El presente artículo tiene como finalidad ser una guía acerca del proceso de cómo plantar claveles. El clavel es una planta que llega a ser considerada como fácil de cultivar. Puede crecer de entre 18 a 24 cm de altura, dependiendo de la variedad utilizada, y son capaces de producir una exquisita fragancia picante a clavo de olor.

Como plantar claveles
Para tener una buena flor debes seguir estos consejos sobre cómo plantar claveles

En la actualidad existen más de 300 especies de claveles y otras cientas de variedades híbridas. Generalmente, cuando se habla del clavel se refiere a la planta conocida científicamente como Dianthus caryophyllus.

Estas son plantas utilizadas ornamentalmente debido a que son capaces de ofrecer flores de diversos colores, incluyendo el blanco, rojo y rosa. Sin embargo, también puede presentar especies híbridas cuyas flores son de diversos colores.

Algunos cuidados básicos sobre como plantar claveles es saber que estos pueden venir como variedades anuales, bienales y perennes. Los claveles pueden ser cultivados en arriates, fronteras, jardines rocosos e incluso recipientes como ollas. Incluso algunas variedades pueden florecer durante la estación del otoño; siempre y cuando están resguardados contra las inclemencias del tiempo.

Aunque los claveles no requieren mucha mano de obra, existen algunos cuidados que debemos tener con los claveles y que deben ser considerados, ya que mientras mayor sea el cuidado del clavel mejor será el crecimiento de esta hermosa flor.

Factores a tener en cuenta para saber como plantar claveles:

Algunos de los principales factores que afectan el crecimiento de los claveles se enumeran a continuación:

¿Cuando plantar una planta de clavel?

Las semillas de claveles se pueden sembrar en interiores de seis a ocho semanas antes de la última helada. Por otro lado, al aire libre, se prefiere plantar claveles cuando el peligro de heladas haya pasado. Si bien en interiores es muy probable que la planta florezca el primer año, si la semilla ha sido sembrada en exteriores es poco probable que la planta florezca durante este año.

En lo que se refiere a iluminación, los claveles necesitan estar a pleno sol y recibir un promedio de 4 a 5 horas de luz solar al día.

Suelo

El suelo debe contar con un buen drenaje. El uso de mantillo no es más adecuado para esta planta debido a que requiere de una adecuada circulación de aire. Los claveles son fáciles de cuidar y prosperar en un suelo fértil, bien drenado y con un pH de 6,75 del suelo, ligeramente alcalinos.

Riego

Un factor importante a tener en cuenta sobre como cultivar claveles es saber que esta planta no requiere de mucha agua, excepto en los meses de verano. Es importante tener un especial cuidado para evitar que el suelo se encharque demasiado debido a que es una planta sensible al exceso de humedad. El riego debe realizarse muy temprano por la mañana o al anochecer.

Temperatura e iluminación

La temperatura adecuada para el crecimiento y la reproducción de los claveles, oscilan entre los 8° – 25 ° C. La temperatura óptima en invierno debe ser de entre 15° y 18° C durante el día y 10° a 12° C en la noche. Mientras que en verano la temperatura ideal sería de 21° en el día y 12° en la noche.

¿Cómo sembrar claveles?

Semillas

Las semillas se pueden sembrar en un semillero, solo debes espolvorearlas en la parte superior del sustrato y cubrirlas ligeramente. El riego en el semillero se debe realizar con la ayuda de un pulverizador; y posteriormente se cubre el semillero con una bolsa de plástico transparente para crear un efecto invernadero.

La plantas en el semillero deben ser trasplantadas a sus macetas cuando presentes de dos a tres hojas. Si quieres trasplantarlas al aire libre debes hacerlo cuando midan de 4 a 5 pulgadas.

También se puede sembrar claveles desde sus semillas en el lugar definitivo, aunque lo mas recomendado es hacerlo en semilleros para ganar tiempo y facilitar su manejo. La profundidad para colocar las semillas al aire libre es de 1/8 de pulgada. Otro punto a tener en cuenta es que el suelo debe estar bien drenado, también debe asegurarte de mantener un suelo húmedo pero no encharcado.

Una vez las plantas de claveles sean lo suficientemente resistentes se deben colocar a una separación de 12 cm, dejando únicamente las plantas mas fuertes.

Propagación por Esquejes

El primer paso para propagar un esqueje de clavel es desinfectar la tijera que vas a utilizar para cortar la planta. El corte se realiza dejando un esqueje que tenga de 6 a 7 nudos. Posteriormente se retiran las hojas que van a ser enterradas bajo el suelo, aproximadamente unos 3 a 4 a nudos. La parte a ser enterrada debe ser colocada en hormonas de crecimiento para posteriormente ser enterrada en el lugar donde crecerá.

esqueje clavel listo para ser sembrado

Los esquejes se insertan en la tierra evitando que las hojas inferiores entren en contacto con la superficie del suelo. Si has colocado el esqueje en una maceta, la planta debe estar listos para ser trasplantadas a los 25 a 30 días.

Maceta

Sembrar claveles en maceta se inicia eligiendo un recipiente que tenga unos orificios de drenaje debido a que odia el encharcamiento. Debes introducir un poco de piedras en la parte inferior de la maceta para mejorar el drenaje. La maceta debe ser llenada con un sustrato universal enriquecido con materia orgánica, como humus de lombriz.

Cuidados, plagas  y enfermedades

El acolchonamiento no es lo mas recomendado para los claveles debido a que puede evitar una adecuada circulación de aire en los tallos del clavel. Algo que puede afectar su crecimiento ya que debe mantenerse libre de humedad.

La turba es una excelente materia orgánica que puede ser utilizada para fomentar el crecimiento de los claveles. También se puede utilizar como abono el pulverizado de la corteza de pino y el estiércol de vaca en estado de descomposición.

Sin embargo, al aire libre es importante hacer un análisis de suelo antes de decidir qué tipo de estiércol se utilizara. Esto se debe a que un suelo muy rico en estiércol o con altos niveles de nitrógeno no es lo más adecuado para el clavel ya que puede causar un crecimiento vegetativo muy pesado, escasez de flores o la división del cáliz.

Insectos y enfermedades: Un punto que no llega a ser de mucha importancia en esta guía de cómo plantar claveles debido a que los problemas de insectos y enfermedades son poco frecuentes. En caso de tener problemas de insectos o enfermedades, un tratamiento temprano con jabón potásico o aceite de neem puede ser sumamente útil.

Cuidando el tamaño: Es necesario saber con anticipación cual sera el tamaño de la variedad que vamos a sembrar con el fin de proporcionar el apoyo adecuado. El soporte debe fijarse en su lugar poco después de la siembra.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 446 suscriptores

Más Artículos similares

1 comentario. Leave new

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú