Hechtia – Aprende a cuidar y cultivar esta bromelia exótica

La Hechtia es una bromelia que se utiliza en interiores para dar un aire tropical a los hogares. Son más de 50 las variedades que podemos encontrar en este género, mayormente originarias del país mexicano. Sigue leyendo para conocer más sobre esta planta y sus cuidados.

Guía de cuidados y cultivo de la Hechtia

La Hechtia es una planta terrestre que tiene características Litófitas, creciendo en las rajaduras de las rocas, cuya característica principal es tener la forma de una roseta. Algo a destacar de esta bromelia es que tiene algunos rasgos similares al de las suculentas, pero, en realidad no está emparentada con las suculentas. Asimismo, llega a ser muy tolerante a la sequía, pero, a diferencia de las suculentas, su resistencia al frío es mayor.

¿Qué es y características de la Hechtia?

La Hechtia está conformada por aproximadamente unos 56 géneros, pertenecientes a la familia de las bromelias y a la subfamilia Pitcairnioideae. Esta planta se caracteriza por ser sembrada comúnmente en interior o en invernadero debido a sus necesidades climáticas, sin embargo, existen algunas regiones que puede soportar su crecimiento en exteriores. Llegando a ser importante que las temperaturas nunca se reduzcan de los -6º centígrados.

Estas pequeñas bromelias llegan a prosperar principalmente en los lugares pertenecientes a Texas, hasta llegar a México, e incluso en América Central. Generalmente, se desarrollan en áreas dónde podemos encontrar suculentas y cactus, mejor dicho, en aquellos terrenos áridos y duros.

Entre sus características se puede mencionar la presencia de hojas gruesas, cerosas y alargadas; naciendo de un único eje central, brindándole la forma de una roseta. Los bordes de las hojas se caracterizan por ser dentados. Esta variedad puede tener diferentes colores de hojas y flores. Se pueden encontrar algunas variedades con hojas de colores rojo, violeta, entre otros. Las flores llegan a nacer de tallos erectos y usualmente son de una coloración blanquecina, pero también podemos encontrar algunas variedades con flores de color rosa y amarilla. 

Esta planta es de crecimiento lento, y en condiciones adecuadas puede ser una planta de 1.5 metros de ancho y con la presencia de tallos florales puede superar los 2.5 metros de altura.

Consejos al momento de cultivar Hechtia

Iluminación

La iluminación es fundamental para la Hechtia, llegando a necesitar estar expuesta a luz solar brillante, pero, también puede desarrollarse a media sombra. Sin embargo, debes saber que bajos niveles de luz llegarán a afectar el crecimiento de las flores y la coloración de las hojas.

Suelo

Esta planta prefiere un suelo con buen drenaje, llegando a ser importante recordar que en su región nativa podemos encontrarla únicamente en áreas rocosas, arenosas y de baja fertilidad.  

La mezcla para utilizar de sustrato es el mismo que cualquier suculenta, buscando principalmente un buen drenaje, no mucho la fertilidad. Una mezcla que puedes usar es la de 1 parte de tierra de jardín, 2 de perlita o arena gruesa de construcción lavada, 1 de humus y 1 de musgo.  Siendo la arena o perlita el ingrediente importante, ya que favorece el drenaje.

Riego

Una característica de esta planta es que recoge el rocío y el agua proveniente de la lluvia mediante sus alargadas hojas y la lleva hasta la copa que se encuentra en el centro de la roseta. Esto significa que, al momento de regarla, no solo debemos regar el sustrato, también debemos llenar la copa central con agua.

Al plantar la Hechtia en contenedores es necesario tener ciertos cuidados con la humedad. Esto se debe a que el riego excesivo hace que la planta se empiece a pudrir desde la base y no regar lo suficiente limita su crecimiento. En la primavera y el verano, es importante mantener un riego con regularidad, mientras que en otoño e invierno se reduce al mínimo, ya que se inactiva la planta.

Propagación

Si bien esta variedad se puede cultivar fácilmente desde sus semillas, llega a tener una tasa de germinación muy lenta. Incluso se puede esperar años para que esta planta tenga un tamaño adecuado.

Es por esta razón que se recomienda propagar mediante el uso de hijuelos que se producen en la base de la planta, algo que nos puede reducir el tiempo de crecimiento hasta en la mitad.

Al momento que vas a retirar los retoños, es importante la utilización de guantes gruesos, debido a que se encuentran protegidas por afiladas espinas.

Los retoños se pueden colocar en una maceta que tenga una mezcla de turba y perlita hasta que tenga buenas raíces para su trasplante.

En el día es importante que estén bajo una iluminación constante y temperaturas cálidas. Las temperaturas nocturnas de 10 a 20º C también facilitarán su crecimiento.

Cuidado de la Hechtia

Los cuidados de la Hechtia son similares a los de cualquier bromelia. Al ser una planta que crece en suelos de baja fertilidad, no necesita de fertilización. Si quieres favorecer el crecimiento de la Hechtia, solo necesitará ser alimentada en primavera, y una vez más cuando se inicia el verano.

A diferencia de las suculentas, esta planta prefiere crecer en macetas grandes debido a que no se siente cómoda cuando está apretada. En caso de tener una temporada muy calurosa y seca, utiliza un plato lleno de piedras debajo de la maceta para aumentar la humedad.

Share on: