Cómo plantar lirios: cuidados, consejos y curiosidades

Los lirios son un tipo de flor que se puede ver habitualmente cuando llegan las épocas de luz y calor. Destacan por su vistosos colores, forma, ¡y hasta por su simbología! Siendo este un artículo diseñado para aprender sobre cómo plantar lirios.

Son  muchos los tipos de lirios que existen, aunque el más común es el de color morado. También son populares los que tienen los pétalos azules o blancos. Sea como sea, este tipo de flor, generalmente grande, suele ser el que más destaca en un jardín por su belleza y por la atracción que desprende.

Los lirios pueden ser una buena opción de iniciación para aquellos que deseen empezar a crear su propio jardín. Además, es lo suficientemente vistosa como para evidenciar si los cuidados han sido o no los adecuados. Es por ello que es una alternativa mejor a plantas más complejas y delicadas que precisan de más experiencia, material y recursos.

Consejos a tener en cuenta sobre cómo plantar lirios

Un consejo muy repetido sobre cómo plantar lirios es que no se recomienda sembrarlos junto a otro tipo de flores porque ya de por sí requieren de muchos nutrientes. También hay otro motivo, y es que si hay cerca otro tipo de plantas más altas y grandes, pueden llegar a taparlas y privarlas de la luz que necesitan para florecer. Así que es mejor destinar una parte del terreno solo a los lirios.

Elige una variedad adecuada

Por lo general esta planta se puede adaptar muy bien a cualquier clima, sin embargo otro consejo sobre cómo plantar lirios es que algunos se adecuan mejor a ciertas condiciones climáticas. A continuación te describiremos algunas variedades:

  • Siberiano. Este tipo de lirio es nativo del centro y este de Europa. Esta especie es la que mejor se adapta a diferentes condiciones y es muy fácil de cuidar. Son ideales para climas templados.
  • Luisiana. Crece al sureste de los Estados Unidos, pero puede adaptarse muy bien a otras condiciones meteorológicas. Solo debes tener en cuenta que no van a florecer si no se les da las cantidades de agua durante los días más cálidos.
  • Barbado. Esta planta es del centro y sur de Europa. Se adapta muy bien a zonas con luz solar intensa.

Clima recomendado e iluminación

Si antes comentamos que los lirios son habituales en las épocas calurosas y donde existen más horas de luz, es porque necesitan de 6 a 8 horas de sol. Se puede sembrar a finales del verano o a inicios del otoño para que se puedan asentar las raíces gracias a la luz solar durante esta época y que pueda sobrevivir durante el invierno.

Tipo de suelo

La mayoría de variedades de lirios prefieren un suelo o sustrato con un ph neutro tirando para acido de 6.8-7.0. Sin embargo algunas variedades pueden adaptarse a un suelo un poco alcalino. Asimismo el sustrato debe drenarse fácilmente y ser muy orgánico. Un consejo sobre cómo plantar lirios es que si notas que el suelo es muy arcilloso o duro puedes utilizar algunas hojas, humus o materia orgánica con el fin de enriquecer el suelo y que se drene fácilmente.

Como sembrar lirios pasó a paso

Sin lugar a dudas el mejor sitio para sembrar tus lirios es en tu hermoso jardín, ya que estas plantas pueden reproducirse con facilidad.  Sin embargo antes de comenzar con la plantación de los lirios, debes seleccionar muy bien el lugar donde lo vas a sembrar, ya que la tierra debe drenarse fácilmente y recibir pleno sol. Posteriormente debes aflojar de 30 a 40 cm del suelo y preparar el sustrato.

Ten en cuenta que muchas veces es mejor sembrar los lirios en una cama de cultivo, ya que mejora el drenaje de la tierra. Ahora debes cavar un agujero hasta que puedas introducir el rizoma dejando expuesto al sol la parte marrón y las raíces deben estar enterradas en el suelo. Tapa suavemente los alrededores y riega a fondo.

Si vive en una zona con un clima muy cálido, entonces debes cubrir los rizomas con una capa de 1 pulgada de tierra  para evitar que la planta se llegue a secar.

Ahora debes plantar los rizomas dejando un espacio de 1 pie entre cada planta. Esto se debe a que los lirios por lo general son flores que crecen amontonadas y se pueden ver obligadas a competir por los nutrientes. Sin embargo aun tomando en cuenta este espacio, pasados unos años pueden llegar a amontonarse. En caso de suceder debes extraer los rizomas y trasplantándolos a una mayor distancia. Puedes añadir una pequeña cantidad de fertilizantes a la tierra una vez plantado los lirios.

Cómo plantar lirios en Macetas

Si no tienes un jardín o vives en un lugar con un clima desfavorable,  aquí te detallaremos lagunos factores sobre cómo plantar lirios en macetas.  Siendo fundamental buscar una maceta con unos agujeros bien definidos que puedan drenar el exceso de agua. La medida de la maceta debe ser de 12 pulgadas y para lirios más pequeños de 6 a 8 pulgadas puede funcionar.

Cuidados a tener en cuenta

Los lirios necesitan de algunos cuidados muy habituales en otro tipo de plantaciones. Por ejemplo, requiere que se quiten las malas hierbas de su entorno. Al igual, que un ambiente limpio y cuidar al máximo las raíces.

Una vez ya hayan florecido, no es aconsejable cortar las hojas, a no ser que se presenten en un mal estado evidente. Debes reducir los tallos y hojas muertas una vez terminado el otoño.

Durante el invierno se debe proteger el rizoma y la planta, en especial si estas en una zona con mucha nieve durante esta época. , ya que  puede dañar los rizomas. Si los inviernos no son muy fríos, entonces puedes extender una capa muy fina de mantillo con ramas de pino. No exageres con el uso de mantillo en esta época, ya que puede ocasionar una mayor retención de humedad.

Si el lirio ha quedo expuesto a unas fuertes heladas debes desecharlos ya que puede ser un perfecto hogar para los insectos y sus huevos.

Riego

Durante la plantación se deben regar los rizomas de forma recurrente, sin inundar, pero que sí sea constante. Ya una vez empiecen a florecer se puede reducir el riego.

Obviamente, habrá que valorar en qué zona está plantada, y si es un ambiente seco debes regarlas con más asiduidad. Una buena forma para saber si la tierra necesita ser regada es introducir el dedo y ver si la tierra se encuentra húmeda o seca.

Abono  y fertilizantes

Debes mantener abonada la planta para que las raíces se mantengan frescas. Evita usar fertilizante ricos en nitrógeno, ya que puede provocar que la planta se pudra. Puedes usar fertilizante “5-10-10” y “5-10-5” de uso general. Asimismo puedes usar nutrientes a base de huesos y superfosfato.

Plagas o enfermedades

Esta es una planta muy propensa a ser atacado por insectos, enfermedades e incluso animales, las más comunes son:

Larvas, Babosas y escarabajos: Estas se alimentan de las hojas y puedes notar su presencia debido a los pequeños agujeros en sus hojas. Puedes acabar con estos pequeños insectos utilizando insecticidas, de preferencia orgánicos. Trata de eliminarlos con aceites esenciales y repelentes naturales. En casos más graves utiliza insecticidas de contacto y sistémicos. También debes recubrir el suelo con un insecticida de suelo para acabar con las larvas debajo de la superficie.

Hongos: Pueden afectar a las hojas ya que provoca la aparición de manchas blancas. Estos pueden ser causados por un exceso de humedad y calor. Los hongos pueden eliminarse rociándolos semanalmente con una mezcla de agua con bicarbonato de sodio.

Conejos, ardillas y marmotas: Estos animales pueden comer tus plantas. Si vives en una zona muy poblada por estos, considera usar una jaula de alambre en tus lirios.

En cualquier caso, si vez un lirio muy infectado, debes eliminarlo por completo.

Curiosidades y simbología

Cada persona puede plantar lirios por diferentes motivos, pero la gran mayoría lo hace por la belleza y colorido que proporciona al jardín. La variedad de colores es un extra para que se lleve a cabo su plantación. Una propuesta común es la de alternar los colores, y dependiendo del año, plantar de unos u otros.

Esta planta de hojas largas y coloridas se asocia al amor y a la vida en pareja, en el caso del blanco y del rojo más intenso, por lo que no solo suelen ser plantados para formar parte de un amplio jardín. Sino también para ser enviados en un ramo como presente a alguien querido. Ya sea amigo, familiar o pareja, induce a sentimientos bonitos que agradan a cualquiera.

Los lirios de tonalidades cálidas, como pueden ser los amarillos, naranjas y rojos, están asociados más a estados de ánimo relacionados con la alegría, lo enérgico y lo positivo. Si son muy intensos, se suelen asociar a la pasión y el deseo.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *