La Fenestraria, o también conocida como dedos de bebé debido a su gran parecido a los dedos de bebé, es una planta suculenta que algunos nombran como piedras vivas debido a sus pequeñas hojas protuberantes en forma de roca, aunque el nombre de piedras vivas se utiliza generalmente para nombrar al género de suculentas de las Lithops, a la que pertenece las Fenestrarias. Sigue leyendo y aprende sobre los cuidados de las fenestrarias.

La Fenestraria, o dedos de bebé

Descripción de las fenestrarias

Los dedos de bebé (Fenestraria rhopalophylla) son nativas de las zonas desérticas subtropicales. Algunas de sus características es que requieren de un sol brillante, suelo drenado con abundante materia arenosa y agua moderada.

La Madre Naturaleza diseñó a esta variedad de suculentas para que sean tolerantes a los suelos pobres en nutrientes y a las condiciones climáticas extremas. Sus hojas forman columnas gruesas que se elevan de manera parecida a pequeños dedos con una parte superior aplanada. La parte superior de las hojas poseen una membrana translúcida. Los dedos de bebé pueden ser moteados, de color verde grisáceo a gris o incluso marrón.

Propagación de plantas de dedos de bebé

Al igual que muchas suculentas, los dedos de bebe producen hijuelos a medida que los racimos de hojas maduran y se extienden. Estos son fáciles de dividir del grupo principal con le fin de producir fácilmente otra planta.

Los dedos de bebé florecen a fines del verano hasta el otoño. Las flores tienen una forma similar al de la margarita en una gran variedad de tonalidades. Las semillas de las fenestrarias germinan esporádicamente y crecen extremadamente lento. Si quieres obtener plantas de dedos de bebé rápidamente entonces debes iniciar tu cultivo de los crecimientos laterales o hijuelos.

¿Cómo hacer crecer los dedos de bebé desde sus semillas?

El cultivo de los dedos de bebé desde las semillas puede ser un proceso gratificante para muchos, pero es necesario tener en cuenta algunos elementos clave para tener un cultivo exitoso.

Primero, el recipiente a utilizar en el cultivo de la fenestraria debe ser poco profundo y con buen drenaje. El sustrato debe estar compuesto por partes iguales de fibra de coco, tierra para macetas, arena, grava fina y perlita. La mezcla se humedece ligeramente y se esparce las semillas de manera uniforme sobre la superficie del suelo. Posteriormente, se espolvorea un poco de arena sobre las semillas.  Se cubre la maceta con un plástico transparente y se coloca en un área de poca luz hasta su germinación. Se rocía las plantas después de que hayan emergido y se retira la cubierta de plástico durante media hora al día para evitar el crecimiento de hongos.

Cuidado de los dedos de bebé

La Fenestraria se debe tener en un área totalmente iluminada por el sol donde las temperaturas sean de aproximadamente 19º C. Al igual que la mayoría de plantas suculentas, el mayor problema es el riego excesivo o insuficiente. Si bien los dedos de bebés son tolerantes a las condiciones de sequía, necesitan humedad para almacenar liquido en sus hojas y mantenerse sanas durante la temporada de crecimiento.

Los dedos de bebé tienen pocos problemas de plagas o enfermedades, pero se debe cuidar que las fenestrarias no se pudran debido al riego excesivo o por el uso de macetas que no drenan adecuadamente. En macetas generalmente se riega esperando cada 15 días durante primavera y el otoño, en verano después de secado del sustrato y en invierno (estación inactiva) se debe suspender el riego. Aunque debes saber que la continuidad de riego depende mucho de los factores ambientales de tu zona, por lo que se aconseja preguntar en un vivero local acerca del riego adecuado.  

Las fenestrarias se fertilizan a principios de primavera con un fertilizante para cactus y suculentas.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 462 suscriptores

Más Artículos similares

Menú