Lithops o piedras vidas – Guía de riego y cuidados de esta planta

El Lithops es una de las tantas plantas del género crasas o suculentas. Provienen de África del sur y pertenecen a la familia Aizoaceae. Coloquialmente se les da el nombre de piedras vivas. Su nombre proviene de dos palabras griegas: “lithos” Piedra y “ops” Forma. A continuación, hablaremos a detalle sobre sus cuidados, propagación y guía de riego.

Guía de riego, siembra y cuidados del Lithops

Características de los Lithops o piedras vivas

Las piedras vivas se caracterizan por ser casi invisibles para sus depredadores, ya que se camuflan eficazmente en el suelo debido a sus colores y formas, similares al de piedras.

Esta planta se conoce por ser carnosas, formada por la unión de 2 hojas que presentan diversos dibujos y colores en su superficie. Al momento de florecer, desarrollan flores muy bonitas en el centro, que pueden ser blancas o amarillas.

No suelen crecer demasiado, llegando a medir unos 20 cm de ancho y 8 cm de altura, dependiendo de la variedad, a lo largo de los muchos años que pueden vivir. Por lo tanto, son plantas de crecimiento muy lento.

Una característica muy peculiar de esta planta, es que en el centro de sus hojas cuenta con una zona traslucida, por la cual recibe luz para comenzar el proceso clorofílico.

La época en la que más crecen los Lithops es en verano, y al finalizar el invierno empieza la muda de sus hojas, eliminando aquellas antiguas y reemplazándola lentamente por un nuevo par, y si los cuidados han sido óptimos, te puedes encontrar hasta con cuatro hojas.

Cuidado y cultivo de los Lithops

No son muy difíciles de cultivar, siendo ideales para aquellos jardineros que adoran las plantas de interior. Sin embargo, esta planta llega a ser especialmente sensible al exceso de agua, por lo que es importante seguir una guía de riego, proceso del que hablaremos más adelante.

Clima, Iluminación y Ubicación

Son plantas resistentes a los climas cálidos y a los suelos secos, por lo que podrás tenerla en una misma maceta durante mucho tiempo. Requiere de una temperatura entre los 15°C y 35°C.

No son plantas a tener en exteriores, principalmente por que llegan a ser muy susceptibles a la humedad, bien sea por la lluvia o rocío, provocando el desarrollo de graves daños o podrían incluso reventarse. Además, porque los animales y los insectos podrían alimentarse de ellas.

Evita abastecerlas con luz solar directa, ya que siempre preferirán recibir únicamente mucha iluminación.  Si le quieres dar luz solar directa, puedes intentar con la luz del amanecer o atardecer, debido a su menor intensidad

Maceta

El envase a utilizar para los lithops debe ser ancho para que la raíz pueda crecer tranquilamente.  Tanto la maceta como el sustrato que se utilice, deberá mantener un drenaje adecuado para evitar encharcamientos.  

Riego adecuado de los Lithops

Cabe destacar que el riego de esta planta es muy riguroso. Sigue los siguientes consejos para mantener tu planta saludable:

A finales del invierno, cuando se inicia la muda de hojas, no debes regar la planta, ya que está se alimentará de las hojas antiguas. Esta ausencia de riego se prolongará hasta que se sequen completamente las antiguas hojas, mismas que no debes podar hasta que se hayan secado completamente, algo que generalmente ocurre en primavera.

Una vez la planta haya reemplazado las hojas, debes iniciar con el riego.  A diferencia de otras plantas, esta planta necesitará riego cuando notes que en el tallo de las hojas se observan arrugas (perdida de turgencia), mismas que deben desaparecer tras un tiempo de realizado el riego, recuperando nuevamente su turgencia (textura lisa). No regar directamente sobre las plantas, solo en la tierra.

En caso de que tu zona tenga veranos calurosos, al inicio de esta estación se realiza un riego profundo y no se debe regar más hasta que bajen las temperaturas, ya que puedes quemar las raíces. Siendo importante reiniciar el riego cuando las temperaturas se mantengan en aproximadamente 25 ºC.

A finales del verano hasta el otoño se inicia la floración, época en la que el riego no se debe suspender.

Es importante respetar muy bien el ciclo de crecimiento de las Lithops, ya que el mal riego es capaz de pudrir la planta.

Sustrato ideal para el Lithops

El mejor sustrato que le puedes brindar a los Lithops será un sustrato mineral, ya que no soportan demasiada concentración de abono orgánico ni demasiada humedad. Una mezcla que se recomienda consta de 8 medidas de grava natural, 2 de perlita y 3 de tierra. Opcionalmente, se recomienda utilizar 20 gramos de tierra de diatomeas por cada kilo de sustrato, compuesto que ayudará a evitar plagas.

En el fondo de la maceta se utilizará piedras pómez para evitar que los agujeros se obstruyan por el sustrato.

Trasplante

Una vez has adquirido alguna planta de piedra viva, debes retirarlo de la maceta con cuidado para no dañar las raíces.  Con el sustrato señalado anteriormente, debes llenar la maceta hasta un 80% de su tamaño, introduciendo en un agujero la planta, tapando completamente sus raíces con el sustrato, presionando suavemente, pero dejando al aire libre todo el cuerpo de las hojas de la planta. Sobre el sustrato, se pone una capa generosa de grava natural, cubriendo el cuerpo de las hojas y dejando únicamente las ventanas (parte superior del lithop) al descubierto.   

Poda

Los Lithops no se podan, pero sí se debe eliminar las hojas reemplazadas cuando estén completamente marchitas.

Siembra de semillas de Lithops

La siembra de los Lithops se realiza mediante el uso de semillas. La época más recomendada será de otoño a primavera.

Necesitarás recipientes pequeños de 8 cm aproximadamente, en los que incorporarás de 30 a 85 semillas superficialmente. El sustrato ideal para su siembra es el mencionado anteriormente. Recuerda que el sustrato debe estar bien limpio y libre de restos de plantaciones antiguas.

Una vez colocada las semillas de manera superficial, se riega con la ayuda de un spray, para no mover las semillas. Posteriormente, se cubre el envase con una hoja de papel film, el cual ayudará a mantener la temperatura y la humedad necesaria.

Lleva el recipiente hacia un lugar cálido e iluminado indirectamente. Todos los días retira el papel film y riega con el spray para mantener la humedad. Al pasar una semana, los primeros brotes comenzarán a aparecer, momento en el que debes retirar el papel film.

Plagas y enfermedades de los Lithops

Los Lithops tienden a atraer insectos y plagas que si no se controlan pueden provocarle serios daños.

Cochinillas o ácaros

Lo mejor es tratar al Lithops con un insecticida especial, siempre y cuando la plaga esté muy avanzada. De lo contrario, bastará con limpiar la planta con la ayuda de un algodón empapado de alcohol.

Thrips

Los Thrips son dañinos para los Lithops, especialmente porque atacan los nuevos Lithops en formación. Estos acceden a la planta por medio de fisuras que se producen entre las hojas en los periodos de floración.

Mosca Sciara

Los brotes más jóvenes son propensos a este tipo de ataques, matando la base de las plántulas hasta hacer decaer toda la planta. Para evitar esto, protege la planta con un mosquitero y evitar que las moscas accedan a ella.

Share on: