Cómo cultivar y cuidar cactus oreja de conejo

El cactus oreja de conejo (Opuntia microdasys) es una planta de interior popular que no solo es atractiva, sino que también se caracteriza por no requerir muchos cuidados. Sigue leyendo para conocer como cultivar y cuidar el cactus oreja de conejo.

Como cuidar y cultivar cactus oreja de conejo o Opuntia microdasys

Originaria de México, Opuntia microdasys tiene varios nombres comunes como cactus orejas de conejo, cactus alas de ángel, cegador, nopal cegador o nopalillo cegador. Es importante no dejarse engañar por estos nombres, ya que a pesar de parecer poco amenazante a comparación de otras variedades de cactus con picos grandes e intimidantes, este cactus es sumamente espinoso. Cada “mancha” blanca en la superficie del cactus oreja de conejo es en realidad una gloquídea, que son manchas con cientos de espinas diminutas que pueden desprenderse fácilmente de la piel. ¡Asegúrese de tener cuidado al manipular un cactus oreja de conejo, usando guantes protectores si es necesario!

Nombre botánicoOpuntia microdasys
Nombre comúnCactus de orejas de conejo, cactus de alas de ángel, cegador, nopal cegador o nopalillo cegador
Tipo de plantaCactus
Tamaño maduro2-3 pies de alto, 4-5 pies de ancho
exposición solarpleno sol
Tipo de terrenoArenoso, bien drenante
pH del sueloÁcido, neutro
Tiempo de floraciónVerano
Color de la florAmarillo blanco
Zonas de fuerza9a, 9b, 10a, 10b, 11a, 11b
Zona nativaNorteamérica

Cuidados al cultivar cactus oreja de conejo

Este cactus es fácil de cuidar y puede incluso crecer en condiciones de negligencia. El factor más importante para cuidar su cactus oreja de conejo es asegurarse de que reciba suficiente luz solar y evitar regar demasiado.

Iluminación

Al cultivar cactus oreja de conejo debes saber que esta variedad requiere de luz solar directa y brillante constante. Es importante colocarla en el lugar más soleado de la casa. Idealmente, este cactus debería recibir entre 6 y 7 horas de luz solar directa al día. Cuando se cultiva en interiores, esto generalmente significa que debe colocarse en una ventana orientada al sur o al oeste, o equiparse con una luz de crecimiento. Si se cultiva al aire libre, asegúrese de que el cactus no esté plantado en un lugar sombreado durante el día.

Tierra

 Como la mayoría de los cactus, el cactus oreja de conejo prefiere suelos secos, arenosos y con buen drenaje. Una mezcla estándar de cactus o plantas suculentas es suficiente. Este producto se puede encontrar fácilmente en la mayoría de los viveros o centros de jardinería. Alternativamente, puede hacer su propia tierra para macetas en casa mezclando partes iguales de tierra para macetas, arena gruesa y perlita.

Riego

Al ser un habitante del desierto es tolerante a la sequía y no requiere de un riego frecuente para sobrevivir. De hecho, el cactus oreja de conejo es extremadamente sensible a la sobrehidratación y propenso a la pudrición de la raíz cuando se expone a demasiada humedad. Deje que la tierra se seque por completo entre riegos y, en caso de duda, espere un poco más antes de volver a regar. Recuerde que en el desierto, los cactus pueden sobrevivir semanas, a veces incluso meses sin agua.

Temperatura y humedad

 Al cuidar el cactus oreja de conejo debes saber que esta planta requiere de condiciones cálidas y secas, siendo incapaz de tolerar las heladas y el exceso de humedad. Mantenga una temperatura de entre 21 a 37 grados Celsius. Evite el exceso de humedad asegurándose de que el suelo drene bien y que el recipiente tenga orificios de drenaje. Este cactus se puede cultivar al aire libre durante todo el año en temperaturas cálidas y secas. En caso los inviernos sean fríos en tu zona, es importante mover esta variedad a interiores para evitar daños por frío.

Fertilizante

 Este cactus crece bien en suelos de mala calidad y no necesita fertilización regular. Sin embargo, puede beneficiarse de una aplicación anual de un fertilizante de cactus o suculentas a principios de la primavera con el fin de estimular su crecimiento.

Propagación de cactus de oreja de conejo

Como la mayoría de los cactus, el cactus oreja de conejo se puede propagar fácilmente mediante esquejes. Simplemente debes retirar una de las almohadillas del cactus. Déjela a un lado durante 24 horas para que el lugar del corte cicatrice. Luego, coloque el esqueje en un recipiente separado con tierra de buen drenaje. Colóquela en un lugar donde solo reciba un par de horas de luz solar directa al día. No realice el riego de la nueva planta hasta que hayan pasado algunas semanas para asegurarse de que las raíces hayan comenzado a brotar.

Maceta y trasplante del cactus oreja de conejo.

El cactus oreja de conejo debe trasplantarse cada 2-3 años. Para trasplantar este cactus de manera segura, asegúrese de tener acceso a un par de guantes gruesos de jardinería para protegerse de las espinas. 

Usando guantes o pinzas que te ayuden a mantener el cactus en su lugar, retira el cepellón de la maceta vieja. Ahora, retire la mayor cantidad de tierra vieja que se encuentre alrededor de las raíces. Luego, transfiere el cactus a la nueva maceta. Agregue tierra fresca alrededor de las raíces y asegúrelo firmemente en su lugar.

Plagas y enfermedades comunes

Al cuidar el cactus oreja de conejo debes saber que ocasionalmente puede ser atacado por cochinillas, pero, por lo demás, no es propensa a muchas plagas. Ambos parásitos chupadores de savia pueden tratarse con aplicaciones regulares de alcohol desnaturalizado con un hisopo en las áreas afectadas.

La enfermedad más común a tener en cuenta con el cactus oreja de conejo es la pudrición de la raíz, resultado de un riego excesivo o el exceso de humedad. Este problema puede identificarse por la presencia de tallos o raíces marrones y suaves. Desafortunadamente, una vez que se descubre la pudrición de la raíz, generalmente es demasiado tarde para hacer algo al respecto. Sin embargo, tienes la opción de retirar las almohadillas no afectadas y propagarlas en nuevas macetas con tierra adecuada.

Share on: