Aristoloquia – Aprende a cultivar y cuidar estas plantas trepadoras

La Aristolochia, también llamada aristoloquia o candiles, es un género de plantas que destacan por gozar de usos medicinales, pero, que llegan a ser igual de apreciadas por sus dotes ornamentales. Llegando a ser utilizada en algunas partes del mundo para cubrir muros y glorietas. Si tienes pérgolas decorativas, las plantas de candiles son ideales para decorarlas. En este artículo conocerás los factores más idóneos para el cuidado y cultivo de esta planta con fines decorativos u ornamentales.  

El género aristoloquia cuenta con numerosas especies, tanto herbáceas como arbustivas, solo algunas de ellas se usan con fines ornamentales; otras crecen en un hábitat selvático y otro grupo son de tipo curativo.

Es necesario conocer que algunas de estas especies suelen producir un olor poco agradable, siendo conveniente que se ubiquen en zonas donde se pueda disfrutar de la belleza de sus flores, pero sin tener que mantenernos perturbados por este «detalle».

Características generales de la aristoloquia

Las aristoloquias son trepadoras, hallándose diseminadas por todo el mundo y creciendo bajo diferentes climas. Son especies generosas, cuando se cultivan para cubrir paredes o muros de grandes jardines o enrejados.

Estas plantas poseen características especiales en sus flores, tienen un fuerte aroma que atrae a los insectos polinizadores, quienes resbalan en la corona cerosa, quedando atrapados en el tubo floral, donde no pueden salir por la presencia de pelos que actúan como barrera. Solo hasta que la flor haya sido fecundada, con el marchitamiento de la flor, el insecto prisionero puede salir a fecundar más plantas.

Las hojas son acorazonadas y ovaladas, pecioladas y enervadas. Los tallos son arbustivos, pero no leñosos (aunque algunas especies grandes pueden tener tallos leñosos), firmes y resistentes.

Las flores están formadas por un pétalo ancho, de diferentes colores, dependiendo de la especie. Posee una corola larga de tipo tubular. Hay especies que tienen flores pequeñas, otras medianas y otras muy grandes.

Factores de cultivo de Aristolochia

Los factores de cultivo a tener en cuenta con las plantas de la aristoloquia son simples.

Clima, Iluminación y Ubicación

Estas plantas son de ambientes cálidos y requieren protección en climas fríos. Las temperaturas deben ser superiores a los 20 grados centígrados para mantener una planta saludable, no tolerando temperaturas invernales menores a los 5º C.

La aristoloquia no necesita estar a pleno sol, sino en una ubicación semisombreada, especialmente en el verano. Si vives en una zona con inviernos fríos, puedes desenterrar estas plantas para colocarlas en macetas y trasportarlas a interiores, en un lugar protegido de las heladas y la nieve.

Suelos y Riego

El riego del suelo debe ser abundante en verano, menor en la primavera y mínimo durante el otoño y el invierno, siempre evitando los excesos. Una manera de conocer si tu aristoloquia requiere de riego es introduciendo un palillo y observar si la capa interna del sustrato está seca.

Prefiere los suelos de buen drenaje, ligeros y abonados orgánicamente. Si puedes agregar una capa de mantillo te ayudará a un mejor desarrollo, ya que permite mantener la humedad en los suelos.

Abonado

Se realiza cada año a mediados de la primavera. Es importante darle abono orgánico que este hecho base de estiércol o compost. También puedes utilizar algún abono químico rico en nitrógeno.

Poda

La aristoloquia, al ser una planta trepadora, es importante podarla para mantener controlado su crecimiento. Se tiene que eliminar aquellas ramas que crezcan por donde no queremos, guiándolas en todo momento a que trepen por el tutorado que hayamos construido para ella.  La poda se puede realizar a finales del invierno, cortando un tercio de su tamaño.

Otro factor importante a conocer es que, si queremos que sea una planta espesa, en lugar de ancha, debemos despuntar los ápices vegetativos una o dos veces al año. Este corte ayudará a estimular el crecimiento de aquellas ramas laterales.

En lo que respecta a la poda, es importante utilizar materiales que estén limpios y desinfectados

Tutorado

Esta planta requiere de la construcción de un sistema de tutorado.

¿Cómo reproducir o multiplicar la aristoloquia?

La planta de candiles se puede reproducir mediante el uso de semillas o esquejes. Sin embargo, la manera más eficaz, es cubrir una parte del tallo que está unido a la planta con tierra para permitir que desarrolle raíces.

Esquejes

Si vas a reproducir por esquejes, puedes utilizar los tallos obtenidos de la poda o puedes cortar tallos saludables. El esqueje debe cortarse da manera oblicua por debajo del nudo y tener una altura aproximada de 10 centímetros. Se plantan en macetas, cubriéndola completamente con un plástico, evitando que entre en contacto con la plántula, cuidando de abrir la bolsa una vez al día. Una vez aparezcan las hojas definitivas puedes llevarla a su ubicación definitiva.

Semillas

En caso de querer reproducir por semillas, deberás adquirir las semillas de la aristoloquia en viveros para adquirir la planta que quieres tener. Estas se cultivan a una temperatura controlada de 18 grados centígrados, ideal para el rendimiento de semillas bajo un sustrato abonado.

Plagas y enfermedades de la Aristolochia

Están son plantas que no están sometidas especialmente a ningún tipo de plagas ni de enfermedades. Candiles solo requiere condiciones adecuadas de vida.

Principales especies de Aristolochia

Aristolochia clematitis

Una especie muy extendida y más pequeña es la Aristolochia clematitis, muy típica de regiones mediterráneas, pero muy bien distribuidas en los 5 continentes. Sus rizomas son reptadores subterráneos perennes. A partir de un año comienza a formar bien la parte aérea. Las hojas de esta aristoloquia son pecioladas y cada tallo puede alcanzar una altura aproximada de un metro. La flor típica, de olor fuerte, parece una pipa y es en donde se realiza la fecundación.

Aristolochia gigantea

Una especie de candiles que llama mucho la atención es la Aristolochia gigantea, que es una planta verde, cuyos tallos pueden llegar a medir unos 10 metros de longitud. Llama la atención de esta planta el tamaño de la flor, que es enorme y realmente bella.

Aristolochia elegants,

Otra especie interesante en la Aristolochia elegants, originaria de zonas cálidas y selváticas. Es una planta trepadora cuyos tallos alcanzan los 3 metros de longitud y las flores son grandes y unitarias, llegando a medir unos 10 cm de ancho.

Share on: