Araña roja – ¿Cómo combatir o repeler esta plaga de nuestro huerto?

Son muchos los insectos que llegan a ser peligrosos para nuestro cultivo, incluyendo las moscas blancas, ácaros y pulgones. Plagas que pueden causar enormes daños, problemas que se pueden transformar en enfermedades fúngicas letales. Uno de estos insectos problemáticos es la araña roja, ácaro tetraníquido que conoceremos en esta nota, además te brindaremos información para tratar y prevenir esta plaga.

Aprende como prevenir o combatir la Araña roja

La araña roja es común de ver cuando las condiciones climáticas son favorables, climas fríos, especialmente durante la primavera o el otoño. Esto empeora si tenemos plantas vulnerables a esta especie, como las azaleas y las camelias, o mantenemos un cuidado deficiente. Conozcamos sobre las características de la araña roja, así como su modus operandi; y así poder prevenir enfermedades letales en nuestras plantas.

Características de la araña roja

La araña roja, al igual que la mayoría de plagas, encuentra su mejor alimento en la savia de las plantas. Sustancia que permite la fotosíntesis, crecimiento y fortalecimiento de la planta.

Al tiempo que las arañas rojas se alimentan, se pueden encontrar manchas amarillentas en las hojas, evidencia clara de una reducción de savia en su estructura. Estas manchas pueden ser pequeñas al comienzo, pero que, a medida que se reproducen, crecerán. También se notará una apariencia polvorienta en la parte inferior de sus hojas.

Las arañas rojas crean telarañas para saltar entre diferentes plantas, volviéndose rápidamente en todo un reto para nuestro jardín.

Estos ácaros se caracterizan por su color rojo, pero con el detalle de ser minúsculos. Se pueden observar a detalle utilizando una lupa, midiendo aproximadamente 0,5 mm en su etapa adulta. Al ser una población abundante, se les aprecia mejor debido a que forman una especie de manto rojo en la parte posterior de las hojas.

¿Cómo localizarla?

La araña roja se localización en el envés de las hojas, donde se alimentan de la savia, debido a la mayor facilidad que tiene su aparato bucal para extraer su alimento. Es por esta razón que llega a ser sumamente importante revisar los enveses de las hojas para localizar esta plaga.

Una vez la araña roja está bien instalada suele notarse numerosas manchas amarillentas. Si bien su acción solo debilitará las plantas, las lesiones producidas las hace propensas a los hongos, enfermedad que puede ser letal. Entre las muchas enfermedades fúngicas que puede producir, se puede destacar la antracnosis debido a su gran letalidad.

¿Cómo prevenir la araña roja?

El jardinero siempre es el responsable de lo que pueda suceder con alguna de sus plantas, por lo que debe repasar los cuidados que ha mantenido, buscando fallas o vulnerabilidades. Algunas de las practicas que pueden hacer propensa a nuestra planta incluyen el uso excesivo o escaso del agua, el elevado uso de abono líquido, déficit de luz solar, problemas de pH, entre otros.

Una vez corregido las malas prácticas, corresponde mantener una vigilancia en todas las plantas del huerto. De esta forma, al encontrar un insecto, como la araña roja, se puede remover manualmente de los enveses, previniendo que se reproduzcan hasta formar una colonia.

Tu objetivo primordial no debería ser eliminar a una o miles de arañas rojas, sino mantener la integridad y vida saludable de tus plantas. Llegando a ser importante, en lo posible, evitar el uso de insecticidas u otros productos químicos debido a su agresividad, eliminando la plaga junto con parte de la salud de tu planta. Es por esta razón que la prevención es un trabajo muy importante.

Eliminar las arañas rojas

La mejor manera para controlar, aparte de natural, es mediante el uso de depredadores naturales, como la Neuroptera verde y las mariquitas. Depredadores naturales que puedes encontrar en sitios web y centros de suministros de jardinería.

También puedes usar pesticidas para eliminar esta plaga, sin embargo, se recomienda el uso de jabones y aceites insecticidas en lugar de insecticidas químicos. Sin embargo, no debes usar pesticidas en lugares donde previamente hayas puesto sus depredadores naturales.

La elaboración de aceite de Neem o el uso del jabón potásico, son algunas de las fórmulas amigables que se pueden recomendar, si te ves obligado a combatir una plaga aparentemente incontrolable.

De todas maneras, se debe mencionar que la mejor manera de eliminar estos ácaros rojos es prevenir su aparición. Un riego adecuado también ayudará a mantener alejados a los ácaros rojos debido a su preferencia a los ambientes muy secos.

Acerca Jose Luis Tucto

Ingeniero Agricola egresado de la UNPRG