30 días, fertilice con 50 gramos de la fórmula 20-05-20. Repita cada 60 días.
  • Producción: En primavera

MEDIO AMBIENTE

El clima adecuado para la producción de pitanga son aquellos tropicales y subtropicales, siendo ideales los cálidos y húmedos. La planta, a la que le gusta pasar horas bajo la luz solar intensa, es resistente a los fuertes vientos, tolera diferentes niveles de heladas y sequías, desarrollándose bien en regiones semiáridas con cierta disponibilidad de agua.

PROPAGACIÓN

El método de propagación utilizado para plantar pitangas es a través de semillas, que deben ser extraídas de frutos maduros. Después de lavar y secar a la sombra, colóquelos de dos en dos en bolsas de plástico negras que midan de 12 por 16 centímetros y llena con sustrato hecho de tres partes de tierra arcillosa, una de arena gruesa y otra de estiércol curtido de ganado vacuno o pollo. Después de la siembra, mantenga la humedad cubriendo el sustrato con hierba seca durante 22 días (el tiempo de germinación). Con una altura de 5 centímetros, elimine las plantas menos vigorosas durante el adelgazamiento. En seis meses, cuando mida 25 centímetros de altura, tome las plántulas para plantarlas en la ubicación final.

SIEMBRA

Preferiblemente se realiza en los meses lluviosos, pero se puede hacer en cualquier época del año, siempre que se riegue periódicamente. Después de retirar la plántula del paquete, colóquelo en el centro del hoyo, mismo que debe medir 40 por 40 por 40 centímetros, y rellene el suelo, fertilizado con 150 gramos de superfosfato simple, 150 gramos de piedra caliza y 10 litros de estiércol curtido, o 5 litros de estiércol de aves. Haga una especie de tazón o corona alrededor de la plántula para retener el agua del riego. Dos o tres veces a la semana, riegue bien para asentar el suelo. Después de 30 días, fertilice con 50 gramos de la fórmula 20-05-20. Repita cada 60 días.

ESPACIO

El espacio  para plantar pitangas debe definirse de acuerdo con el manejo del huerto, pero una recomendación es de 4.5 a 6 metros entre líneas y de 3 a 4 metros entre plantas. Debido a lo escarpado del terreno, las prácticas culturales deben proteger el suelo, manteniéndolo vegetativo entre líneas y dando prioridad a un cultivo mínimo.

CUIDADOS

Las actividades culturales se llevan a cabo de acuerdo con el desarrollo de la pitanga. En el primer año de plantación, empiece a podar la copa quitando las ramas rastreras y haciendo el desbrote desde el suelo hasta la altura de formación del dosel con 40 centímetros.  Deje de tres a cinco ramas. En las malezas, haga la coronación a mano o con herbicidas o desbrozadoras. Vigilar las hormigas y otras plagas o enfermedades con control químico y poda de las ramas afectadas.

PRODUCCIÓN

La producción de flores y frutos depende del clima de la región, pero generalmente comienza en el segundo año de siembra y aumenta gradualmente hasta que se estabiliza en el sexto año. La pitanga florece en primavera, llegando a repetir este proceso a mediados de verano en regiones tropicales. El fruto aparece hasta tres semanas después de iniciada la floración.

Propiedades Nutricionales de la Pitanga

Además de ser rica en vitaminas y carotenoides, llegando a tener niveles más altos que las zanahorias, la pitanga está dotada de fitoquímicos con propiedades funcionales. Los compuestos fenólicos, las antocianinas y la actividad antioxidante está presente en esta planta, sobre todo, en las frutas moradas. Siendo este árbol frutal el protagonista constante de estudios en la industria farmacéutica como componente en la fabricación de productos. Razones suficientes para plantar pitangas en nuestro huerto.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG