Plantar lantana – Descubre cómo cuidar esta flor cambiante

¿Buscas aportar más color a tu jardín o tu decoración interior? Entonces, sepa que hay una planta perfecta para esto: la lantana. Una variedad que regala pequeñas y delicadas flores que cambian de color, asegurando alegría en su decoración.

como cuidar y plantar lantana

Esta variedad es muy apreciada en la decoración debido a sus hermosas flores, al igual que la gerbera y la verdolaga.

¿Lo mejor? La lantana no requiere de cuidados complejos y tiende a florecer durante todo el año. ¡Lee, aquí, cómo cultivar esta planta y cómo cuidarla para que crezca sana!

Tipos de lantana

Existe una gran variedad de plantas y es interesante conocer las principales variedades para elegir la perfecta para tu jardín o decoración de interiores. A continuación, te mostraremos los tipos más comunes:

  • Lantana involucrata: tiene flores blancas;
  • Lantana horrida: tiene flores con tonalidades amarillas, anaranjadas, moradas y rojas;
  • Lantana motevidensis: especie que destaca por ser una planta trepadora. Es perfecta para cubrir suelos, paredes y estructuras como pérgolas;
  • Lantana camara: variedad que llama la atención por crecer rápidamente, siendo más invasiva;
  • Lantana urticoides: florece en épocas concretas, es decir, de primavera a invierno.

¿Cómo plantar lantana? ¡Mira un paso a paso para que no te equivoques!

Lo ideal es cultivar esta variedad a partir de sus semillas, ya que el proceso es más sencillo. Sin embargo, presta atención a un detalle: no brotarán si usas semillas de una variedad híbrida. 

  1. Elige el lugar de cultivo, ya sea directamente en el suelo del jardín o en una maceta. Si eliges una maceta, opta por una que tenga agujeros en la parte inferior para facilitar el drenaje del agua;
  2. Prepare el suelo, haciéndolo más ligero y esponjoso. Debe ser fértil, para aumentar la posibilidad de un cultivo exitoso;
  3. Abra una pequeña cavidad, coloque las semillas y cubra el lugar con tierra;
  4. Efectuar el primer riego, teniendo cuidado de evitar el exceso de agua. Se recomienda dejar la tierra o sustrato ligeramente húmedo.

Si lo prefieres, también puedes plantar es variedad a partir de esquejes. En este caso, deberás prepararlos siguiendo las pautas que te damos a continuación:

  1. Corte un tallo de 10 a 15 centímetros de una planta sana y quítele las hojas;
  2. Sumerja el extremo cortado en una hormona de enraizamiento y plante en una maceta con tierra para macetas;
  3. Mantenga la tierra húmeda y la maceta cerca de una ventana soleada.

La plántula estará lista cuando comiencen a aparecer los primeros brotes de hojas. En general, se recomienda plantar después de los fríos invernales, cuando la primavera está comenzando sus días de calor ligero.

En esta época las posibilidades de tener una buena floración aumenta, pero nada impide plantar la lantana en cualquier época del año.

¿Cuál es la ubicación perfecta para el cultivo de lantana?

Aquella que tenga un suelo con una buena capacidad de drenaje y que reciba pleno sol. Si vives en una zona tropical, se recomienda que el cultivo se realice en semisombra, para no dañar la planta con un sol intenso.

¿Cómo se debe regar?

La lantana es un tipo de planta bastante tolerante a los periodos de sequía. Por lo tanto, no exige riego frecuente y es posible hacer este proceso una vez por semana. Tenga cuidado de no mojar sus hojas o flores.

Un detalle importante: es fundamental que mantengas la tierra ligeramente húmeda y no encharcada. El exceso de agua puede provocar la pudrición de las raíces, así como la aparición de plagas y enfermedades.

¿Debo fertilizar la planta?

No es necesario, ya que la planta puede adaptarse y desarrollarse bien en diferentes tipos de suelo. Sin embargo, si desea aumentar el crecimiento y la floración de lantana, use fertilizantes ricos en nitrógeno, fósforo y potasio (NPK).

¿Necesito podar la lantana?

Sí, la poda está indicada para eliminar las flores marchitas, lo que evitará que la planta desvíe energía en hojas que están por morir, evitando su debilitamiento general y un periodo de floración más corto.

Además de eliminar las flores marchitas, se recomienda eliminar las ramas largas y muertas. Otro consejo es recortar nuevos brotes en la parte superior con los dedos con la finalidad de fomentar un crecimiento más exuberante de la planta.

¿Te gusto esta planta floral? Te invitamos a conocer a la camelia, otra flor que mejorará la decoración de tu jardín.

Compartir en: