Cómo cuidar y cultivar Monstera Dubia – Variedad tropical

Monstera dubia es una variedad rara y menos conocida de Monstera, siendo más común la Monstera deliciosa o Monstera adansonii, pero su hermosa variedad y su interesante hábito de cultivo la convierten en una gran adición a cualquier colección de plantas de interior. Sigue leyendo para cuidar y cultivar Monstera dubia.

Cómo cultivar y cuidar Monstera Dubia

En su hábitat nativo de América Central y del Sur tropical, Monstera dubia es una trepadora que se puede ubicar en árboles y plantas grandes. Las plantas juveniles se caracterizan por tener pequeñas hojas en forma de corazón con abigarraciones de color verde claro y verde oscuro. Las plantas adultas de la Monstera dubia, que generalmente solo se ven en la naturaleza, se parecen mucho a Monstera deliciosas con ciertas diferencias como la ausencia de variegación. A diferencia de las hojas juveniles de Monstera dubia, las hojas maduras cuelgan de las enredaderas.

Esta planta no está disponible en la mayoría de los viveros o viveros y es probable que deba comprarse en línea o en una tienda especializada para plantas. Tenga cuidado con los vendedores fraudulentos o las semillas falsas que se venden en línea y siempre asegúrese de comprar a vendedores acreditados. A pesar de lo difícil que puede ser encontrarla, Monstera dubia es relativamente fácil de cuidar.

Nombre botánicoMonstera dubia
Nombre comúnMonstera dubia
Tipo de plantaPerenne
Tamaño maduro3 pies de altura en interiores, 3 pies de altura en exteriores
exposición solarSol parcial
Tipo de terrenoHúmedo pero de buen drenaje
pH del sueloÁcido, neutro
Tiempo de floraciónPrimavera verano
Color de la florRosado
Zonas de fuerzade 9 a 11
Zona nativaAmérica Central, América del Sur
ToxicidadTóxico para mascotas

Cuidados al cultivar la Monstera Dubia

Si bien Monstera dubia es menos común que Monstera deliciosa y Monstera adansonii, su cuidado es casi idéntico. Sin embargo, mientras que a todos los Monstera les gusta escalar un tótem o pararse, las dubias de Monstera requieren ese soporte para prosperar. Debido a que las hojas son tan planas, muchos jardineros de interior eligen montar su Monstera dubia en una simple tabla de madera para mostrar esta característica única.

Iluminación

En su hábitat natural, las Monstera dubias crecen bajo el dosel del bosque, donde reciben poca luz solar durante el día. Esto significa que deben exponerse a luz indirecta cuando se cultivan en interiores. Evite los períodos prolongados de luz solar directa, ya que esto puede quemar las hojas de las plantas jóvenes.

Sustrato para cultivar la Monstera Dubia 

Monstera dubia crece bien en mezclas sueltas, húmedas pero con buen drenaje y mucha materia orgánica. Una mezcla de tierra gruesa diseñada para aroides es la mejor para estas plantas tropicales. Esto se puede crear fácilmente en casa mezclando partes iguales de corteza de orquídea, turba o bonote y perlita. Esta mezcla es ideal para Monstera dubia porque es suelta y rica en materia orgánica. Asimismo, retiene la cantidad adecuada de agua sin causar la obstrucción de la planta. Evite el uso de tierra para macetas regular para su Monstera dubia a toda costa, ya que probablemente será demasiado densa y sofocará el sistema de raíces.

Riego 

Riegue su Monstera dubia cuando las primeras pulgadas de su sustrato esté seco. Asegúrese de regar bien y drenar el exceso de agua. Esta planta puede tolerar un poco de descuido en cuanto al riego y no morirán si la tierra se seca por completo de vez en cuando (especialmente durante el invierno), pero en general, no dejes que se sequen con demasiada frecuencia.

Temperatura y humedad 

Al cultivar Monstera dubia debes saber que estas son nativas de las selvas tropicales, lo que significa que prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Por lo general, las temperaturas y los niveles de humedad del hogar están bien para estas plantas; solo asegúrese de no colocar su Monstera dubia cerca de una ventana con corrientes de aire o de conductos de ventilación o calefacción. 

Si su casa está inusualmente seca, es posible que deba proporcionar humedad adicional a su Monstera dubia. Las hojas que se desprenden del tronco o los bordes agrietados son indicios de que la planta necesita más humedad. Es de mucha ayuda colocar una bandeja de guijarros llena de agua debajo de la planta o utilizar un humidificador cercano a la planta.

Fertilizante 

Para cuidar tu Monstera Dubia debes saber que aprecian la fertilización regular. Use un fertilizante común de liberación lenta tres veces al año y un fertilizante balanceado de baja concentración una vez al mes durante el período de crecimiento para estimular un crecimiento fuerte.

Propagación de Monstera Dubia 

Se puede propagar fácilmente a través de esquejes. Este proceso es el mismo que se utiliza para la propagación de otras plantas de esta familia, como la Monstera deliciosa o Monstera adansonii, así como otros aroides trepadores como pothos y filodendro. 

Primero, corte el tallo justo por debajo de un nudo y luego coloque este esqueje en agua para que el tallo y el nudo queden sumergidos pero las hojas no. Coloque el esqueje en un lugar donde reciba luz brillante pero indirecta. Espere hasta que las raíces midan aproximadamente una pulgada de largo, antes de colocarla en una maceta, generalmente demora un par de semanas. Después de transferir el esqueje a la mezcla, mantenga el suelo regularmente húmedo durante las primeras dos semanas para que la planta no entre en estado de shock.

Plagas y enfermedades comunes

 Uno de los problemas más comunes que experimentan las personas al cultivar Monstera dubia es la pudrición de la raíz que ocurre si el riego no se maneja adecuadamente o cuando se planta en un suelo que se vuelve demasiado compacto, causando la obstrucción de las raíces. Asegúrese de usar una tierra adecuada para aroides, lo suficientemente gruesa y suelta para evitar la tierra quede húmeda en exceso. 

Al cuidar Monstera Dubia debes saber que esta planta es susceptible a dos plagas principalmente: la araña roja y la cochinilla parda común, ambas plagas chupan la savia. Asegúrese de inspeccionar regularmente su planta en busca de plagas para que pueda detectar cualquier infestación temprano. Ambas plagas se pueden tratar con aceite de neem o alcohol desnaturalizado rociado en las áreas afectadas de la planta. Las cochinillas habrá que sacarlas manualmente con hisopos de algodón y alcohol desnaturalizado porque cuando se adhieren a los tallos son difíciles de quitar.

Share on: