Cultivo de cocona – Aprende sobre el proceso para plantar esta fruta

 La cocona es conocida desde hace años por los pueblos nativos de América Latina, aunque llega a ser casi desconocida en Europa, Estados Unidos, entre otros.  Esta planta es conocida por producir una fruta, específicamente una baya, con un ligero sabor a tomate. Esta fruta no solo llega a ser utilizada como un alimento básico, ya que los descendientes de los antepasados de América del Sur lo utilizan para tratar una increíble variedad de enfermedades. Aprende más sobre el cultivo de la cocona y algunos datos de esta fruta.

cultivo de cocona

La cocona, conocida científicamente como Solanum Sessiliflorum, perteneciente a la familia de la berenjena, tomate, entre otros, produce una fruta de color amarillo anaranjado a rojo, en su interior se puede identificar una deliciosa pulpa amarilla. Existen varias especies de esta planta; la variedad que se encuentran en la naturaleza (S. georgicum) destaca por presentar espinas, mientras que las variedades que son cultivadas comercialmente no tienen espinas.

Descripción de la cocona

La cocona se caracteriza por ser un cultivo de crecimiento rápido, alcanzando hasta los 2 metros de altura. Su tallo es cilíndrico y presenta vellosidades en abundancia. Las hojas son ovaladas y grandes, llegando a medir de entre 30 a 50 cm. de largo y 20 a 30 cm. de ancho. Las flores miden aproximadamente 4 a 5 cm. de diámetro.

Factores a tener en cuenta sobre el cultivo de la cocona

Variedades

En el Perú, lugar donde la planta es ampliamente cultivada, se distinguen 4 tipos; pequeñas y de color rojo-morado, medianas y de color amarillo, redondas de color amarillo y en forma de pera. La cocona de tamaño medio es la de mayor demanda en Perú, debido a que es especialmente utilizada en jugos.

Clima

La planta de la cocona requiere de una temperatura de entre los 18 a 30º C, sin heladas y precipitaciones pluviales de entre 1,500 a 4,500 mm anuales. Es importante que durante sus primeras etapas se encuentre bajo una sombra ligera para fomentar su adecuado crecimiento.

Suelo

La cocona puede crecer en suelos ácidos pocos fértiles, neutros y alcalinos de buena fertilidad, dependiendo de la variedad. En la práctica, las plantas que producen frutos pequeños se siembran en suelos ácidos de baja fertilidad, mientras que aquellas variedades de frutos grandes crecen generalmente en suelos de mayor fertilidad. La textura apropiada del suelo va desde arcillosa hasta arenosa.  En cualquier caso, un buen drenaje es esencial.

La planta es cultivada en altitudes de hasta 1,500 m.s.n.m. En Florida y Trinidad se cultiva muy cerca del nivel del mar; en Colombia se cultiva desde una altura cercana al mar hasta llegar los 610 metros, mientras que en otros países de América del Sur prospera entre los 910 a 1200 m.

¿Cómo plantar Cocona?

La propagación de la cocona se puede realizar de forma sexual (semillas) o asexual (estacas, injertos). Sin embargo, la propagación por semilla resulta siendo la metodología más sencilla debido a la presencia de 800 a 2.000 semillas por fruto.

Propagación por Semillas

Se recomienda adquirir las semillas en un proveedor que nos asegure una buena calidad de semillas para evitar enfermedades. Si tienes pensado extraer las semillas de los frutos debes realizarlo cuando se encuentren maduros. Las semillas se deben colocar bajo la sombra por 2 días para fomentar la ruptura del mucílago. Tras este periodo, se debe lavar las semillas y secarlas a pleno sol por un corto periodo de tiempo, y, por último, se aplica un poco de fungicida a las semillas.

Se debe introducir 2 semillas de cocona a una profundidad de 0,5 cm en cada espacio del semillero o almácigo, posteriormente se ubica las bandejas bajo sombra. El sustrato a utilizar debe ser aserrín húmedo, descompuesto y desinfectado.  La germinación de la planta de cocona puede tardar de 15 a 40 días. Una vez las plántulas hayan desarrollado 4 hojas verdaderas se puede realizar el trasplante a unas bolsas plásticas de polietileno.

También se pueden colocar 4 o 5 semillas directamente en las bolsas de polietileno, sin el uso del semillero; posteriormente, se espera la aparición de 1 o 2 plantas lo suficientemente resistentes.

Las bolsas de polietileno a utilizar deben ser de 50-50, donde se añadirá tierra negra, arena y materia orgánica bien descompuesta, todo en similares proporciones. Una vez transcurrido de 2 a 3 meses, cuando las plantas tengan una altura de 20 a 25 cm, deben ser trasplantadas al lugar definitivo en exteriores.

El espaciado para el cultivo de cocona en el lugar definitivo es de 1.5 a 2.5 metro a cada lado, factor que dependerá de la fertilidad del suelo y la variedad elegida. La floración debe iniciarse a los 2 o 3 meses del trasplante, mientras que la fructificación se inicia a los 6 meses.

Cuidados

Fertilización

Se recomienda aplicar 6 veces al año una fórmula NPK de 10-8-10, a una proporción aproximada de 50 a 70 gramos por planta. Sin embargo, es sumamente importante analizar el suelo para conocer sus necesidades. Un ejemplo es que si presentas un suelo bajo en fósforo debes usar una fórmula 10-20-10.

Polinización

La cocona se puede auto polinizar, aunque las abejas siempre visitarán tus flores, trasportando el polen de un lugar a otro, haciendo común los cruces naturales. Las frutas maduran a las 8 semanas de ser polinizadas.

Cosecha y producción de frutos

La producción se inicia al pasar los seis meses del trasplante; y se produce una fructificación continúa por 1 o 2 años. Sin embargo, la productividad se reduce drásticamente después de 6 a 8 meses de iniciada la cosecha. Durante el periodo de fructificación llega a ser necesario una buena iluminación solar. La productividad del cultivo de la cocona es la siguiente:

  • Variedad de frutos pequeños (25 a 40 g): 119 – 87
  • Variedad de frutos medianos (40 a 60 g): 95 – 83
  • Variedad de frutos grandes (141 a 215 g): 39 – 24

Los frutos de cocona deben ser cosechadas al presentar frutas de un color naranja marrón en la casi totalidad de su superficie.

POSTCOSECHA

El fruto de cocona se puede almacenar adecuadamente por hasta 19 días, tras este periodo se inician los síntomas de deshidratación, pérdida de peso y firmeza. A una temperatura ambiente, buena aireación y bajo sombra puede durar hasta por 5 días, posteriormente se inicia el deterioro.

Beneficios de la fruta de cocona y usos

Esta fruta es comúnmente consumida por los lugareños y comercializada en toda América Latina. La Cocona es un producto nacional en Brasil y Colombia, además de un elemento básico de la industria en Perú. Su jugo se exporta actualmente a Europa.

La fruta se puede comer fresca, en jugo, congelada y confitada. También es apreciada para ser utilizada en mermeladas, salsas y rellenos para pasteles. La fruta también se puede utilizar fresca en ensalada o cocida en platos de carne y pescado.

La fruta de la cocona es altamente nutritiva debido a que presenta un alto contenido en hierro y vitamina B5; cantidades respetables de calcio, fósforo; y cantidades menores de caroteno, tiamina y riboflavina. La fruta es baja en calorías y alta en fibra dietética. También se dice que su consumo puede ayudar a reducir el colesterol, el exceso de ácido úrico y aliviar otras enfermedades renales y hepáticas. El jugo se ha utilizado para tratar quemaduras y también picaduras de serpientes venenosas.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.