Esquinantus – Aeschynanthus – Especies, Cuidados y más

Conocida comúnmente como Esquinantus o esquenanto, es originaria de las zonas tropicales y subtropicales de países ubicados en el sudeste asiático. Uno de los aspectos que más destaca de esta planta son sus hermosas y grandes hojas verdes y sus flores sumamente atractivas. Sin lugar a dudas es una excelente planta para decoraciones, pero antes de conocer el proceso para plantar Esquinantus, aprendamos brevemente sus características. 

Guía para plantar Esquinantus

Características de la planta Esquinantus

Lo primero a conocer es su clasificación botánica, la cual es:

  • Reino: Plantae.
  • Clado: Asteridae.
  • Orden: Lamiales.
  • Clado: Angiospermas.
  • Familia: Gesneriaceae.
  • Clado: Eudicotiledóneas.
  • Género: Aeschynanthus.

Ahora podemos pasar a conocer sus características a nivel general de esta atractiva planta, considerada por muchos como una de las más hermosas para interiores.

La Esquinantus es originaria de zonas tropicales y subtropicales de la región asiática, contando con un gran número de especies. Otro detalle que destaca de esta planta es su tallo sumamente flexible y sinuoso, de naturaleza colgante. Sus hojas son carnosas y elípticas de una coloración verdosa intensa. Por su lado, sus flores tubulosas llegan a presentar colores rojos o anaranjados, agrupadas en racimos y de aroma agradable.

¿Cuáles son las especies de Esquinantus?

El género Aeschynanthus está conformado por varias especies (80 aproximadamente). Vamos a mencionar las más conocidas:

Aeschynanthus lobbianus

La principal característica que encontramos en esta especie es que tienen un tallo bastante largo con varias hojas pequeñas de color verde oscuro, carnoso y bastante brillante. Por otro lado, las flores son de un color rojo vivo, mismas que se pueden ver en el verano, época cuando florecen.

Aeschynanthus speciosus

Especie pequeña que no llega a superar los 35 cm de altura. Se caracteriza por tener hojas coriáceas de gran tamaño y de color verde intenso. Las flores son de color rojo o anaranjado, agrupadas en racimos terminales. Su característica principal es tener un crecimiento rápido.

Aeschynanthus tricolor

Sin lugar a dudas, destaca entre el resto de especies por ser una de las más decorativas debido al color de sus flores. Estas pueden ser rojas y naranjas estriadas con una coloración negruzca, sumamente atractivas a la vista.

Aeschynanthus javanensis

En este caso podemos encontrar hojas pequeñas y ovaladas, cuyos márgenes llegan a ser un poco dentados. Las flores son de un tono rojizo y una garganta de color amarillo.

Aeschynanthus marmoratus

Especie difícil de encontrar. Sin embargo, si te puedes hacer de una, tendrás uno de los ejemplares más hermosos de esta especie. Las hojas son largas y cerosas; con venas de un tono amarillo en el haz y un envés con venas de color pardo. Florece durante en verano, produciendo pequeñas flores verdes con tonos de color marrón.

Aeschynanthus radicans

Esta especie produce flores tubulosas de color rojo vivo, floreciendo entre los meses de mayo a septiembre.

Aeschynanthus pulcher

Esta especie, al igual que otras especies de esquinantus, presenta flores de color rojo vivo y una garganta amarilla. Se diferencia por tener un cáliz más corto. En cuanto a su tamaño, esta variedad puede llegar a los 60 cm de largo.

Cuidados del cultivo de la Aeschynanthus o Esquinantus

Existen ciertos aspectos a cuidar durante el cultivo de la Esquinantus:

¿Cómo plantar esquinantus?

El cultivo de esta planta no es complicado. Solo debes tener en cuenta que son plantas de origen tropical y subtropical, por lo tanto, requieren del calor del verano y un invierno templado. La temperatura necesaria para que estas plantas crezcan es de 21 a 27°C en verano y que no baje los 15°C en invierno. Se puede cultivar en el exterior en lugares con temperaturas templadas. Solo debes saber que es necesario que se mantenga bajo una buena iluminación, pero no bajo el sol directo.

Riego

En la primavera se debe regar moderadamente, y a medida que la estación avanza, se aumenta el riego de modo que se pueda mantener el terreno húmedo. En el otoño se reducen los riegos hasta llegar a mantenerlo ligeramente húmedo en invierno. Siempre es importante observar que el terreno se seque antes de regar.

También se recomienda colocar en una porta maceta, donde se dejará un poco de agua. Esta agua al evaporarse garantizará el ambiente húmedo que tanto necesita esta planta de zonas tropicales. Asimismo, pulverizar un poco de agua en verano será de mucha ayuda.

Suelo y trasplante

El trasplante se tiene que realizar una vez iniciada la primavera, usualmente dejando tres años. Se debe utilizar un sustrato que este compuesto por una parte de musgo seco y tres de turba. Algo a tener en cuenta es que no le gusta crecer en macetas de grandes dimensiones, por lo que debes elegir una que sea ligeramente de mayor tamaño que la anterior.

Abono

Se tiene que hacer a mediados de la primavera hasta llegar al verano. Suspendiéndose a mediados del otoño. Diluya en el agua de riego un abono líquido de calidad a una dosis ligeramente menor que lo indicado en la etiqueta. Este abono debe tener macroelementos como el nitrógeno, fósforo y potasio; y microelementos como el boro, manganeso, zinc, molibdeno, hierro y cobre.

Poda

La poda no se practica en esta planta, solo se eliminan aquellas ramas y hojas dañadas y secas para evitar que trasmitan enfermedades. Siempre es importante desinfectar bien los instrumentos de poda antes de usarlos.

¿Cómo se propagan las Esquinantus?

La multiplicación de la planta Esquinantus ocurre por esqueje, algo que sucede en primavera donde hay que escoger esquejes de unos 7-10 cm de largo, robustos y tienen que estar en buena salud. Para hacerlo debemos hacer un corte oblicuo, por debajo del nudo, eliminando las hojas más bajas. Esto permitirá tener mayor superficie de enraizamiento y se evitará la acumulación de agua. La cuchilla a utilizar debe estar bien afilada y totalmente desinfectada.

Se sumerge la parte cortada del esqueje en un polvo rizogeno para promover el enraizamiento.  Posteriormente, se coloca en una tierra que este compuesta por un 60% de turba, 20% de musgo seco y 20% de arena gruesa (facilitar el drenaje).

Se realiza los agujeros con la ayuda de un lápiz y se colocan los esquejes, compactando ligeramente la tierra. 

Se cubre la maceta con plástico transparente con la ayuda de unos bastoncillos para evitar que entre en contacto con el esqueje. Sitúa la maceta en un lugar con temperatura de aproximadamente 20°C y mantén siempre la tierra húmeda. Todos los días debes retirar el plástico para conseguir controlar la humedad de la tierra y eliminar las condensaciones que muy posiblemente se formen en el plástico.

Al momento que observes que el esqueje ha arraigado, procede a eliminar el plástico y coloca la maceta en un sitio iluminado, pero no bajo iluminación solar directa. El momento para pasar a la maceta definitiva será cuando los esquejes de Esquinantus estén robustos. Se utiliza una parte de musgo seco y tres de turba.

Enfermedades en las Esquinantus

Algo a destacar de las plantas Esquinantus es que no suelen sufrir de enfermedades, de hecho, uno de los pocos problemas que puede tener es la presencia de cochinilla algodonosa. Esta se puede notar por la formación de acumulaciones algodonosas en el envés de las hojas y en sus pedúnculos.

Afortunadamente se puede solucionar bastante rápido el problema, sobre todo si es leve, ya que solo basta con pasar un algodón mojado en alcohol o lavar la planta con agua y jabón neutro para eliminar los parásitos. Pero si la infestación es grande hay que usar antiparasitarios específicos para estas plagas.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG