Las petunias son plantas sumamente confiables, por lo que es considerada como una de las flores más populares en los jardines de hoy en día, al igual que las begonias, geranio y dalia. Si bien llega a ser sumamente fácil adquirir algunas plántulas de petunia en cualquier vivero cercano a nuestro hogar, si requieres de una mayor cantidad de plantas llega a ser necesario su reproducción por semillas. De esta manera, ahorraras dinero, debido al gran coste que puede significar la adquisición de un gran número de plantas, y tendrás la oportunidad de tener una amplia variedad de flores. Sigue leyendo para conocer sobre el proceso de cómo sembrar petunias, sus cuidados y métodos de reproducción.

como plantar petunias y reproduccion

Los centros de jardinería solo llegan a tener algunas variedades de petunias ya brotadas, mientras que la siembra de semillas de petunia puede brindarte una gran variedad de plantas, de diferentes tamaños y en diversos colores.

¿Cómo plantar Petunias?

Reproducción por semillas

Si quieres realizar la siembra de petunias a partir de semillas, debes saber que estas plantas aman el calor, por lo que no sirve de nada sembrarlas tempranamente en el exterior. Si quieres lograr que las plántulas puedan alcanzar un tamaño adecuado, lo más apropiado es iniciar la siembra en interiores, unas 10 semanas antes de ser trasplantadas al lugar definitivo durante la primavera, aunque esto puede depender mucho del clima de tu región.

La mezcla ideal para fomentar el crecimiento de las semillas de petunias es un sustrato hecho especialmente para semillas. De preferencia, utiliza bandejas de siembra que sean nuevas o previamente esterilizadas para evitar la propagación de enfermedades.

El semillero debe ser llenado con el sustrato para posteriormente espolvorear una pisca de las pequeñas semillas sobre la mezcla, evitando el uso de demasiadas semillas que pueden sobrepoblar el semillero.

El riego en el semillero se debe realizar con una botella de spray para evitar que se hundan demasiado las semillas en el sustrato. Una vez regada, se debe cubrir las bandejas con la ayuda de una envoltura de plástico, cuyo fin será retener la humedad.

Finalmente, se coloca la bandeja en un lugar iluminado, pero lejos de la luz solar directa. La temperatura ideal para la germinación es de 24 ° C.

Una vez las plántulas hallan brotado, debes retirar la envoltura plástica y colocar las bandejas cerca de la luz, en un lugar fresco, donde la temperatura sea de aproximadamente 18 º C. La luz utilizada debe encontrarse a aproximadamente 6 pulgadas de la parte superior de las plántulas.

Cuidados de las plántulas y trasplante

Es importante utilizar un fertilizante soluble cada dos semanas, y regarlas cuando el suelo se seque. El trasplante de las plántulas a macetas individuales se realiza cuando se hayan desarrollado de dos a tres hojas verdaderas. El sustrato a utilizar en las macetas debe ser una tierra para macetas. Se debe mantener el sustrato húmedo, pero sin causar encharcamiento. Las plantas deben mantenerse debajo de las luces hasta que sea el momento apropiado para plantarlas afuera.

Es importante conocer que las semillas de petunia brotan únicamente cuando recibe la luz adecuada, pero esto no significa que debas comprar alguna luz especial para plantas. Esto se debe a que las luces fluorescentes regulares funcionan igual de bien. Las plantas deben ser colocadas en un estante o colgarse directamente de la fuente de luz, manteniendo siempre una distancia de 6 pulgadas por encima de las hojas.

Reproducción por división

Si tienes una planta ya establecida puedes optar por dividir la planta. Este es un proceso que consiste en separar los hijuelos, buscando su tallo principal con el fin de cortar la tierra donde ha crecido con la ayuda de un cuchillo.

Una vez se ha cortado la planta es importante retirar las hojas secas y plantarlas en una nueva maceta. Un proceso muy importante si la planta se encuentra muy tupida, especialmente si crece en una maceta, con el fin de evitar una competencia por nutrientes.

Plantar en contenedores

El cultivo de petunias en macetas es una manera perfecta para adornar nuestro hogar con hermosos y vibrantes colores, sin importar que utilices cestas colgantes o contenedores.  Sin embargo, existen algunos cuidados a tener en cuenta si tu deseo es tener algunas petunias en una maceta.

Algo a tener en cuenta es que la tierra de los contenedores puede secarse rápidamente, a comparación con la tierra del jardín. Llegando a ser necesario no descuidar el riego de las petunias, a pesar de ser plantas particularmente resistentes a la sequedad y al calor.  El riego de la planta debe realizarse en el mismo sustrato, evitando en todo momento mojar las flores y el follaje, practica que previene la aparición de enfermedades. Sin embargo, tampoco es conveniente ahogar las raíces, por lo que el contenedor debe contar con un drenaje adecuado.

La aplicación de un fertilizante de liberación lenta al momento de la siembra es importante, al igual que la aplicación de un fertilizante líquido cada 7 a 14 días.  El recipiente debe ser colocado en un lugar donde puedan recibir pleno sol, al menos por seis horas al día, aunque lo mejor es que tenga unas ocho horas para obtener una rica floración.

Al plantar petunias en contenedores, es importante no llenar la maceta con demasiadas plantas, limítate únicamente a tres plantas por maceta de 12 pulgadas. Si observas que tus petunias comienzan a crecer muy largas, debes córtalas y fertilizar, ya que deben ramificarse vigorosamente. También es importante eliminar las cabezas de flores muertas tan pronto como aparezcan.

Plagas de petunias

Algunas de las plagas que pueden afectar a las petunias son:

  • Ácaros: Una plaga de tamaño casi microscópico que puede producir daños en las hojas o su decoloración. Esta se puede combatir con el uso de aceite de neem, una vez a la semana.
  • Orugas: Se alimentan del follaje y las yemas. Son fáciles de observar al inspeccionar detalladamente la planta. Se pueden eliminar fácilmente a mano, aunque también se puede usar un aerosol semanalmente.
  • Thrips: Pueden provocar la aparición de virus en las petunias. Producen manchan blancas en las hojas. Insectos que llegan a ser difíciles de ver, pero podrás notar unas especies de hormigas pequeñas y gruesas. El aceite de neem o un jabón insecticida puede ser de ayuda.

Enfermedades de la petunia

  • Pudrición de la raíz: La raíz y el tallo se pudren debido a que las petunias han sido plantadas en un área de pobre drenaje o están siendo regados en exceso. Se notará por que las hojas se marchitarán, a pesar de aplicar un riego regular. Mejorar el drenaje del sustrato y reducir el riego es la única solución a este problema. Generalmente, llega a ser más fácil eliminar las plantas e iniciar nuevamente en la siguiente temporada
  • Botritis Tizón: Causa manchas o decoloración de las flores y las hojas. Un mal que se ve favorecido por el exceso de humedad, por lo que puede ser útil evitar el riego cuando aparece. Se debe eliminar las secciones enfermas de las plantas.
  • Oídio: Mal que puede aparecer en plantas que no tienen suficiente flujo de aire. Se identifica por manchas blancas y polvorientas en las hojas y las flores. Se puede tratar con aceite de neem, pero es importante mejorar las condiciones que propician esta enfermedad.
  • Virus: Son varios los virus que pueden afectar a las petunias, generalmente, producen el desarrollo de manchas amarillas, mosaicos, etc. Desafortunadamente, los virus no se pueden curar, por lo que se debe tratar de evitar su propagación.
También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 458 suscriptores

Más Artículos similares

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú