En el artículo de hoy hablaremos acerca de cómo plantar cactus, una planta que forma parte de la familia de las suculentas, en su gran mayoría plantas sumamente espinosas pero que una vez establecidas pueden ser muy resistentes. Plantas que son utilizadas comúnmente con fines decorativos.

plantar cactus

El cactus es una de las plantas favoritas para cientos de personas por la facilidad que tiene para crecer en interiores y exteriores, especialmente en épocas calurosas como el verano, donde otras plantas no sobreviven. Sin embargo, se debe tener un especial cuidado durante las estaciones húmedas.

Algunos puntos a tener en cuenta al plantar cactus es realizar la elección de una maceta con un tamaño adecuado y tierra hecha especialmente para cactus. Esto se debe a que debe gozar de un buen drenaje y proporcionar las condiciones secas que son esenciales para la supervivencia del cactus.

Factores a tener en cuenta al Sembrar Cactus

¿Cuándo?

Esta planta puede ser sembrada durante todo el año, aunque, dependiendo de la variedad y las condiciones climáticas donde crecerá, se recomienda plantar las semillas o esquejes antes de finalizar la primavera con el fin de evitar bajas temperaturas.

La Temperatura y la luminosidad

La temperatura ideal debe ser de aproximadamente 21 °C. Se recomienda que durante el invierno no estén en lugares cálidos debido a que evita que entren en reposo invernal. Una gran variedad de cactus no se adecuan a temperaturas por debajo de los 7 ºC.

Riego

No es una planta exigente en cuanto a los riegos. Una vez establecida se puede regar de una a dos veces al mes, únicamente con el fin de mantener la tierra ligeramente húmeda. Aunque esto depende mucho de la estación climática. El riego debe hacerse para humedecer la tierra, por lo que no se debe permitir la formación de charcos.

Sustrato

Al plantar cactus debes saber que llega a necesitar de suelos que sean ricos en fósforo y potasio. El pH necesario va a depender de la variedad de cactus. En la mayoría de las áreas y en el interior de una casa, las plantas pueden crecer muy bien con una parte de arena lavada, una parte de tierra para macetas y una parte de piedras o incluso fragmentos de macetas. Sin embargo, si puedes obtener un sustrato hecho para cactus tus plantas te lo agradecerán.

Cuidados al adquirir un cactus de invernadero

Si vas a adquirir una planta en un invernadero debes buscar una que se encuentre saludable, para lo cual debemos evitar a toda costa cualquier planta que tenga espinas dorsales dañadas, signos evidentes de moretones, o un crecimiento desigual o irregular.

Elegir una tienda de renombre es importante ya que, incluso en condiciones ideales, el crecimiento del cactus quedará afectado si la planta fue criada en un lugar con poca luz. 

Propagación de Cactus

¿Cómo sembrar cactus desde las semillas?

El Cactus se puede cultivar a partir de sus semillas y se ofrecen paquetes de distintas variedades. SI usted es de las personas que les gusta el suspenso, este puede ser su método preferido ya que las semillas de cactus pueden tardar hasta un año para germinar, y un par de años más para que este sea joven.

Si bien la germinación es lenta, no es difícil de criar si se tiene las condiciones ambientales adecuadas.

La época del año en la que se recomienda sembrar el cactus depende de las condiciones climáticas que se dispone. Un ejemplo serio que si no se disponible de una fuente de calor se debería esperar al verano para iniciar el proceso de cómo sembrar cactus.

Otro punto a tener cuenta al plantar cactus es que algunas variedades no pueden crecer durante el invierno con la ausencia del calor. Existen variedades de crecimiento lento, mientras que otros son de crecimiento rápido.

En caso de tener un invernadero debes mantener una temperatura de entre los 40 a 45 grados F. Un rango que ayudará a que las semillas tengan un crecimiento más precoz.

Proceso

Se deben colocar una servilleta o toallita en un táper de plástico para humedecerlas con agua. Las semillas se esparcen sobre la servilleta y se tapan con la ayuda de otra servilleta humedecida. Se cierra el táper y se coloca en un ambiente oscuro y cálido, pero alejado de la luz solar directa.

Es muy importante que limpies todos los revestimientos diariamente para evitar la putrefacción de la semilla.

Una vez ha crecido lo suficiente se coloca las plántulas en macetas individuales pequeñas.

La planta debe colocarse en un lugar que tenga luz suficiente, pero, sin estar demasiado expuesta a la luz solar ya que puede dejar de crecer durante mucho tiempo.

Mediante esquejes

Sembrar una planta de cactus desde sus esquejes puede ser sumamente fácil si se sigue los cuidados adecuados. También se ahorra mucho tiempo a comparación con la siembra desde las semillas.

La mejor época para plantar los esquejes de cactus es a mediados de la primavera hasta los inicios del verano. El procedimiento consiste en lo siguiente:

  1. Corta los esquejes con la ayuda de un cuchillo afilado, previamente desinfectado. Tras el corte, es de mucha ayuda cubrir la herida con canela en polvo y se debe aplicar un fungicida.
  2. El esqueje debe dejarse cicatrizar, generalmente demora un par de semanas, en un sitio sombreado en posición horizontal.
  3. Las macetas a utilizar para plantar cactus son aquellas hechas con barro. También deben ser anchas.
  4. El esqueje debe ser plantado en una maceta con un sustrato para cactus.
  5. Afloja la tierra y excava un agujero que sea del tamaño suficiente para el esqueje. Se debe introducir el recorte de tal modo que pueda sostenerse sin caerse ni moverse.
  6. Si has dejado que la planta cicatrice, el primer riego se puede realizar tras ser plantada en la maceta. Los siguientes riegos deben realizarse únicamente cuando la tierra se encuentre seca.
  7. Se coloca la planta en un lugar luminoso y cálido, pero sin una exposición solar directa. 

Trasplante

El trasplante se realiza cuando se observar que las raíces se están asomando por los agujeros del drenaje de la maceta. También cuando las copas de los cactus llegan a alcanzar los bordes del contenedor o cuando quieres pasar la planta desde el semillero al jardín.

En macetas, generalmente se realiza un trasplante al pasar los dos a cuatros años. Se recomienda realizar el trasplante durante la primavera o verano. En invierno no se debe realizar ya que aumenta las probabilidades de pudrición de las raíces.

Es importante utilizar unos guantes con el fin de evitar los daños producidos por las espinas.

El proceso de trasplante se realiza de la siguiente manera:

  1. Afloja la tierra del lugar donde se realizará el trasplante. Esta debe quedar suelta y bien acolchada.
  2. Se debe excavar un agujero que sea lo suficientemente grande y profundo para permitir que las raíces se desarrollen. El agujero debe ser el doble del tamaño del cepellón. Es importante verificar que el suelo no esté helado, encharcado o reseco.
  3. Al retirar el cactus de su anterior contenedor debes cuidar que no se desmorone el cepellón.
  4. Al introducir la planta en su nuevo contenedor debes verificar que ninguna raíz quede fuera.
  5. Se rellena el agujero al mismo tiempo que cuidas que el cuello de la raíz (inicio del tallo) quede al ras del suelo, no enterrado.
  6. Tras el trasplante a otra maceta, debes colocar el cactus bajo sombra por unos pocos días.

Cuidados

Otro de los puntos a conocer al momento de plantar un cactus son los cuidados a tener en cuenta durante cada estación del año.

Primavera

Los cactus que hayan permanecido en casa durante el invierno no se deben de colocar directamente al sol de un solo golpe, se les debe cambiar de lugar progresivamente para que tomen aire libre, lógicamente una vez que haya pasado la helada para evitar producir quemaduras incurables. Retoma el riego, tras haber sido suspendido en invierno, riégala cada 15 días si no hay lluvias. Aplica el primer riego sin fertilizante y luego cada riego debe tener algo de abono, pero en pequeñas cantidades.

Verano

En esta época se tiene que abonar y regar semanalmente, con fertilizante en cada riego. Es importante no exponer a los cactus el sol durante todo el día en el verano; muchas especies llegan a temer a la luz solar y exigen sombra, por lo que debes conocer bien la especie que tienes y sus necesidades.

Ten en consideración que los cactus más grandes son más tolerables al sol que los pequeños y jóvenes. Durante el verano se puede aplicar un tratamiento de insecticida con dos pulverizaciones a intervalo de 15 días.

Otoño

En esta época la climatología es muy cambiante. Intenta regar solamente los días más soleados ya que si la temperatura baja demasiado puede podrir tus plantas. Si llueve poco, riega cada 15 días. Durante el otoño hay muchas especies que crecen y florecen más, abónalas, pero no las riegues demasiado o se te pudrirán. Mantén tus plantas expuestas al sol ligeramente, pero no en caso de heladas.

Invierno

Respeta el estado de reposo del Cactus durante el invierno si quieres garantizar una hermosa floración, reduciendo al mínimo el abono y riego. El frío intenso, inferior a 5ºC causa quemaduras artificiales en las plantas, por lo que debes protegerlas o podrías perderlas del todo. También debes protegerlas de las lluvias y del granizo. Si durante este período aparecen caracoles en el invernadero, echa bolitas de Metaldehído.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 462 suscriptores

Más Artículos similares

2 comentarios. Leave new

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú