Capuchina – Aprende a cultivar esta planta florar en tu huerto o maceta

La capuchina es una planta cuyas hojas, frutos, flores y semillas son comestibles, llegando a tener múltiples usos en recetas culinarias. También llega a ser muy utilizada para decorar ambientes debido a su exuberante belleza. Aprende a cultivar capuchina con los siguientes cuidados a tener en cuenta.

Cómo plantar capuchina o Tropaeolum majus
Tropaeolum majus

No solo sorprende a nuestros ojos por la belleza de sus flores, sino que también puede cautivar al paladar con su exquisito sabor. Llegando a existir especies florales que son comestibles, mismas que pueden ir directamente del jardín al plato, dando un toque especial, y un aspecto exótico y sofisticado.

La capuchina o Tropaeolum majus L. tiene un sabor similar al berro, llegando a utilizarse para preparar jugostés e infusiones. Sin embargo, las plantas destinadas al consumo humano deben provenir de cultivos que no hayan utilizado pesticidas. También es importante no exagerar con la ingesta de bebidas a base de esta planta para evitar la irritación gástrica.

Características de la capuchina

La planta, originaria de la región de los Andes, en América del Sur, también es conocida como taco de reina, espuela de galán, flor de la sangre, llagas de Cristo, marañuela, mastuerzo de Indias o pelón.

El cultivo de esta variedad puede ser rentable para los pequeños agricultores debido a su facilidad de crecimiento. Sin importar que se utilice para la decoración de ambientes o para el consumo humano, la capuchina no requiere de muchos cuidados y es de rápida floración.

Al ser resistente a la sequía, la capuchina tiene la capacidad de proteger la humedad de la tierra, siendo útil para la conservación de otros cultivos al plantarse en asociación. Esta flor junto a otras especies ayuda a repeler pulgones y escarabajos, permitiendo un mejor desarrollo para plantas como el rábano, el repollo, los tomates y los pepinos.

Incluso puede crecer en lugares donde no hay mucho espacio para su cultivo. Su desarrollo también es posible en macetas, siempre que se mantenga con un sustrato húmedo, pero no encharcado. 

¿Cómo plantar capuchina?

La capuchina es una flor que se reproduce a través de semillasdivisión de rizomas esquejes. También se puede obtener las plántulas preparadas en tiendas y viveros de plantas ornamentales. Las variedades más tradicionales son aquellas con flores amarillas y rojas. La siembra puede tener lugar en cualquier época del año, aunque la flor se desarrolla más rápido en la primavera.

Guía de cultivo de la Capuchina
  • Propagación: A través de semillas, división de rizomas o esquejes. 
  • Suelo: Terrenos ligeros, ricos en materia orgánica y buena humedad, pero no encharcados
  • Espaciado: Un espacio de 60 a 90 centímetros entre hileras y de 50 a 90 centímetros entre plantas
  • Clima: Prefiere el clima templado, pero le va bien otros climas.
  • Iluminación: Debe tener al menos 4 horas de exposición solar directa
  • Fertilización: De 1 a 3 kilos de fertilizante orgánico es suficiente por cada hoyo
  • Cosecha: después de 50 días de plantación

MEDIO AMBIENTE 

La incidencia de luz solar es muy importante para el cultivo. Debe tener al menos 4 horas de exposición solar directa para que la capuchina prospere bien. A pesar de ser resistente y aceptar diferentes condiciones climáticas, la flor no tolera temperaturas muy bajas o heladas.

PLANTACIÓN 

Sin ser demasiado exigente con el suelo, la capuchina es mejor para aquellos terrenos ligeros, ricos en materia orgánica y buena humedad. En la propagación de semillas, la siembra puede ser en el lugar definitivo a una profundidad aproximada de 1 cm, o en bandejas de semillas. El trasplante se realiza cuando las plántulas tienen de cuatro a seis hojas verdaderas. En la multiplicación por estacas, plantar en suelo húmedo, para facilitar el enraizamiento, dos tercios de las ramas de 10 a 15 centímetros de longitud. Se puede usar un enrejado para apoyar el crecimiento vertical de la capuchina.

ESPACIO

En camas, el espacio depende de la especie o cultivar de la capuchina. Sin embargo, en general, las medidas son de 60 a 90 centímetros entre hileras y de 50 a 90 centímetros entre plantas.

CUIDADO

El suelo debe mantenerse húmedo, pero no encharcado, algo que puede favorecer la proliferación de hongos, caracoles y babosas que dañan la plantación. El riego espaciado ayuda a controlar la humedad. También evite el acceso de hormigas y otras plagas en el sitio de la plantación, y elimina las malas hierba para evitar que compitan por recursos. Si es necesario, de acuerdo con el análisis del suelo, realice una corrección con cal para que el pH sea de entre 5.5 a 6. De 1 a 3 kilos de fertilizante orgánico es suficiente por cada hoyo.

COSECHA

En general, la cosecha ocurre tras 50 días de la siembra y puede extenderse hasta los 100 días. Como toda la parte aérea de la capuchina es comestible, la cosecha incluye flores, capullos, hojas y frutos. Lo importante es que la flor se cosecha solo cuando está completamente abierta. Los frutos, a su vez, deben ser inmaduros (verdes) para ser utilizados. En el caso de las hojas, se pueden obtener durante el desarrollo de la capuchina.

Usos de la Capuchina

En colores naranja, amarillo, rojo, rosa y crema y un aroma agradable, la flor de capuchina tiene un uso versátil en la cocina y puede ser un ingrediente en ensaladas y un complemento para la carne y el queso. Preparadas en conservas, las frutas inmaduras se asemejan a las alcaparras, mientras que las semillas molidas pueden incluso ser un sustituto de la pimienta, para quienes gustan de las especias más ardientes.

Al estar dotado de una gran cantidad de betacaroteno y vitamina C, la capuchina se considera una fuente de propiedades beneficiosas para la salud humana. Entre sus usos populares se puede destacar que se recomienda ara el tratamiento de infecciones del tracto urinario, escorbuto, falta de apetito, problemas digestivos y enfermedades de la piel.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG