Cuidados para plantas de interior – Guía para cuidarlas en tu hogar

Las plantas de interior son probablemente las especies más cultivadas en nuestros hogares. Sin embargo, muchas veces los cuidados para plantas de interior llegan a ser extremadamente importantes para que puedan desarrollarse adecuadamente. Es por esta razón que en este artículo hablaremos acerca de cómo cuidar las plantas de interior para que estas se mantengan saludables.

Cuidados para plantas de interior

¿Cómo cuidar las plantas de interior?

Los elementos más importantes que requiere una planta para poder crecer saludablemente son la luz, el agua, la temperatura y la humedad. Si alguno de estos factores llega a fallar, lo más probable es que tus plantas empiecen a deteriorarse.  A continuación, describiremos cada una de estas necesidades individualmente:

Necesidades de Iluminación

Este es uno de los cuidados para plantas de interior más importantes, ya que cualquier planta suele depender en gran medida de la intensidad de luz que se le puede dar. Una deficiencia de iluminación se puede notar al observar que las plantas se encuentran pálidas, delgadas o débiles. Sí notamos estos síntomas, entonces es importante cambiar la posición de nuestras plantas de interior a un lugar más iluminado, como lo puede ser una ventana soleada, o puedes adquirir algunas luces de iluminación para plantas. Sin embargo, también debes saber que el cambio de posición se debe realizar de manera gradual para no causar efectos adversos en su crecimiento.

Existen numerosos tipos de iluminación artificial diseñados específicamente para permitir que nuestras plantas crezcan saludables en interiores. Incluso se sabe que muchas plantas de interior lleguen a desarrollarse mejor cuando están expuestas a luces para crecimiento de plantas. Sin embargo, esto no significa que debes mantener las luces prendidas durante toda la vida de las plantas, ya que estas requieren de un período de inactividad, por lo que es buena idea apagar la luz para que atraviesen por ese periodo de inactividad que tanto necesitan. La idea con estas luces artificiales es simular la iluminación que obtienen las plantas al estar en exteriores.

Cuidados con el riego de plantas de interior

El riego es otro de los aspectos a conocer cuando nos referimos a ciudades para plantas de interior, aunque esta actividad puede variar en cantidad y frecuencia entre una estación a otra y de una planta a otra.

También debes saber que en los períodos de crecimiento activo se necesitará un riego completo a medida que la tierra comience a secarse. Sin embargo, de preferencia, se debe mantener tus plantas de interior ligeramente secas y evitar a toda costa el riego en exceso. Siendo el exceso de agua una de las causas más comunes de la muerte de plantas de interior.

Las plantas de interior cuando están en el periodo de inactividad necesitan un menor riego debido a que sus necesidades de agua se reducen.

Otro consejo a conocer al momento de regar tus plantas de interior es observar que el suelo esté seco al tacto. Introducir el dedo levemente en la tierra es una buena idea para identificar si requieren riego. En este caso, si sientes que el suelo está húmedo, no es necesario el riego.  El uso de agua tibia o a temperatura ambiente también es de mucha ayuda.

Cuidados con la temperatura para mantener plantas de interior

Un clima de interior que es óptimo para plantas oscila entre los 16 a 24º C. Las plantas tropicales, generalmente utilizadas para interiores, prefieren condiciones más cálidas y no se desarrollan adecuadamente cuando las temperaturas interiores bajan por debajo de los 13 a 16º C. Sin embargo, también existen plantas de interior que disfrutan crecer en condiciones más frías, un claro ejemplo son las flores de Pascua.

Otra de las características de las plantas de interior es que pueden soportar ligeros cambios de temperatura, sin embargo, no toleran las corrientes de aire frío ni el aire seco. Esto es algo que debemos conocer si tus plantas se encuentran cercanas a una ventana, cuyas temperaturas son considerablemente más frías, especialmente durante el invierno. Por lo tanto, uno de los cuidados para plantas de interior es cubrir la ventana en las noches, caso contrario, tendrás que trasladar tus plantas a un lugar donde estén protegidas.

Las plantas de interior suelen disfrutar del aire fresco esporádicamente, por lo que es importante darle una ventilación adecuada para su óptimo crecimiento. La ventilación suficiente puede provenir de un ventilador de techo, un ventilador oscilante o una ventana abierta cercana. Sin embargo, durante el invierno, no permitas el enfriamiento o la sequedad de las plantas de interior.

Humedad

Las plantas de interior requieren aire húmedo para mantenerse saludable, apreciando unos niveles de humedad que oscilen entre el 50% y el 70%, cantidad más alta de la que se puede encontrar en una casa promedio. Si bien muchas plantas de interior pueden crear humedad por sí solas, estas cantidades no llegan a ser suficientes. Por fortuna, existen formas para lograr que aumente la humedad de tu hogar.

Algunos indicadores de que nuestras plantas de interior requieren de mayor humedad incluyen la pérdida de hojas o el amarillamiento. Esto se puede solucionar colocando nuestras macetas en bandejas poco profundas con agua o utilizando terrarios. También se debe mencionar que las plantas son capaces de producir humedad, por lo que mientras más tengas es mejor, especialmente si las agrupas en un solo lugar. La nebulización diaria con agua también ayuda a crear la humedad tan necesaria. El uso de humidificadores de vapor frío y pequeñas fuentes interiores también son formas de aumentar la humedad.

Esperamos que este artículo sobre los cuidados para plantas de interior te haya sido de utilidad, y recuerda que con las plantas la constancia es el secreto.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG