Plantar Cardamomo – Guía para el cuidado de esta especia

El cardamomo es una planta de usos diversos en la preparación de alimentos salados y dulces, un condimento de fácil plantación y barato, que incluso puede ser cultivado en macetas. Llegando a ser varias las recetas culinarias que tienen en este condimento el responsable del su perfume intenso y llamativo, enamorando hasta el olfato más débil. Aprende a plantar cardamomo o Elettaria cardamomum.

Cómo plantar cardamomo o Elettaria cardamomum
Elettaria cardamomum

Aromático, el cardamomo queda muy bien cuando se prepara con café, té, chocolate caliente y en combinación con diversos alimentos para preparar platos, postres, helados, cítricos y hervidos. Siendo las semillas una materia prima para la producción de este licor. Esta planta es de uso popular y antiguo entre los asiáticos.

El cardamomo pertenece a la familia de las Zingiberáceas, al igual que el jengibre. Es un arbusto de 1 a 1,50 metros de altura, con hojas grandes, flores blancas y frutos verdes. Los frutos o cápsulas tienen semillas negras que deben ser cosechadas antes de su maduración y pueden ser utilizadas enteras, molidas o para la extracción de aceite esencial.

Originaria de la India, donde ya se conocía desde el 700 d.C., la especia llegó a Europa en el 1200. Considerado como uno de los condimentos más caros del mundo, su uso está bastante extendido en los países árabes y en el sudeste asiático, donde se utiliza para dar sabor al café.

¿Cómo plantar cardamomo?

Es importante que esta plantación se realice con materiales de calidad. Por lo tanto, adquiera plantones sanos de establecimientos adecuados y con referencia. También se puede propagar mediante el uso de semillas. Generalmente se venden cápsulas (fruta con 20 a 25 semillas) maduras en el mercado sin procesar.

Guía para el cultivo de cardamomo

Resumen

  • Propagación: Mediante semillas.
  • Suelo: ligeramente húmedo, permeable y rico en material orgánico.
  • Espaciado: El espacio varía de 1,5 a 3 metros entre plantas.
  • Clima: Caliente y húmedo.
  • Superficie mínima: macetas, jardineras y patios.
  • Iluminación: Requiere de un 50% a 70% de sombra.
  • Cosecha: 1 año y medio, de las plántulas de rizomas, y alrededor de 3 años, con semillas.

Medio ambiente

El clima cálido y húmedo es ideal para el crecimiento de la especie. Sin embargo, al mismo tiempo requiere de un 50% al 70% de sombra. Por lo tanto, de preferencia, se debe asociar con otros cultivos altos como lo es el caucho, el cacao y especies florales.

Propagación

Se debe colocar las semillas en un sustrato ligero y permeable, manteniendo la humedad y el área protegida. Una vez que la planta brote, que tarda de 20 a 30 días, se debe trasplantar a macetas o bolsas de cultivo, cuando se tienen cuatro hojas. Finalmente, se debe plantar el cardamomo en el área definitiva cuando tenga al menos 30 centímetros de altura.

Plantación

La plantación debe hacerse en un suelo ligeramente húmedo, rico en material orgánico y buen drenaje y en lugares sombreados. Se abre agujeros de 40 centímetros de diámetro, posteriormente, se debe llenar con tierra y materia orgánica, como estiércol u otra fuente.

Espaciado

El espacio varía de 1,5 a 3 metros entre plantas, dejando las medidas más grandes entre las hileras de siembra o para la adaptación con cultivos intercalados. Recuerda que es importante asociar con especies que le den la sombra suficiente al cardamomo.

Cuidado

Después de plantar cardamomo, mantener la tierra húmeda, pero sin llegar a encharcar. En zonas sombreadas con lluvias bien distribuidas, el suelo suele mantener una humedad adecuada. La distribución del mantillo alrededor de la planta es de gran ayuda para mantener la humedad y mejorar el contenido de materia orgánica en el suelo. No hay necesidad de podar, pero es importante las hojas y tallos secos.

Producción

Entre 30 a 36 meses después de plantar las plántulas de cardamomo propagadas por semillas, o 18 meses con el uso de plántulas de rizoma. Para asegurar el aroma y el sabor típicos del cardamomo, las cápsulas se recogen cuando presentan un color verde claro o amarillento, fase en la que los frutos se desprenden fácilmente del tallo floral. Una plantación bien realizada puede producir de 150 a 200 kilos de cápsulas secas.

Después de recoger las cápsulas, colóquelas a secar bajo el sol o en invernaderos. El secado artificial es más rápido, sin embargo, retira los frutos de un color verdoso o amarillo verdoso, que no es apreciado para el comercio.

Propiedades nutricionales del cardamomo

La utilidad del también incluye ser un proveedor de varios nutrientes, como las vitaminas A, B y C, carbohidratos y, entre los minerales, potasio, hierro, calcio y magnesio. Llegando a tener una larga lista de beneficios para la salud humana, como la mejora de la piel, el fortalecimiento del cabello e incluso la prevención del cáncer de mama, próstata y ovario. Al ser rico en fibra, ayuda al funcionamiento del intestino, facilita la digestión y produce un aceite que ayuda a tratar las úlceras en el estómago.

Los componentes del cardamomo le atribuyen propiedades tranquilizantes y la capacidad de aliviar los dolores de cabeza, dolor de dientes y puede combatir la halitosis, ya que tiene propiedades antibacterianas. Todas razones suficientes para plantar cardamomo en nuestras parcelas.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG