El comino es una planta conocida científicamente como Cuminum cyminum, especie que pertenece a la familia Apiaceae al igual que el perejil. Una planta que se caracteriza por tener una floración anual y cuyo cultivo se realiza con el fin de obtener sus semillas, utilizadas como especia en la cocina de países como México, Asia, entre otros. Sigue leyendo y aprende sobre el cultivo del comino, sus cuidados y algunos datos interesantes de esta planta.

Cultivo de Comino y cuidados

Información sobre la planta de comino

Las semillas de esta planta se pueden utilizar enteras o molidas e incluso se utilizan para preparar pasteles y encurtidos. El color de estas semillas es un marrón amarillento y tiene una forma oblonga. Entre todas las variedades existentes de comino; la variedad negra y verde son las más utilizadas.

Se sabe que esta planta ha sido utilizada desde la antigüedad, e incluso en la Biblia se hace referencia al uso del comino. También es conocido que los antiguos griegos utilizaron las semillas como un condimento de uso cotidiano. Siendo los colonizadores españoles y portugueses los que trasportaron este condimento al Nuevo Mundo.  Durante los tiempos medievales, esta planta era llevada por las novias en sus bodas como un símbolo de fidelidad.

El comino molido es una especia muy utilizada alrededor del mundo, especialmente para preparar muchas recetas latinas. En la India es conocida por ser un ingrediente tradicional utilizado para preparar el curry, masalas, kormas, sopas y otras recetas. Si bien son muchos los usos que se le da al comino, en algunas regiones del mundo se utilizan para mejorar la digestión y en la medicina ayurvédica. Esta puede ser aplicada externamente o ingerido para mejorar la digestión, la visión, la fuerza, la fiebre, la diarrea, los vómitos, el edema y facilitar la lactancia.

Aspectos a tener en cuenta al momento de plantar comino

Clima apropiado

La planta del comino requiere de un verano muy largo y caluroso de 29 ° C por una duración aproximada de tres a cuatro meses. Las semillas generalmente se siembran durante la primavera. En climas más fríos, la siembra se debe iniciar de 4 a 6 semanas previas a la última helada.

Suelo

Si bien el cultivo del comino tolera una gran variedad de suelos, prefiere un suelo franco arenoso, fértil y bien drenado. Esta planta tiene un rango de pH de entre 6.8 a 8.3, relativamente acido a alcalino, cuyo rango ideal es de entre 7.0 a 7.5.

Proceso de cultivo del comino

Si estas en un clima frio, unas 4 semanas antes de la última helada, se debe plantar las semillas de comino en interiores para que puedan crecer lo suficiente para ser trasplantados en primavera. Una forma de mejorar la tasa de germinación es empapar las semillas con la ayuda de una toalla de papel mojada por unas 8 horas antes de ser sembradas en un semillero para luego ser colocado en el lugar definitivo.  Si bien el comino es una planta que puede crecer fácilmente en interiores, su crecimiento óptimo es al aire libre.

El recipiente debe llenarse con un suelo franco arenoso de buen drenaje para obtener unos resultados óptimos. El suelo franco está hecho de arena, limo y una pequeña cantidad de arcilla. Al tener raíces pequeñas las semillas deben ser sembradas a poca profundidad y se debe colocar 1 semilla en cada agujero.

El recipiente debe colocarse en un lugar donde pueda recibir sol directo durante la mayor parte del día. En climas muy nublados y grises llega a ser necesario la instalación de algunas luces fluorescentes adquiridas en un centro de jardinería. Estas se deben colocar a 1 pie de distancia de las plantas y durante 12 horas al día. Las semillas se deben mantener húmedas hasta su germinación.

Trasplante

El trasplante al aire libre se hace cuando se inicia la primavera o cuando la temperatura supere los 16 ° C. El lugar a elegir debe ser capaz de proveer luz solar durante 12 horas al día. Ya sea que estés cultivando las plantas en interiores o al aire libre, el comino se nutre de la luz solar.

El hoyo a cavar es de aproximadamente medio centímetro de profundidad debido a que el sistema de raíces no es muy grande. El espacio entre cada planta debe ser de 10 a 20 cm. La fila debe estar separada por aproximadamente 46 cm de distancia para que las plantas tengan el espacio suficiente para crecer.

Cuidado de las plantas de comino

El cultivo del comino se riega de 1 a 3 veces por semana con el fin de mantener el suelo húmedo. Sin embargo, debes tener cuidado de no regar en exceso las plantas de comino. Esto se debe a que el riego en exceso puede producir que sus plantas sufran de moho o se pudran las raíces. Si bien a las plantas les gusta la luz solar, no pueden crecer durante largos períodos de calor seco, por lo que llega a ser importante mantenerlas hidratadas.

Algunas de las plagas que pueden atacar al cultivo del comino son los áfidos, afortunadamente, son muchos los remedios que pueden ayudar a combatir estas plagas.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 434 suscriptores

Más Artículos similares

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú