Macetohuerto – ¿Cómo tener un jardín de hortalizas en macetas?

No hay nada como el sabor fresco y saludable de las verduras recién cortadas de su propio jardín. Si bien es un desafío tener verduras para los que no tienen un patio trasero, todavía es posible cultivar hortalizas bajo techo utilizando lo que se conoce como macetohuerto o, mejor dicho, un huerto de verduras bajo techo. Sólo tienes que seguir algunas pautas simples.

Macetohuerto - Guía de cultivo de verduras en macetas
Macetohuerto – Guía de cultivo de verduras en macetas

Aspectos a tener en cuenta en tu macetohuerto

Elija verduras adecuadas

Diferentes plantas tienen diferentes necesidades y tener un macetohuerto en interiores tiene como principales restricciones el espacio y la luz disponible. Si quieres cultivar plantas frutales, éstos requieren grandes cantidades de luz solar. Por otro lado, plantas para ensalada de hojas verdes como la lechuga, repollo en miniatura, acelga y espinaca tiene una menor necesidad de luz y llegan a crecer en interiores bastante bien.

El tamaño de las macetas también determinará el tipo de planta a cultivar, siendo necesario elegir recipientes que sean lo suficientemente grande para proporcionar un pleno crecimiento a las plantas.

Pequeños cultivos de raíz como rábanos y cebollas son excelentes opciones, y hay incluso zanahorias de raíces pequeñas. Las hierbas aromáticas son una opción popular debido a que son compactas y no necesitan mucho espacio. Variedades de tomates, pimientos, y berenjenas miniaturas también pueden desarrollarse en el interior cuando se les da la atención adecuada.

A continuación, apuntamos una lista de algunos cultivos y cuidados para tu macetohuerto:

Orégano

El orégano se utiliza principalmente en aderezos y ensaladas. Presenta una buena floración y un crecimiento estival. Esta planta requiere de pequeñas tareas de poda y la eliminación de hojas muertas.

Albahaca

Se siembra a finales del invierno, llegando a crecer de 5 a 8 centímetros en un mes y medio.  Una vez llegan a tener esta altura deben ser trasladas a una maceta de mayor tamaño. Estas plantas deben ser protegidas durante los fríos inviernos.

Perejil

Se propaga cortando ramitas de una planta ya establecida, debido a que la semilla puede tardar hasta un mes en germinar y hasta dos meses en desarrollarse. Se pueden cortar las ramas conforme se necesiten.

Cebolleta

La cebolleta es perfecta para cualquier macetohuerto debido a su rápido crecimiento. Sin embargo, durante el invierno suelen ser propensas, por lo que pueden ser protegidas con una capa de mantillo.

Menta

Generalmente se planta la menta a finales de la primavera o en otoño. Se puede agregar un poco de compost maduro con el fin de fomentar su crecimiento. Durante el invierno parecen secarse, pero vuelven a crecer cuando las condiciones son óptimas.

Romero

La menta no tolera el exceso de agua. También deben ser resguardados durante el frío del invierno.

Tomillo

El tomillo se plantan durante la primavera. No requiere de mucho riego y puede crecer resguardada de la luz. Se debe proteger durante el invierno.

Encuentra el lugar perfecto para el cultivo

Como se mencionó anteriormente, la iluminación es un factor importante a tener en cuenta para un macetohuerto en interiores. Una ventana orientada al sur, con mucha iluminación, es su mejor apuesta, pero en cualquier lugar que pueda recibir al menos 5 horas de luz continua puede ser perfecto. Además de la luz natural, puede instalar un sistema de iluminación artificial suplementario, especialmente si usted quiere ver crecer plantas realmente sanas.

El flujo de tráfico también es otro factor importante a pensar dado que un tráfico frecuente puede crear moretones fácilmente en las plantas. Es importante elegir lugares muy tranquilos para minimizar el contacto humano accidental. Si usted tiene niños pequeños o mascotas en casa, es posible que desee localizar su macetohuerto fuera de su alcance. También es importante pensar en la proximidad de sus herramientas de jardinería y limpieza, especialmente necesarias cuando las cosas se ponen complicadas.

Optimizar el Microclima

Las plantas crecen mejor en una humedad alta y temperatura moderada. Jardines en interiores generalmente sufren de baja humedad, problema que debe ser abordado. Los contenedores de plantas tienden a secarse más rápidamente y requieren de un riego más frecuente. Sin embargo, también es importante no dejar que las plantas tengan un exceso de agua debido a que puede causar la pudrición de la raíz. Se puede asegurar una adecuada humedad colocando un plato debajo de la maceta.

La temperatura llega a ser más fácil de controlar dentro de la casa, ya que se puede proporcionar más sombra con tan solo cerrar las cortinas. En este aspecto llega a ser más importante que las plantas estén protegidas de las corrientes de aire.

Tener un buen suelo

La tierra para macetas de jardines de interior debe drenar bien y contener todos los nutrientes necesarios para apoyar el crecimiento y el desarrollo. Usted puede comprar tierra para macetas premezclado que ya incorpora la cantidad adecuada de fertilizante. Si prefiere ir por lo orgánico, usted puede conseguir mezclas orgánicas encapsuladas en su tienda de jardinería local. Solo recuerda añadir nutrientes con precaución, la acumulación excesiva de fertilizantes es bastante común en los contenedores.

Realizar un macetohuerto de hortalizas en interiores puede ser muy gratificante, así que no tenga miedo de darle una oportunidad. Usted puede incluso llegar a producir lo suficiente como para dar regalos a familiares y amigos.

Errores más comunes en el macetohuerto

Algunos de los errores más comunes al construir un macetohuerto son:

  • Antes de iniciar con tu macetohuerto, debes planificar lo que vas a sembrar y los calendarios de siembra.
  • Al elegir la planta a sembrar, debes tener en cuenta el tiempo de cosecha desde la germinación. Si estás apurado por obtener resultados puedes plantar especies de ciclo corto (lechugas o rábanos), donde incluso podrás disfrutar de algunas hortalizas mientras la planta crece.
  • Adquirir una maceta que se adecue a las necesidades del cultivo. Cada hortaliza llega a requerir un espacio mínimo determinado.
  • Es un error no llenar el contenedor completamente con sustrato. Se debe llenar hasta el tope el contenedor. Mientras más tierra mejor. Además, el riego suele compactar y disminuir el volumen del sustrato. Se recomienda dejar únicamente un centímetro para evitar que el agua rebalse en los riegos.
  • Recuerda que existen plantas que requieren ser sembradas en semilleros, antes de utilizar el contenedor. Es importante consultar los requisitos de cada hortaliza.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG