Pitahaya – Aprende a cultivar este cactus frutal y sus cuidados

Son varias las frutas exóticas las que se pueden observar en los mercados en los últimos años, aunque ya no son nuevas continúan llamando la atención en los puntos de venta. Siendo la apariencia peculiar de frutas como la pitahaya las que llaman la atención por sus colores contrastantes, diferentes formas, sabrosos y únicos sabores. Una fruta que también se le han atribuido propiedades digestivas.

Aprende a cultivar pitahaya

La pitahaya es una opción de cultivo que permite generar ingresos incluso para aquellos que solo tienen una pequeña área de siembra. Esta fruta presenta un alto valor agregado, baja en calorías y rica en fibra, con excelentes cualidades digestivas. El color de la carne puede ser morado, rojo o blanco, dependiendo de la especie, con tonos rojos y amarillos en su cáscara, además de las variadas formas de la fruta. Incluso la belleza de la planta, cuyas vistosas flores se abren por la noche en posición vertical, permite que se use con fines ornamentales.

Características de la pitahaya

Aunque es una planta fácil de cultivar, resistente a enfermedades y plagas y se puede llevar a cabo en diversas regiones del mundo, el cultivo de la pitahaya requiere de un especial cuidado con el suelo, riego, fertilización, polinización y control de plagas y enfermedades, especialmente en huertos de escala comercial.

Conocida mundialmente como fruta del dragón, pitahaya es originaria del continente americano, llegando a tener un gran número de variedades como la Selenicereus setaceus, la pitahaya roja de pulpa blanca (Hylocereus undatus), la pitahaya roja de pulpa roja (Hylocereus costaricensis) y la pitahaya amarilla (Selenicereus megalanthus). 

Perteneciente a la familia Cactaceae, la planta de la pitahaya es un cactus perenne y trepador, que necesita de tutoramiento para poder apoyar la brotación y el crecimiento de la planta, cuyas estructuras son pesadas. El tutoramiento puede ser construido con postes de madera, concreto o troncos de árboles, con un soporte del mismo material en la parte superior.

¿Cómo plantar pitahaya?

El Cladodio (tallo modificado) o las plántulas enraizadas con calidad genética, fisiológica y sanitaria se pueden comprar a productores y viveros acreditados, necesario especialmente para la producción y comercialización de pitahaya. 

  • Temperatura: Entre los 18 ºC a 26 ºC.
  • Método de Propagación: La propagación se realiza enraizando cladodios o esquejes
  • Iluminación: La pitahaya requiere de alta luminosidad, pero con una sombra parcial del 30%.
  • Suelo: Suelos de textura arenosa y arenosa-arcillosa y un pH de entre 5.5 y 6.5
  • Espaciado: Entre 2 y 4 metros
  • Fertilizante: 10 litros de estiércol de aves de corral en cada agujero
  • Polinización: Es necesario la polinización de las flores de manera natural o artificial.
Guía rápida para el cultivo de la Pitahaya

MEDIO AMBIENTE

Se considera adecuado para el cultivo de temperatura tropical, cuyo rango va de 18 ºC a 26 ºC, con un promedio de más de 1.200 mm de lluvia por año. La pitahaya, sin embargo, es tolerante al clima cálido y seco, llegando a tener condiciones para cultivarse en varias regiones del mundo.

PROPAGACIÓN  

La propagación se realiza enraizando los esquejes, mejor dicho, cladodios de 25 a 60 centímetros de longitud. También debes tener en cuenta que los tallos seleccionados deben tener al menos dos años de edad. Tras el corte, debes dejar cicatrizar el esqueje por 3 a 7 días.  Se puede hacer la propagación por semillas, pero el desarrollo inicial del cultivo es lento, demorando hasta 7 años, además de que la fructificación y plantas mostrarán un crecimiento y producción desigual.

SIEMBRA

La pitahaya crece bien en cualquier tipo de suelo, siempre que se realicen correcciones de acidez y fertilidad. Los suelos que presentan las mejores condiciones para el desarrollo de pitahaya son los ricos en materia orgánica, no compactados, bien drenados, con una textura arenosa y arenosa-arcillosa y un pH de entre 5.5 a 6.5. La pitahaya requiere de alta luminosidad, pero a su vez una sombra parcial del 30%. No tolera las bajas temperaturas y temperaturas superiores a los 38ºC.

ESPACIO

El espacio entre líneas puede variar de 2 a 5 metros, una distancia que depende del uso o no de maquinaria agrícola para el manejo del huerto. Entre las plantas, se indica entre 2 y 4 metros. La profundidad de los hoyos debe ser de 60 centímetros.

FERTILIZACIÓN

Para la fertilización debe llevarse a cabo un análisis del suelo. Sin embargo, en general, se usan 20 litros de estiércol de corral o 10 litros de estiércol de aves de corral en cada agujero; o una mezcla de los dos más 500 gramos de piedra caliza dolomítica, 300 gramos de superfosfato, 200 gramos de cloruro de potasio y 50 gramos de un fertilizante con micronutrientes.

Durante las fases de desarrollo y producción del cultivo se debe fertilizar manualmente o mediante la fertirrigación durante todo el año, utilizando materia orgánica y otras fuentes de macro y micronutrientes, especialmente nitrógeno y potasio.

CUIDADOS

Se puede regar mediante el uso de riego por goteo o microaspersión. Si bien la pitahaya es un cactus, la falta de agua durante el período de floración y fructificación puede provocar el aborto espontáneo de las flores y la malformación de los frutos. La poda también es importante para guiar la planta hacia el tutor y aumentar la gemación de nuevos cladodios, generando más flores y frutos.

PRODUCCIÓN DE LA PITAHAYA

Obtener los frutos de la pitahaya solo es posible con la polinización de las flores, que son hermafroditas: hay estructuras masculinas y femeninas en la misma flor. La polinización puede hacerse de manera natural, a través del contacto de insectos nocturnos y pequeños murciélagos nectarívoros. De manera artificial se puede realizar usando pinceles, hisopos o tus dedos.

About Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG