La bergenia, también conocida como hortensia de invierno, Begoña de invierno y Col de invierno, es una planta utilizada con fines ornamentales. Ideal si tu jardín u hogar tienen un área de poca iluminación que quieres adornar con algunas hermosas flores. Sustituto ideal para las hostas, una planta que comúnmente se utiliza bajo estas condiciones. Sigue leyendo y aprende más sobre los métodos utilizados para plantar bergenias.

PLANTAR BERGENIA Y CUIDADOS

Esta planta perenne llega a ser sumamente atractiva debido a sus vistosos racimos de flores que crecen durante la primavera. Una planta que se puede propagar mediante el uso de la división de rizomas o el uso de semillas de bergenias.

Métodos utilizados para plantar bergenia

Propagación por rizoma

La propagación por rizoma se realiza tras la floración de la primavera. Este proceso consiste en cortar el largo rizoma de la planta con la ayuda de un cuchillo afilado, donde cada pieza de rizoma debe medir unas 6 pulgadas, asegurándote que cada división mantenga una roseta y varias raíces sanas. Tras el corte, es importante retirar las hojas grandes para reducir la pérdida de agua. Finalmente, plante cada división con el rizoma debajo del suelo.

Propagación por semilla

Las semillas de bergenia se deben sembrar en interiores en semilleros con un sustrato que sea apropiado para semillas, mismo que puedes adquirir en cualquier vivero. Proceso que se inicia de tres a seis semanas antes de las últimas heladas de su área. Solo debes presionar ligeramente las semillas contra el sustrato, sin cubrirlas para facilitar su crecimiento.

Durante esta etapa, las semillas de bergenia llegan a requerir de luz solar para germinar. Si no puedes proporcionar la suficiente luz solar, puede ser necesario la instalación de unas bombillas fluorescentes o luces de crecimiento.  También es importante saber que esta planta puede germinar mejor en temperaturas que oscilan entre los 21 a 24 ºC.

El riego durante la germinación se debe hacer con el fin de mantener el suelo húmedo, pero sin causar encharcamientos. Las semillas germinan pasadas las tres a seis semanas. El trasplante al aire libre se realiza cuando el riesgo de heladas ha pasado.

La Bergenia prospera mejor en una parte sombreada, pero que se encuentre al aire libre; la sombra durante la tarde es especialmente importante en climas muy cálidos. El espacio que se puede dejar entre cada planta es de 15 a 18 pulgadas.

¿Se puede sembrar en macetas?

Las plantas de bergenias pueden ser sembradas en contenedores, siempre que se mantenga en un sustrato húmedo. Si bien crece mejor en lugares soleados y con sombra, debes saber que su floración es más impresionante en un suelo rico y fértil, aunque la poca fertilidad mejora el follaje.

Cuidados y problemas comunes de la bergenia

Si bien es una planta resistente, prefiere crecer en terrenos húmedos con un excelente drenaje y sombra parcial. Incluso puede tolerar el suelo seco, pero no el calor extremo, especialmente, el sol intenso de la tarde. El sol intenso de la tarde puede producir quemaduras solares, produciendo un color amarillo en su follaje, además de su secado y caída.

La bergenia puede prosperar en sombra, suelo pobre y áreas secas, donde la mayoría de plantas no pueden crecer. Sin embargo, al igual que todas las plantas puede ser propenso a plagas y enfermedades. El problema es que las camas con sombra pueden llegar a ser excesivamente húmedas, algo que la planta no puede tolerar en exceso. En estas condiciones, se hace aún más susceptible a enfermedades fúngicas y pudriciones.

Una de las afecciones más comunes en la bergenia son los hongos en las hojas debido a que crece en sitios húmedos y empapados. Algunos de los síntomas son la aparición de manchas foliares, el marchitamiento y la decoloración del follaje. Se puede prevenir los hongos manteniendo un suelo bien drenado, evitar mojar las hojas y no colocar objetos que impidan la fluidez del aire.

Las áreas húmedas también pueden producir la aparición de caracoles o babosas. Animales que consumen la planta y que se notan por la aparición de mordidas en las hojas. Un consejo a tener en cuenta es limitar el mantillo ya que su uso les proporciona un escondite húmedo y seguro. También es importante mantener el área limpia de otros restos de plantas. Espolvorear tierra de diatomeas alrededor de bergenia y otras plantas puede ser efectivo para combatir estos problemas.

También te puede gustar

Suscribete

Ingresa tu E-mail y recibe nuestras ultimas actualizaciones

Únete a otros 446 suscriptores

Más Artículos similares

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduzca una dirección válida de correo electrónico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú