Palmeras – Aprende que tipos plantar en exterior e interior y sus cuidados

Las palmeras son árboles originarios del trópico y que están asociadas a tierras o sensaciones paradisiacas. Este es un árbol que presenta numerosas ventajas para aquellos que deciden plantar una de estas variedades. Este es un artículo dedicado a enseñarte el proceso de cómo plantar palmeras en exteriores e interiores, las variedades más adecuadas y, en caso quieras aventurarte un poco más, te enseñaremos a germinar sus semillas y sus cuidados mientras se encuentren en macetas.

Guía rapida sobre cómo plantar palmeras

Cuidados de la palmera

Riego

Un consejo en lo que se refiere a cómo plantar palmeras es que armes un dique alrededor del cepellón, de esta manera ayudarás a que el agua llegue a las raíces. Esto es especialmente necesario en laderas o cuando está sembrada en un suelo de mal drenaje. También puedes utilizar una capa de 8 cm de un mantillo que no se compacte, el cual ayudará a mantener la humedad.

Las raíces deben ser regadas sin inundarlas y la frecuencia depende mucho de que la palmera se encuentre arraigada, además de su tamaño y tipo. Por lo general, se riega a diario en las primeras semanas de sembrada, semanalmente los dos siguientes meses y así se disminuye la frecuencia del riego mientras está en crecimiento.

Fertilizar

Después de sembrado el cepellón no debes fertilizar la palmera por unas 6 a 8 semanas. Esto se debe a que el trasplante de la palmera causa un fuerte impacto sobre ella, y el uso de un fertilizante en esta etapa puede aumentar mucho ese impacto. De esta manera tendrás mayores posibilidades de que la palmera crezca saludable.

Cuando empieces a fertilizar, usa un fertilizante que sea de efecto lento y debes colocarlo de 30 a 60 cm alrededor del tronco. Evitando a toda costa que entre en contacto con el tronco del árbol.

Sembrar palmeras desde sus semillas en macetas

como plantar palmeras

Germinar

Si deseas conocer cómo plantar palmeras desde sus semillas, recuerda que estas deben ser sembradas un poco tiempo después de recolectadas. Esto se debe  a que su poder de germinación se encuentra entre la segunda a sexta semana, sin embargo, el tiempo depende mucho de la especie.

Lo primero que debes hacer es colocar las semillas en un recipiente con agua para eliminar aquellas que floten.

Posteriormente debes desprender el duro recubrimiento que tienen para que pueda germinar con facilidad. Para esto puedes meter las semillas en un saco resistente y golpearlo hasta que se rompa la corteza.  Es importante que las semillas de la palmera no tengan nada de pulpa.

Remoja las semillas por al menos 3 días, llegando a recomendarse esperar hasta una semana para la mayoría de las especies, siempre cambiando el agua constantemente. Si no aparecen hongos o se pudren, puedes mantenerlas en el agua por más tiempo, siempre que renueves el agua. Por lo general, estas pueden germinar en el agua, pero existen casos en los que necesitan algo de calor. Una vez pasado este tiempo, se deben sembrar las semillas en una pequeña maceta o semillero, sin importar que hayan germinado o no.

Tiempo de germinación

El tiempo que demora en germinar las semillas puede depender de muchos factores, pero, en general, la variedad palmito demora unos 50 días, el palmito elevado 90 días, las Wachintonas 30 días, las palmeras enanas o Robeleni 50 días, el Kentia hasta un año, la Butia capitata entre 4 a 6 meses. Siendo las semillas tropicales aquellas que germinan más rápido que las mediterráneas.

Sustratos

El sustrato que debes utilizar para sembrar semillas puede ser una mezcla de arena, turba, perlita, vermiculita, mantillo, picón, entre otros. Muchas personas las siembran en una mezcla en partes iguales de arena y turba. También puedes usar un 50% de turba, 25% de perlita y 25% de vermiculita.

Pasos para sembrar una semilla de palmera

Lo primero que debes hacer es humedecer el sustrato y enterrar la semilla ligeramente de manera horizontal, enterrando la parte puntiaguda y su otro extremo. No debes usar funguicidas a menos de que las semillas tengan algún síntoma de deterioro. Debes vigilar en todo momento que la tierra tenga un buen drenaje y oxigenación.

Este árbol requiere de una temperatura alta para que puedan germinar rápidamente y de manera uniforme. Una buena temperatura es de entre 21 °C a 38 °C, pero unos mejores resultados se obtienen entre los 30 a 35 °C. Es por esta razón que si quieres mejorar la  germinación puedes usar una calefacción que nos dé una temperatura de  entre 24 °C a 30º C.

Lo más viable es sembrar esta semilla en verano, sin embargo, con el uso de un calefactor puedes adelantar la siembra a otoño o invierno. Esto se debe a que este aparato le proporcionará la humedad y el calor que necesita la semilla para geminar. Estas semillas por lo general no necesitan de luz directa para germinar, pero si requieren de humedad, calor y paciencia.

Riego

El riego se debe realizar con el fin de mantener la humedad del sustrato, evitando el exceso de agua. Esto se debe a que puede producir que la radícula se pudra muy fácilmente. En verano se debe regar a diario si la plántula está expuesta al sol directo.

Trasplante a maceta

Las semillas germinadas deben ser trasplantadas a macetas individuales cuando aparezca la primera hoja. No es recomendable ponerlas al sol inmediatamente después de trasplantadas, sino que se debe hacerlo paulatinamente. Se recomienda sembrar las plántulas en macetas, no a su lugar definitivo, para que sean menos vulnerables al clima.

Al inicio su crecimiento será muy lento, pero llegará un tiempo en el que su crecimiento se acelerará. Si vez que las raíces empiezan a salir por la base, entonces debes trasplantarla a una nueva maceta más grande. Esta debe mantenerse en macetas por 2 a 4 años antes de ser plantada a tierra firme.

Reproducción de palmeras por hijuelos

Existen algunas variedades que rebrotan desde la raíz y pueden desarrollar más de un tallo o también conocidos como multicaules. Estos tallos se pueden dividir y obtener algunas plantas más. Entre estas variedades podemos mencionar a la Camaedorea, Palmito, Rapis, Palmera Caryota, Wachintonia, Palmera azul y otras.

La separación de hijuelos se hace entre los meses de mayo a julio en el Hemisferio Norte y entre noviembre a enero en el Hemisferio Sur. Se separa estas pequeñas plantas con sus raíces con la ayuda de una pala de jardinero o un cuchillo, en caso de tener una palmera pequeña. Siempre tratando de llevar un gran porcentaje de tierra y raíz del hijuelo extraído. Estos hijuelos se ponen en una maceta individual.

Los hijuelos se deben poner bajo sombra durante varias semanas hasta que la planta pueda superar el estrés post-trasplante. El riego debe hacerse de manera frecuente hasta que las raíces se establezcan. Asimismo, se debe acostumbrar poco a poco a la planta a la luz solar.

¿Cómo plantar palmeras grandes en un jardín o exteriores?

Si estás buscando cómo plantar palmeras en exteriores es porque sabes que es un árbol capaz de ofrecerte sombra y tiene la característica de ser muy resistente. Por lo que, una vez plantados, no requieren de demasiados cuidados, sin embargo, hay que tener en cuenta que durante sus inicios debe ser muy cuidada. Si bien el objetivo de sembrar este árbol por lo general es estético, son muy recomendables para delimitar terrenos.

Como no podría ser de otra forma, suelen estar presenten en ambientes costeros, incluyendo playas y piscinas privadas. En este último caso, una palmera dota al espacio de elegancia, y, al mismo tiempo, evoca sentimientos de tranquilidad, calma y despreocupación. Aunque también existen palmeras enanas que pueden crecer en macetas.

Una de las prioridades en lo que se refiere a cómo plantar palmeras es tener un territorio amplio, y en caso de querer varias ¡Una planificación casi milimétrica! Aunque el resultado puede compensar los esfuerzos iniciales necesarios.

Elegir el tipo de palmera adecuada

El primer paso a tener en cuenta sobre cómo plantar palmeras es elegir la variedad de palmera que se adapte a tus necesidades. Ten en cuentas que estas pueden variar de tamaño, la cantidad de luz solar que necesita, el frío que pueden toleran, diseño y otros aspectos. Con el fin de ayudarte en la elección lo dividiremos en las variedades de clima cálido y frío:

Palmeras de climas cálidos:

  • Palmera real o de Florida. Esta variedad tolera un frío que no supere los 5°C. Requiere de una exposición total al sol, pero puede crecer en una sombra parcial.
  • Palmera Falsa o Sica. Puede tolerar un frío de -6°C; requiere de luz solar filtrada a una total exposición al sol.
  • Palmera canaria. Tolera un frío que no supere los -7°C.
  • Palmera de la reina. Una palmera que tolera un frío que no supere los -7 °C y que sea expuesta totalmente al sol.

Palmeras de climas fríos:

  • Palmera mexicana. Esta palmera tolera una temperatura de hasta los -9 °C.
  • Palmeto. Una palmera que puede tolerar un frío que no supere los -11 °C. Requiere ser expuesta totalmente al sol.
  • Palmera de la jalea. Tiene una tolerancia de hasta -12 °C.
  • Palmera excelsa. Puede tolerar temperaturas frías que no superen los -13 °C. Necesita estar expuesta a la luz solar.

El tamaño de la palmera debe adecuarse a tu presupuesto, estética y su maniobrabilidad. Esto se debe a que una palmera pequeña pueden costar cerca de $100 y las más grandes miles de dólares. En lo que se refiere a  estética debes tener en cuenta si quieres una palmera pequeña o una que forme parte de manera inmediata del paisaje de tu hogar. Por último, recuerda que las palmeras grandes y maduras necesitan de una grúa para transportarse.

Elige la ubicación

Este es un factor extremadamente importante en lo que se refiere a cómo plantar palmeras ya desarrolladas. Esto se debe a que es un árbol extremadamente pesado y es necesario el uso de equipo pesado. Es por esta razón que en estos casos debes buscar la mejor zona con anterioridad y debe ser un lugar muy fácil de acceder.

Si hablamos de diseño debes ubicar la palmera de tal manera que la parte del árbol que ha recibido más sol se ubique justo frente al lugar donde la quieres disfrutar. Esto se debe a que la palmera desarrolla una mayor elegancia en esta parte, ya que crece apuntando a la luz solar.

Cavar el agujero

Una vez hecha la elección del lugar debes trasladar la palmera a un lugar cercano donde se plantará. De esta manera podrás cavar un agujero que se adecue al tamaño del cepellón. Por lo general, el agujero debe medir unos 15 cm de ancho y largo más que el cepellón.

La profundidad del agujero debe ser capaz de cubrir el cepellón lo suficiente sin que sea muy profundo, ya que el tronco puede podrirse. Al ser una planta tan costosa, se recomienda que este procedimiento sea consultado con un arbolista, ya que algunas palmeras pueden necesitar ser enterradas a una mayor profundidad y otras no necesitan estar muy enterradas.

En caso sea difícil cavar el agujero, entonces debes hacer una prueba de drenaje. Para esto debes hacer un agujero de aproximadamente 40 cm de profundidad y llenarlo con agua. Una gran capacidad de drenaje se nota cuando el agua desaparece en 1 o 2 horas, mientras que 12 horas es una capacidad algo aceptable. Si el agua no desaparece después de 24 horas, entonces debes arreglar el terreno antes de plantar.

Planta el cepellón

Ahora puedes quitar la funda del cepellón y destapar las raíces, sin sacudir la tierra de las raíces en exceso ya que las puedes dañar. Coloca la palmera en el agujero y enderézala.

Algo importante sobre cómo plantar palmeras en exteriores es que una vez puesta en su lugar debes rellenar el agujero con arena de construcción lavada, a la vez que la riegas. La arena se utiliza para garantizar un buen drenaje y aumentar la rigidez a la palmera. Por lo general el cepellón de la palmera debe estar a 2,5 a 5 cm de la superficie del suelo.

Apuntala la palmera

Esto no es necesario cuando se rellena el agujero con una buena porción de arena de construcción lavada para proporcionar mayor rigidez al árbol. Caso contrario, tendrás un gran problema en lo que se refiere a cómo plantar palmeras, ya que al no tener una raíz lo suficientemente fuerte se puede caer. Siendo necesario apuntalarla de manera temporal hasta que sus raíces sean capaces de mantenerla en pie.

Para apuntalar debes envolver fuertemente el tronco con un pedazo de arpillera a una altura de un ¼ del tamaño de la palmera para proteger su superficie de las abrazaderas. Ahora clava tres puntales en el suelo que te ayudarán a dar soporte a las maderas que colocarás para que no se mueva el árbol, asegurando muy bien todo con la ayuda de un alambre.

Mejores palmeras para interior

Si te preguntas cómo plantar palmeras en interiores, entonces primero debes conocer  cuáles son los tipos de palmeras más adecuadas parar crecer en el interior de nuestros hogares:

Tipos

En el interior de tu hogar puede sembrar variedades de palmeras enanas debido a que su tamaño no será impedimento. En este parte del artículo que trata sobre cómo plantar palmeras te señalaremos algunos tipos que puedes cultivar en tu hogar y cuyos requerimiento ayudan a que se conserven en perfectas condiciones en interior.

Kentia o Howea Forsteriana

Esta variedad puede crecer en interiores, ya que le da muy bien los ambientes secos que se puede tener dentro del hogar. Si se quiere disfrutar de esta palmera se necesita de varios metros, ya que sus hojas de gran tamaño se arquean con el tiempo.

Areca

La palmera areca es muy elegante y se puede utilizar en el interior de nuestro hogar. Ten en cuenta que es una planta que necesita de ambientes un poco húmedos, caso contrario se puede secar las hojas.

Chamaedorea elegans

Esta variedad enana puede llegar a medir medio metro e incluso bajo cuidados adecuados hasta un metro de altura. Entra sus características se puede destacar su capacidad para crecer sin mucha luz y en tierra seca.

Palmera enana o Phoenix Roebelen

La variedad Phoenix puede ser cultivada en exteriores pero puede crecer muy bien en interiores. Esta palmera es de tamaño muy pequeño, tiene una apariencia muy similar al de las típicas Phoenix.

¿Cómo plantar en interiores?

Si vas a adquirir una de las variedades para interiores mencionadas, es importante conocer que el trasplante de variedades ya desarrolladas a una nueva maceta se realiza preferentemente en primavera. Se introduce arcilla expandida en la parte baja de la maceta para mejorar el drenaje y sobre este producto se coloca el sustrato universal. Introduce la palmera en la maceta, teniendo cuidado con los pinchos del árbol. Realiza una ligera presión para compactar el sustrato.

Una vez finalices con la plantación debes colocar el contenedor en un lugar iluminado y caliente, pero no bajo luz solar directa, a la cual acostumbraremos paulatinamente. En caso de ver algún deterioro en las hojas se deben sacar al exterior para que pueda recuperar su vitalidad.

Se debe usar un poco de fertilizante cada 30 días en el agua de riego, únicamente en los meses de primavera y verano.

Share on: